Quinto Día Online
25 de Mayo del 2017

Viernes de un Andariego

Viernes de un Andariego

Viernes de un Andariego

Olmedo Lugo

 

 

Por las cosas tan recurrentes que todos estamos viendo, muy poco risueño se presenta el futuro que les espera a todos los validos del régimen y sus entornos más allegados. Las noticias se mueven con inusitada celeridad y buena parte de ellas hablan de los severos contratiempos e incluso de algunos desmanes públicos donde se observa a esos privilegiados, en innegable posición de protagonistas. Altos funcionarios del gobierno, representantes diplomáticos, figurones ligados a los negociados del Estado, o simplemente hijos o parientes de los personajes que de alguna manera han prestado sus concursos para la demolición del país moderno que alguna vez llegamos a tener, figuran en el grueso listado de individualidades que por el solo hecho de ser identificados por cualquier particular que conozca la enorme protuberancia de la tragedia que vivimos, se convierta de inmediato en recipiendario del desprecio e ira que anidan en los corazones de todos los que nos hemos convertido en víctimas de sus inacabables desmanes. Es claro que en nuestro vecindario ese enorme muestrario de reproches y desagrados, a ratos encuentra muros de contención en las gavillas armadas que suelen brindarles compañía cuando se atreven a visitar algún establecimiento comercial o de bebidas espirituosas, pero en cualquier caso se perciben fácilmente los atisbos de resquemor y rechazo a sus abyectas presencias.

 

-De cualquier manera –lo dice el amigo- los medios de comunicación, y sobre todo las redes sociales, se han encargado de difundir profundamente los desarrollos de tales incidentes y en los que nunca faltan los figurones comprometidos con el régimen o los descendientes o parientes suyos.

 

Por supuesto que todo apunta hacia los difíciles escollos que, en un futuro cercano -será más temprano que tarde-, habrán de desafiar esos personajes cuando encaminen sus rumbos hacia los lugares que seguramente han destinado para encontrar un abrigo y sosiego que les resultará muy difícil. Y es que ellos, los “hombres nuevos” y “revolucionarios” de pacotilla, que son tan adictos al dinero fácil y que por ello roban a manos llenas, no pueden ni tampoco podrán, disfrutar de tanta riqueza acumulada.

 

-Todos ellos –se alarga la conversa-, y particularmente a los “peces gordos”, se les tiene un monitoreo permanente en el que participan los cuerpos policiales de diversas latitudes, a manera de lograr en un futuro muy cercano la repatriación de esos bienes fraudulentamente obtenidos. Muy pocos se atreven ahora a visitar un sitio de diversión y menos a poner un pie fuera de nuestras fronteras, porque le tienen un miedo cerval a las penitenciarías federales donde con toda seguridad pasarían el resto de sus tenebrosas existencias.

 

Ya nombres como el de Tarek William Saab, Mary Pili Hernández, la hija de Jorge Rodríguez y de muchos otros usufructuarios de la “revolución bonita”, andan en boca de todo el mundo. En cualquier caso el temor los invade a todos. Saben que el barco se está hundiendo y como cualquier rata intentan escapar de una justicia que finalmente llegará para el castigo de tanto latrocinio cometido.

 

La hora está cerca.