Quinto Día Online
20 de Octubre del 2017

Cambio Climático

Venezuela: seamos tercos para impulsar el turismo

Venezuela: seamos tercos para impulsar el turismo

Especialistas dijeron que como actividad económica, el turismo genera divisas duras

 

Propusieron que el país “ajuste las velas” con decisión en el sector organizado para inducir la voluntad política de los tomadores de decisiones

 

 

Alba Marina Gutiérrez

Cofundadora de PeriodismoCC

@Albamarinavzla

 

 

Con la imagen negativa que actualmente tiene Venezuela como destino turístico, “donde la única misión que ha rendido frutos es la misión destrucción; con estados militarizados como el estado Bolívar; aislados del mundo sin líneas aéreas y –también- aislados internamente porque no tenemos casi vuelos nacionales; en un país así, solo la terquedad puede hacer del turismo una opción rentable. Entonces que la terquedad sea nuestra mayor virtud para que el turismo salga adelante, porque es la única fuente de divisas más viable que tenemos”. Con esta reflexión Valentina Quintero movilizó al numeroso público que asistió al foro “Turismo Sostenible: ¿la gran oportunidad para Venezuela?” en Jardines Ecológicos Topotepuy (www.topotepuy.com).

 

El evento reunió una importante representación del sector turístico en el país, entre operadores, empresarios, estudiantes, investigadores y comunicadores sociales dedicados a la difusión de esta materia.

 

Fue organizado en alianza con Ahete (“acercarse” en lengua yanomami), organización sin fines de lucro que opera como una red de turismo sostenible; conformada por profesionales que aspiran “convertir a Venezuela en un destino de turismo sostenible, confiable y productivo”. (www.ahete.org).

 

La actividad formó parte de la agenda que Topotepuy mantiene desde el año 2012, para atender las señales de Naciones Unidas en torno a temas de su interés como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 

2017 fue designado por la ONU, Año Internacional del Turismo Sostenible y le llegó el momento al turismo en Venezuela.

 

Este foro “nos inspiró para continuar, porque –como dijo Valentina- somos unos tercos, e insistiremos para tener una Venezuela pujante a partir del turismo sostenible. Este espacio fortalece nuestro compromiso con el país. Creemos en Venezuela, por eso tenemos que darle la oportunidad que no le hemos dado al turismo”, dijo Cury Bottome de Jardines Topotepuy.

 

Asimismo, dedicó este foro a Peter Bottome, quien falleció recientemente, a quien describió como visionario y emprendedor, que siempre creyó en el turismo como vía para desarrollar a Venezuela.

 

Las ponencias

Revelaron que es el momento propicio para impulsar el sector turístico con visión de sostenibilidad, donde las variables: social, económica y ambiental tienen el mismo peso, y juntas son imán para atraer divisas.

 

Ricardo Fuenmayor, arquitecto paisajista de Topotepuy con más de 30 años de experiencia explicó que “el turismo sostenible es una nueva oportunidad de desarrollo para el país”.

 

Subrayó sobre la necesidad de educar para el desarrollo sostenible, para comprender su alcance y en qué consiste el rol de ciudadano. Asimismo, demostró cómo la misión de Topotepuy encaja con este concepto.

 

Dijo que “el turismo sustentable consiste en tratar con responsabilidad los recursos naturales, conocer su población y cultura y saber emprender de manera inteligente para conservar ambos y elevarlos a los niveles que les corresponde dentro del mundo y hacerlos visibles al resto de la humanidad”.

 

Álvaro Montenegro, productor multimedia y conductor del programa de radio y televisión “Los Viajes de Montenegro” también estuvo presente. Su presentación aterrizó en el auditorio la variable económica, y entre cifras e indicadores explicó la importancia del elemento menos verde, para ver al turismo como factor clave del desarrollo sostenible del país.

 

Dijo que “el turismo es gente atendiendo gente: genera empleo decente y divisas en abundancia; por eso es un factor clave en el desarrollo. Pero, además, el turismo es gente conociendo gente: es proveedor de paz, de bienestar social, mejora al mundo y al país”.

 

La Organización Mundial del Turismo (OMT) proyecta que para 2030 unas 1.800 millones de personas viajarán de un país a otro.

 

“Para recibirlos debemos revertir la imagen que tenemos; ¿cómo? empoderando a las comunidades receptoras de turistas, creando empleos decentes, reduciendo la pobreza y haciendo uso eficiente de los recursos, además de garantizar la seguridad física y comercial para el turista y buen servicio y promoción en los mercados emisores. También, mejorar carreteras y medios de transporte”.

 

Jaime Bautista, fundador del Programa Andes Tropicales (PAT), planificador turístico, experto en desarrollo turístico comunitario y naturalista describió cómo el turismo comunitario ofrece “alternativas sostenibles para un mejor futuro en los medios rural e indígena”. Su tarea es mostrar los productos que definen la oferta de este tipo de turismo. “La sostenibilidad es el reto y la meta”.

 

Con dominio, conocimiento del tema y humildad, tocó la fibra del auditorio y emplazó a los presentes: “Este es un gran compromiso, en una situación de crisis, con un turismo colapsado, tenemos muchas ganas de trabajar, de dejarnos de quejar, de evaluar nuestra realidad y generar esas transformaciones de adentro hacia afuera”.

 

Propuso “actuar con sinergia y ser sistémicos. El turismo no es para trabajar solos, no podemos seguir aislados y sumidos en un gran esfuerzo, porque lo macro nos arropa y abruma”.

 

Bautista está convencido que “el turismo como actividad económica se nutre en muchas ciencias y profesiones” para validar el paquete que se le ofrece al turista.

 

Esteban Torbar, de Fundación Eposak explicó que desde hace 7 años promueven el desarrollo sostenible en comunidades que son únicas, remotas y de gran potencial turístico. Conectan a los turistas con la realidad de esas comunidades para que éstos se conviertan en actores de ese desarrollo.

 

Mostró testimonios de líderes que mediante el turismo local se catapultaron y hoy son referentes y orgullo en sus familias y comunidades.

 

Alberto Blanco, de Grupo Explora presentó su experiencia en ecoturismo y aseguró que esta demanda está creciendo porque “el turista está cansado del turismo convencional”.

 

Explicó que el ecoturismo es un turismo “muy especializado, que enseña, beneficia a las comunidades locales y a la conservación de la naturaleza. Promueve visitar sitios remotos y experiencias nuevas que le permiten al turista interaccionar con las comunidades locales y la fauna del lugar”.

 

Oscar Shariff de Viaja Verde disertó sobre turismo ecológico y sus oportunidades “en el equilibrio perfecto que ofrece la sostenibilidad, que es responsabilidad del prestador de servicio y del viajero”.

 

Recordó que el turismo representa 20% de la actividad económica mundial y que actualmente es el 1% del PIB de Venezuela.

 

Destacó que en el turismo ecológico es clave la cooperación internacional, alianzas y un marco legal que incorpore la visión del desarrollo sostenible, señalando que “la reforma de la Ley Orgánica de Turismo está armada y en borrador para presentar a la AN”.

 

Shariff sugiere “ajustar las velas” con una política de Estado enfocada en el desarrollo del turismo como prioridad, basado en educación, seguridad y apertura económica.