Cambio Climático

Venezuela podría perder su último glaciar

24 noviembre, 2017 | 12:00 am

Científicos dedicados a los glaciares, se respaldan en estudios y las comunidades para develar el futuro del glaciar del Pico Humboldt, en Mérida

 

 

Alba Marina Gutiérrez

Cofundadora de PeriodismoCC

@Albamarinavzla

 

 

Un artículo publicado en GlacierHub, sitio web del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, alerta sobre el riesgo de que Venezuela pierda su último glaciar.

 

El trabajo fue escrito por la magister en ciencias ambientales, Amanda Evengaard: “Venezuela solía tener cinco glaciares. Hoy, solo queda uno. El último glaciar en Venezuela, el glaciar Humboldt, está a punto de desaparecer”.

 

Citó a The Economist: el glaciar del Humboldt está “reducido a un área de diez campos de fútbol, la décima parte de su tamaño hace 30 años. Desaparecerá en una o dos décadas”.

 

Evengaard, sentencia: “Una vez que Venezuela pierda el Humboldt, se convertirá en el primer país de la historia moderna en haber perdido todos sus glaciares”.

 

El glaciar podría desaparecer por completo en diez o veinte años, “y los científicos han expresado la importancia de estudiar el glaciar en sus últimas etapas. Sin embargo, la crisis política y económica en Venezuela hace que sea difícil estudiar el glaciar”.

 

En el pasado, los estudios han demostrado cómo el rápido retroceso de los glaciares afecta el ciclo del agua en las cuencas dependientes de los glaciares, lo que cambia la regulación y disponibilidad del agua. Por lo tanto, la desaparición del glaciar Humboldt tendrá un impacto en las comunidades locales, a medida que cambien la estabilidad y el suministro de agua para la agricultura.

 

Walter Vergara, especialista forestal y climático enfocado en la Iniciativa de Restauración Global en América Latina, dijo: “Esta es una tragedia que debe destacarse como una consecuencia más del comportamiento irresponsable en las economías de energía intensiva”.

 

Carsten Braun, director de la facultad en la Universidad Estatal de Westfield en Massachusetts realizó un trabajo de campo glaciológico en el glaciar Humboldt en 2009, 2011 y 2015.

 

Braun explicó que hace varios años el trabajo de campo era limitado. La tarea realizada “consistió principalmente en un estudio GPS del margen de hielo, más algunas observaciones cualitativas básicas”.

 

Debido a la crisis en Venezuela, el glaciar Humboldt actualmente solo se está estudiando a través de teledetección/satélites.

 

Braun recomienda “un estudio estándar de balance de masa y energía de los glaciares. Asegura que sería factible y proporcionaría algunos datos básicos importantes sobre el glaciar y sus interacciones con el ambiente”.

 

Destaca el artículo que “si bien algunas variables, como la cobertura de hielo y el reflejo de la radiación solar, se pueden estudiar a través de satélites, otras estarían mejor determinadas si los científicos pudieran medirlas en el campo”. Otras variables son la profundidad de la nieve y el hielo, los gradientes de temperatura en el glaciar y la precipitación.

 

“El glaciar -probablemente- desaparecerá en el futuro cercano, y lo único que quedará será su impacto geomorfológico/evidencia en el paisaje, así como pinturas, fotografías y recuerdos de la gente”, dijo Braun.

 

Ángel Muñoz, investigador postdoctoral en el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI), en la Universidad de Columbia y la Universidad de Princeton, agregó que muchos factores impiden la investigación científica en Venezuela.

 

Economía impide estudios científicos

“La situación económica en las universidades, los centros de investigación y en el país en su conjunto, incluido el crimen y la fuga de cerebros, son solo algunos de los factores que hacen imposible que los científicos locales avancen en muchos campos”, aseguró Muñoz.

 

Teniendo conocimiento de primera mano de estas dificultades, como resultado de sus actividades de investigación en el Centro de Modelamiento Científico de la Universidad del Zulia (LUZ), el científico agregó “que estas barreras se extienden a campos tan críticos como los estudios ambientales y de ecosistemas, que impactan directa e indirectamente sociedad venezolana”.

 

Además, explicó que “la tasa precisa de contracción de los glaciares se debe a la interacción del cambio climático y la variabilidad natural. Solo a través de investigaciones bien conducidas e interdisciplinarias sabremos si hay alguna posibilidad de que los glaciares vuelvan en el futuro, o si los están perdiendo para siempre. Sin embargo, sigue siendo importante estudiar los cambios glaciales para los beneficios sociales y científicos”.

 

Cuando un glaciar desaparece “reduce la disponibilidad de agua potable; cambios en los patrones atmosféricos que controlan la lluvia y las temperaturas; y una reacción en cadena de impactos a los ecosistemas circundantes, que podría afectar la disponibilidad de alimentos para humanos y otras especies”.

 

El glaciar del Pico Humboldt se encuentra dentro del Parque Nacional Sierra Nevada de Mérida. Su punto más elevado se encuentra a 4.942 metros.

 

Amplíe vía glacierhub.org y sígalos en Twitter vía @GlacierHub.

 

 


 

Epsica. Jornadas seguridad. Taller sobre “Prevención y control de emergencias y desastres”. Será el 30 de noviembre. Ofrecerán temas de vanguardia, nuevas tecnologías, gestión de riesgo en áreas como: control de incendios, rescate y materiales peligrosos, entre otros. Amplíe vía info@epsica.com.

 

Verde la Tierra. Invita al taller “Una nueva cultura de prácticas sostenibles, ambiente y ciudadanía”. Sábado 2 de diciembre, Ateneo El Hatillo. Confirme asistencia mediante el correo: info@verdelatierra.

 

Citeci. Curso “Ingeniería Sísmica Forense: casos y lecciones”. La agenda temática comprende: sismorresistencia, vulnerabilidad sísmica de viviendas, obsolescencia o ausencia de normas, entre otros. Fecha: 4 al 12 de diciembre, sede de Centro Plaza en Los Palos Grandes. Amplíe información vía citeci@gmail.com.

 

Agenda Clima en Lechería. Jóvenes profesionales y estudiantes de la capital del municipio Diego Bautista Urbaneja, del estado Anzoátegui, se capacitaron en liderazgo para el desarrollo sostenible local, con énfasis en cambio climático. El curso se realizó en la Maison de la France; y tuvo como anfitrión al cónsul honorario de Francia, Pascal Toggwiler. La actividad estuvo enmarcada en la agenda de cooperación cultural que desarrolla la Embajada de Francia en Venezuela.