Quinto Día Online
13 de Diciembre del 2017

Destacada

Venezolanos acuden al bitcoin para producir dólares

Venezolanos acuden al bitcoin para producir dólares

Expertos alientan a que las personas investiguen y analicen cualquier método de pago virtual antes de realizar una inversión

 

 

María Castaños @mariivi__18

 

Oswin J. Barrios @oswinjoses

 

 

La moneda digital asiática conocida como bitcoin ha tenido un 2017 positivo en términos económicos, lo que ha llevado que países como Japón y Corea del Sur la adoptaran como método alternativo de pago comercial. El negocio ha llegado a oído de los venezolanos, que viendo mermado su poder adquisitivo, buscan otras formas de conseguir dinero extra. Entre estas, han cobrado auge las criptomonedas, que se proponen como una moneda descentralizada, es decir, que no es controlado por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa.

 

El bitcoin es una criptomoneda, o código cifrado (serie de datos ocultos) que no pueden ser interpretados por quienes no tienen una clave. Para obtener esa contraseña se necesita descargar un determinado software que resuelva millones de complejas ecuaciones, a fin de obtener una combinación de 64 dígitos, proceso conocido como ‘minería virtual’. Cuando el cifrado es correcto, se adquiere un paquete de 25 bitcoins. Generalmente, sólo se logra interpretar una porción del código, en estos casos se gana una fracción de bitcoin.

 

Tomas Socías, analista económico, explicó que desde el 2003 existe en Venezuela un control cambiario, que junto a la regularización de precios se hizo cada vez más rígido e inflexible, “poniéndole un freno a la producción nacional, al crecimiento del país y el desarrollo de las empresas. De tal manera que ahora no se generan empleos suficientes para que la población enfrente la inflación, lo que ha motivado este tipo de prácticas”, detalló a Quinto Día.

 

De acuerdo con Gustavo Flores, facilitador del curso “Minería Virtual” a través de su página en Instagram @mineria.virtual, se requieren aproximadamente de 5 a 6 meses para descifrar completamente una criptomoneda, “dependiendo del equipo que se use. Hay muchos tipos de máquinas, entre las que se encuentran ordenadores RIG (plataformas o equipos de minería)”, estos además de interpretar el código de la criptomoneda, pueden desempeñar diferentes actividades, como por ejemplo, diseñar.

 

Flores asegura que si se quiere ingresar en el negocio debe invertirse 5 dólares equivalentes en bolívares. También es elemental que el usuario cuente con electricidad e internet, además de cursos para comprender a fondo todos los aspectos para obtener criptodivisas.

 

Asimismo explicó por qué en el país la minería virtual es un negocio factible para generar dinero extra con poco esfuerzo. “Al ser económico el servicio eléctrico, las máquinas pueden producir más bitcoins. Por el contrario, en otros países el servicio puede llegar a ser costoso, haciendo que el negocio no sea del todo rentable. Tenemos la ventaja de que nuestra electricidad es barata, y en relación con el internet tampoco presentamos inconvenientes, porque lo único que se necesita es que la conexión sea estable, aunque últimamente la red se ha visto afectada en cuanto a la conexión de internet. Sin embargo, aún es bueno minar aquí”.

 

Flores señaló que los usuarios deben crear un wallet, o monedero electrónico, ya que con ello es posible guardar el dinero obtenido del proceso virtual, siendo los monederos más seguros los llamados Coinbase, Blockchain e  IQ Option.

 

Aspectos legales

Aunque en el país no existe una ley que prohíba la práctica de la minería virtual, existen muchas dudas sobre si la obtención de bitcoins puede realizarse sin tener alguna consecuencia legal, ya que se han producido detenciones en algunas zonas del territorio nacional, donde se incautaron computadoras dedicadas esta actividad, como una reciente en Carabobo.

 

El abogado Rubén Guía, director del Centro de Investigación y Promoción de Cultura Jurídica (Cipcj), explicó que la minería virtual es lícita. Del mismo modo, recomendó investigar antes de invertir en criptomonedas o en cualquier otro sistema de pago digital, ya que siempre habrá quien haga usos ilícitos en cualquier mercado, sin que ello signifique renegar de este tipo de alternativas.

 

El abogado recordó que en los Estados de Derecho, para que una conducta sea ilegal, debe ser sancionada y promulgada por el órgano legislativo, que en el caso venezolano le correspondería “a la Asamblea Nacional y a ningún otro órgano. No puede el Ejecutivo o un grupo de personas que dicen asumir el poder ‘originario’, legislar contra el bitcoin, ya que se encuentra amparado por el derecho a la propiedad (art. 115), a la libre empresa (art. 112) e incluso, al libre desarrollo de la personalidad (art. 20 de la Constitución)”.

 

Guía consideró que desde el punto de vista jurídico, este sistema ofrece dos grandes oportunidades: “La primera, es la reafirmación de la soberanía individual, donde cada uno de los miembros de la sociedad determinan por sí mismo qué es lo más conveniente para su vida, teniendo como límite el derecho de los demás miembros, y que no sea el Estado quien determine qué es lo bueno y lo malo en todos los aspectos de la vida individual”, explicó el penalista.

 

La segunda, es la oportunidad que tienen las personas de pactar las reglas de sus intercambios, sin la necesidad de acudir al Estado a solicitar su permiso, aprobación o cualquier tipo de control, esto se conoce como el principio de la voluntad de las partes, ya que “sería un obstáculo para el desarrollo y el emprendimiento en el país”, en palabras del abogado.

 

Ataque a las criptodivisas

Las opiniones sobre la legalidad del bitcoin son encontradas, ya que representa un sistema completamente nuevo para la obtención de divisas, diferente al resto de las propagadas por los mercados convencionales. La explicación es que la moneda tiene un sustento legal del gobierno que la elabora.

 

Para Andrea Rondón, directora del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice) en Venezuela, el bitcoin es un instrumento de intercambio de poca data, por tanto es un elemento que todavía debe perfeccionarse, “así como se cotiza actualmente alrededor de los 4 mil dólares, también ha tenido fluctuaciones con tendencia a la baja. Todavía es muy volátil porque apenas se está estabilizando, además, el sistema puede ser susceptible al hackeo”.

 

De la misma manera, Flores especificó que en este sistema la estafa es imposible, pues “la única manera de ser estafado es que uno mismo realice la transferencia, ya que no existe un banco central, que es la diferencia primordial con el bitcoin; en cambio, cuando uno realiza la trasferencia desde cualquier banco y reportas que una transferencia es dudosa o no la efectuó el dueño de la cuenta, el banco central puede devolver el dinero”.

 

De acuerdo con el especialista, “en el caso del bitcoin no existe ninguna manera que el dinero sea devuelto al wallet. Estamos hablando que cuando se realiza un moviendo a otro minero virtual, no hay forma de que la transferencia sea devuelta”. Añadió que “la única manera de realizar una estafa en este sistema de pago es mediante una publicidad dudosa, que no ofrezca seguridad y que una persona realice una operación sin estar seguro de su procedencia. Esa es la única forma en que una persona puede ser estafada”.

 

La principal manera de utilizar esta divisa es de manera electrónica, ya que existen páginas que aceptan bitcoins, como Amazon, adquiriendo tarjetas de regalo (gitf cards). “Con un bitcoin puedes gastar 3 mil 500 dólares en cualquier establecimiento que lo acepte como forma de pago. En Venezuela esto está un poco atrasado, porque nosotros tenemos un control cambiario que no nos permite utilizar a plenitud las criptodivisas, sin embargo sí se pueden efectuar transacciones”.

 

 


 

Criptoparrillas

 

El “Portal Grill”, restaurante ubicado en Puerto Ordaz, Ciudad Guayana, decidió darle un giro a sus servicios y convertirse en el primer establecimiento de comida en aceptar criptoactivos como forma de pago en Venezuela.

 

Para Pablo Pérez, dueño del Portal Grill, la inclusión de esta forma de pago ha tenido un resultado ganar–ganar para su negocio, ya que la comunidad que maneja las criptomonedas en el país es bastante grande, y esto le ha permitido hacer publicidad, ya que diferentes personas de la sociedad venezolana e internacional quieren conocer este establecimiento que ha incluido el bitcoin y el onixcoin en su sistema de pagos.

 

Asimismo Pérez afirmó que “esta innovación ha permitido obtener una ganancia adicional, porque actualmente el onixcoin tiene más valor que el bolívar y al tenerlo, inmediatamente estás cotizando en dólares a través del bitcoin”.

 

Ángel Salazar, cofundador de Onix Coin especificó que “si hacemos referencia a las transacciones que se realizan en bitcoin desde Venezuela semanalmente, somos el primer país en Latinoamérica, por la cantidad de dinero que se transa en el mundo del dinero virtual. Nosotros competimos contra México, que tiene 127 millones de habitantes y contra Brasil, que tiene 250 millones de habitantes”, expresó.