Quinto Día Online
22 de Noviembre del 2017

Entrevista

Vale la pena estudiar Derecho

Vale la pena estudiar Derecho

El doctor Francisco Paz, director de la Escuela de Derecho de la UCV, responde

 

Los profesores que se van y por qué

 

 

Ángel Oviedo L.

 

 

-¿Las leyes han cambiado?

Han cambiado, pero procuramos enseñar sobre el deber ser para tratar de cambiar el estado de cosas que afectan a la sociedad. Curiosamente yo les hago esa misma pregunta a mis alumnos cada primer día del año lectivo. Les digo: ¿Y por qué ustedes están aquí? ¿Ustedes creen que vale la pena estudiar Derecho? Y siempre recibo respuestas muy satisfactorias, de gente que procura el entusiasmo para construir.

 

Por ejemplo, ¿qué le responden cuando usted les pregunta si vale la pena estudiar Derecho?

Bueno, ellos siempre en el marco de los problemas que estamos viviendo consideran que estudiando Derecho pueden contribuir a que cambiemos las situaciones que no deseamos que ocurran, y siempre consigo ese entusiasmo.

 

¿Es cónsona con la administración de justicia, en este momento?

Estamos viviendo una crisis en ese sentido. Es decir, no podemos hablar de que tengamos una administración de justicia, como lo establece el desiderátum constitucional. Por ejemplo, la cantidad de jueces supletorios o suplentes que hay no es la deseada. Lo deseable sería que sean jueces que ingresen a la carrera judicial por concurso de oposición y se logre la excelencia en ese sentido. Además, hay un alto grado de permeabilidad de la política, en la administración de justicia, eso no es nuevo en el país, no digo que sea de ahora, pero es un problema que particularmente noto que se ha agravado.

 

¿Cuánto es la población de estudiantes de Derecho en la Universidad?

-Alrededor de 3 mil 800 estudiantes, pero ha fluctuado porque con esta situación, ha habido muchos retiros solicitados.

 

¿Por qué se retiran los estudiantes de Derecho?

Bueno, hay diversas razones. Hay quienes sencillamente deciden entre comer o estudiar y hay otros que están procurando irse del país. Lamentablemente, las dificultades que vivimos a diario, motivan esos retiros. Pero no son sólo los estudiantes. También estamos perdiendo a los profesores, y esa es una situación de verdad muy lamentable.

 

¿Qué porcentaje de profesores se han ido de la Escuela de Derecho?

Ahorita tenemos en curso la contabilización para precisar el número, pero es muy elevado. Pasan del 15% los profesores que están entre desertando y pidiendo permisos no remunerados.

 

¿Cómo afecta a una institución el que suspendan los concursos de oposición, la calidad?

Bueno, para de verdad hacer efectivo el derecho a la educación, consagrado en la Constitución, tiene que ser una educación de calidad y para eso tiene que existir la excelencia académica, y los concursos de oposición, son precisamente el medio adecuado para obtener esa calidad. Bueno, la asfixia económica es un viejo tema en el mundo de las universidades públicas, a tal punto que cuando el Libertador dicta los estatutos republicanos de la Universidad Central de Venezuela en 1827, una de sus preocupaciones fundamentales era garantizarle los medios económicos a la Universidad Central, para que pudiera funcionar. Ese sentimiento a lo largo del tiempo, por las vicisitudes políticas, se fue extinguiendo, y ya no hay la preocupación de procurarle los medios económicos a la Universidad, entonces estamos sitiados económicamente. Nosotros tenemos el mismo presupuesto del año 2008. Yo le puedo, por ejemplo, decir que los gastos de funcionamiento de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, que en total con sus dos escuelas tiene 4 mil estudiantes, son 97 mil bolívares mensuales, hoy en día y desde hace varios años. Eso no se ha modificado. Eso es gravísimo.

 

Aquí veo que dice que el foro de la UCV abordó este tema, de la sentencia contra la autonomía. ¿Esa es la misma sentencia de la que estamos hablando?

Correcto. Claro, en ese momento no había salido lo que se conoce como el extenso del fallo, sino que se conocía el dispositivo, ordenando suspender los concursos.

 

Y ahora salió la cuestión medular.

Sí, de ahí es que le indico que ya sabemos que el principal argumento, sería la falta de legitimidad.

 

Como docente, como profesor, como abogado, ¿qué le preocupa de su país en este momento que estamos hablando?

Bueno, yo creo que lamentablemente el panorama indica que pudiera agravarse más aún la situación que estamos viviendo.

 

¿Usted tiene hijos?

Sí.

 

¿Qué les enseña usted a sus hijos? ¿Cómo los prepara para el futuro?

Bueno, procuro enseñarles el juego ciudadano. Les enseño a tratar de ser emprendedores, buenos ciudadanos y ese es un cerco, una situación que se encuentra cercada. Entonces, por ejemplo, mi hijo mayor se fue del país y la otra quiere irse, consideran que aquí ¿cómo pueden fundar un hogar, por ejemplo? Eso es gravísimo para la juventud.