Quinto Día Online
22 de Agosto del 2017

Cartas del Lector

Una denuncia automotriz y otra bancaria

Una denuncia automotriz y otra bancaria

El presidente Maduro debería retomar de nuevo el programa de Venezuela Productiva Automotriz y debe responder qué pasó con este sistema de comprar de vehículo, ya que muchos venezolanos aún esperan la asignación de su carro. Desde el comienzo muchos fueron los guisos de este programa, que al parecer si usted no se baja de la mula, nunca va optar por un carro. La página al parecer no aparece en internet, no se sabe nada de los inscritos y lo que es peor, ya los carros están escondidos para la gente cercana al Presidente. Es una lástima, porque a según, este programa estaba dirigido al pueblo, pero a cinco años de sus creación por parte del presidente Hugo Chávez, se desvió, sin contar los taxis. Al parecer hubo una entrega antes de la Constituyente, pero tampoco estos carros llegan al pueblo. Existen proyectos engavetados en el Ministerio de Transporte, y cada domingo entregar estos carros al pueblo, al venezolano que aún padece cada día andar a pie. Yo sé quién asesora al Presidente, pero él debería darse cuenta que este programa se le fue por las manos a quienes lo dirigían. No se sabe cuántos carros se producen, si es que se producen, pero vemos en casas de militares y gente cercana a ellos con carros del gobierno. Es una lástima porque es el pueblo quien le ha dado los votos a este gobierno. Tampoco a través de gestión del pueblo dan respuesta. Uno llama y ellos sólo dicen que hay que tener paciencia. Pues cinco años esperando la asignación de carro pareciera que fuera poco. Conozco a un diputado que al terminar su periodo en la Asamblea Nacional salió con un Orinoco y una camioneta Tiger, la cual vendió. Esto es sólo una muestra. Es lamentable que ese sistema se haya prostituido, ya que lo carros no llegan al pueblo, y a lo mejor, nunca llegarán debido a los casos de corrupción, presentes en el sistema.

 

Otra problemática que me preocupa es la del Banco de Venezuela. Desde hace más de un mes los clientes del Banco de Venezuela de la ciudad de Araure, estado Portuguesa están pasando las de Caín porque la máquina que da los tickets está dañada y hasta la fecha no la han arreglado, lo que causa un caos por la cola que tienen que sufrir los clientes. Más cuando están haciendo depósitos del CLAP. No me explico cómo un banco hace un gasto tan inmenso en estas máquinas, pero cuando se dañan, al parecer su gestión no es casi inmediata. Más aun cuando los “técnicos” tienen que venir de la capital, pero lo que no es nada halagador es que este problema ya tiene más de un mes y no hay solución de manera rápida. Últimamente este banco se ha descuidado un poco en algunos asuntos, como el de prestar un servicio mejor. Claro, hay que pensar que esta agencia no está en la capital. Si así fuese, el cuento sería otro. Ojalá que mi denuncia llegue y se arregle pronto este problema, porque pasar hasta tres horas en una cola, ya se está haciendo costumbre. Es muy trabajoso, por no decir incómodo, mantener a la población de Araure en esta situación, que parece no terminar pronto.

 

Invito también al señor Presidente a que revise el programa Venezuela Productiva Automotriz.

 

 

 

 

Edward Rodríguez

C.I: 7.362.317 / (0414) 3556281

edwardrodr@gmail.com