Quinto Día Online
17 de Agosto del 2017

Índice

Un General que vino soldado

Un General que vino soldado

Fuera del país José Vicente y consumado el mal físico que se lo va a llevar al otro mundo, Gómez se entera de las malquerencias que se repiten contra el hijo, y por boca de terceros, echa a andar la especie de que como se recupera va a regresar pronto a ocupar un alto destino.

 

—Era de ver cómo el miedo andaba en las caras lívidas y en las manos temblorosas… José Ignacio Cárdenas fue el único que permaneció impasible ante la noticia. Hay que hacerle justicia: “Tenía valor”, escribió Julio Consalvi.

 

—Regresa -dijo Cárdenas a la señora de Andrade- y lo que es peor, autorizado por el General. Se va a descomponer esto…

 

Pero José Vicente no vino. Nunca se autorizó su regreso sino ya cadáver, por lo cual la gente repetía:

 

—José Vicente se fue General y vino soldado…

 

Al legar el ataúd, el viejo Gómez se asoma a verlo y se desencaja. Al observar que lo miran los circunstantes, camina erguido agarrado de su bastón, comentando para que todos oyeran:

 

—¡Quedó igualito…!