Quinto Día Online
22 de Noviembre del 2017

Índice

Un cuento chimbo

Un cuento chimbo

Los resultados del deterioro nacional en nueve años de Cipriano Castro, será el gobierno de Gómez, fiel expresión además del esquema internacional diseñado por las potencias europeas y los Estados Unidos.

 

La dictadura abre sus fauces en el año 1913, cuando las clases dominantes del país arriban a la conclusión de que a los caudillos debe cerrárseles el paso, y continuar Gómez al frente del Estado. La explotación petrolera y la Primera Guerra Mundial se van a encargar de asentarlo en Miraflores.

 

Pero veinte años más tarde, una crisis se acelera en el mundo occidental, a la que Venezuela –minúscula parte del conjunto—se suma, apareciendo en 1928 dos insurgencias: una estudiantil y otra militar—la última de jóvenes oficiales egresados de la escuela instalada en La Planicie—. Los primeros sueñan con una romántica libertad, y los segundos insurgen contra la cerrada estructura gomecista.

 

Muchos estudiantes del 28 están en las cárceles en 1929, cuando ocurre la invasión de Delgado Chalbaud, y los alzamientos de Borges y José Rafael Gabaldón. Gómez les dice a los familiares de los universitarios presos:

 

—¡Como son las cosas!, de no haber estado encerrados, seguro que se hubieran sumado a la invasión, y estarían hoy muertos… De modo –concluyó—, que gracias a las medidas que les apliqué, afortunadamente están vivos…