Internacionales

Trump ordena “endurecer” vetos migratorios luego del atentado

3 noviembre, 2017 | 12:00 am

El terrorismo golpea nuevamente a New York

 

El presidente de los Estados Unidos responsabilizó al sistema de visados implantados por la administración demócrata, como la llamada Lotería de Visas, de la entrada de terroristas a EE UU

 

 

Oswin J. Barrios

@oswinjoses

 

 

Este martes, un hombre que conducía una camioneta rentada arremetió en Nueva York contra las personas que circulaban por la ciclovía ubicada en el barrio Tribeca, de Manhattan, a tres cuadras del Freedom Tower, construido después de la destrucción de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001. El atacante, identificado como Sayfullo Saipov, de 29 años, mató a 8 personas, de las cuales 5 eran de nacionalidad argentina y uno belga. Entre las víctimas se registran 12 heridos.

 

Según Daniel Nigro, comisario del cuerpo de bomberos, “la cifra de fallecidos puede aumentar, porque los heridos están en situación crítica”.

 

Sayfullo Saipov avanzó al volante de una camioneta alquilada de Home Depot, a lo largo de la ciclovía, por una distancia equivalente a 14 manzanas (mil 280 metros), antes de chocar contra un pequeño autobús escolar. El caos y los disparos de la policía provocaron pánico en el vecindario, donde la gente gritaba aterrorizada. La calle quedó regada de bicicletas destruidas y cuerpos, que fueron rápidamente cubiertos con sábanas.

 

El conductor fue baleado en el abdomen por la policía, después de salir del vehículo, empuñando lo que resultaron ser pistolas falsas en cada mano y gritar “Allahu Akbar”. De acuerdo con las autoridades, Saipov fue operado y se encuentra en condición crítica, pero se prevé que sobrevivirá.

 

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que se trató del ataque de un “lobo solitario” y que no había evidencia que indicara que era parte de un complot.

 

En la camioneta se halló una nota en la que decía haber actuado en nombre del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). Hasta el cierre de esta edición, el grupo terrorista no ha asumido el ataque.

 

Un “amistoso” conductor de Uber

El hombre, acusado de matar a 8 personas en Manhattan, trabajó como taxista de Uber, una empresa internacional que provee a sus clientes una red de transporte privado, mediante su aplicación móvil. Conocidos lo describen como “muy amable”.

 

Saipov, originario de Uzbekistán, emigró a Estados Unidos en 2010 y dispone de residencia permanente.

 

Kobiljon Matkarov, amigo de Saipov, expresó a The New York Post que conoció al sospechoso hace dos años en Florida, y que tenía una relación positiva con él: “Es un tipo muy bueno, es muy amigable… es como un hermano pequeño… me veía como hermano mayor”, dijo Matkarov en una entrevista telefónica, desde su casa en Miamisburg, Ohio.

 

De acuerdo con The New York Post, la familia de Matkarov conoció a Saipov cuando los llevó al aeropuerto. “A mis hijos también les gusta él, siempre juega con ellos. Él está jugando todo el tiempo”, comentó Matkarov, según los informes.

 

En un comunicado otorgado a Newsweek, Uber se pronunció: “Estamos horrorizados por este acto de violencia sin sentido. Nuestros corazones están con las víctimas y sus familias. Nos hemos comunicado con las fuerzas del orden público para brindar nuestra asistencia total”, reza el documento.

 

Sayfullo Saipov había trabajado como conductor de Uber durante más de 6 meses, pasó una verificación de antecedentes y había registrado más de mil 400 viajes para el servicio. CBS News informó que Saipov había recibido 4 infracciones de tráfico, pero no encontraron antecedentes criminales adicionales. Fue expulsado de la plataforma, sin embargo Uber no especificó por qué. La empresa aún no encuentra ningún informe de seguridad negativo sobre Saipov, aunque comenzó a revisar su historial y actualmente coopera con la investigación del FBI.

 

The Asociated Press informó otros detalles sobre Sayfullo Saipov, quien emigró a Estados Unidos hace siete años. Los registros muestran que era un conductor de camión comercial, que formó un par de negocios en Ohio. Tenía una licencia de conducir de la Florida, pero según informes, residenciaba en Nueva Jersey. Fuentes revelaron al NorthJersey.com que Saipov vivía en Paterson, a unas 20 millas de Manhattan, y que tiene una esposa y dos hijos.

 

Dilnoza Abdusamatova, amiga de la familia con quien se hospedó Saipov en Ohio, indicó a The Cincinnati Enquirer que Saipov era “realmente calmado. Él siempre solía trabajar. No iba a fiestas ni a nada. Solía volver a casa, descansar, irse y volver al trabajo”.

 

Más vetos migratorios

Por su parte, Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, culpó de la entrada de terroristas en EE.UU al sistema de visados, implantados por la administración demócrata, concretamente al senador Charles E. Schumer, a quien le atribuyó la creación de la lotería que asigna permisos de residencia por sorteo. A esta, acceden naciones que tienen pocos inmigrantes en el país.

 

“El terrorista entró en nuestro país a través de lo que se conoce como ‘Programa de Lotería de Visas de Diversidad’, una perla de Chuck Schumer. Quiero que esté basado (el sistema de visados) en el mérito”, tuiteó el mandatario. Luego colgó otro mensaje en su cuenta de Twitter: “Estamos luchando duro por la inmigración basada en el mérito, no más sistemas de lotería demócratas. Debemos ser MUCHO MÁS DUROS (y más inteligentes)”, insistió el Presidente.

 

Después citó una declaración del ex agente de la CIA, Tony Shaffer, quien declaró a la cadena Fox que el senador Schumer “ayuda a importar los problemas de Europa”. También prometió “detener esta locura”.

 

Tras el atentado, Trump anunció a través de Twitter que ha ordenado “endurecer” los vetos a ciudadanos extranjeros, sin ofrecer más detalles.

 

El plan de principios de Trump para una futura reforma migratoria, enviado al Congreso en agosto, busca un sistema basado en el mérito, con límites a los permisos de residencias o green cards, para cónyuges e hijos menores de edad de aquellos que ya viven en Estados Unidos, y contempla crear un sistema de puntos para obtener esas tarjetas.

 

 

 

 

 

  Anterior