Quinto Día Online

Destacada

Tres generaciones que corren: Carlos Eduardo, Carlos Rodolfo, Carlos Gabriel

Tres generaciones que corren: Carlos Eduardo, Carlos Rodolfo, Carlos Gabriel

 

Gaby Arocha

gabyarocha@icloud.com

 

A Carlos Eduardo Alfaro, Carlitos, lo conozco hace como 10 años. Pertenece a mi grupo Ego Runners, pero tiene tantos años corriendo que ha entrenado con varios equipos y aunque muchos de los integrantes de esos teams ya no corren, sigue conservando muchas amistades. Es simpático, colaborador, siempre tiene una ocurrencia y un chiste. Se ríe mucho, es trabajador y familiar. Tiene 6 nietos. Con él hemos compartido viajes y carreras. Una de las que más recuerdo fue el Medio Maratón CAF 2015. Ambos estábamos lesionados y corrimos juntos buena parte de la ruta. A pesar del dolor, él seguía sonriendo y saludando a los conocidos que se encontraba; sabe superar los malos momentos con su buena actitud. Empezó a correr en 1980 y ha participado en 30 maratones y muchos medios maratones y carreras de 10k. Cuando uno le pregunta qué es lo mejor que le ha aportado correr no duda en responder: “Salud y el ambiente sano con el que me he relacionado. Los viajes a diferentes ciudades del mundo con buenos amigos”. Carlitos entrena siempre, de vez en cuando alguna pequeña lesión lo hace detenerse un tiempito pero regresa. “Mientras esté vivo, quiero estar corriendo”, dice. En marzo participó en los 21 kilómetros de CAF y lo vimos disfrutando su carrera.

 

Hace unos años trajo al parque a su hijo Carlos Rodolfo, Carlos Junior, que también es una gran persona y se sumó al grupo. Hace poco me los encontré  corriendo en el Parque del Este y no eran dos Carlos sino tres, porque el nieto Carlos Gabriel estaba con ellos.

 

El abuelo luce orgulloso de haber logrado interesarlos en el running: “Siempre es grato ser ejemplo para otras generaciones, tanto en la educación como en las actividades que practicamos: eso es parte de nuestro legado en el paso por este mundo”.

 

Carlos Rodolfo se inició en esta actividad en el año 2000, “Cuando luego de casarme y por el estilo de vida que llevaba me di cuenta de que ya no era el flaco que hasta ese momento había sido. Mi primera carrera oficial fueron unos 10K de la Policlínica Metropolitana y la corrí con mi Papá. Hicimos 1:01 y todavía guardo el recuerdo de esa medalla y él conserva la foto de mi llegada. Recuerdo que mi papá hizo 48 minutos  y en la Avenida Río de Janeiro se devolvió a buscarme para acompañarme en el remate final. He corrido varias carreras de 10 kilómetros y medios maratones. Hice el Maratón  de Amsterdam en el año 2015, el Maratón CAF 2016 y el de este año. Correr hace que me sienta saludable y lleno de energía, además de servirme de terapia sin necesidad de ir al psicólogo. En el tiempo que dedico a correr pienso cosas de la vida diaria y aunque parezca mentira, muchos de mis problemas los soluciono en ese lapso. Por otra parte he conocido a personas que comparten esta pasión y que considero muy buenas amistades con las que paso poco tiempo pero de calidad. Por último, me ha ayudado a fortalecer la disciplina y la  responsabilidad conmigo mismo. Me veo corriendo hasta que mi cuerpo me lo permita, tratando de mejorar todos los días y buscando nuevos retos. Me veo reflejado en el gran ejemplo de mi papá y espero poder llegar a disfrutar de esta pasión por siempre igual que él. Comencé a correr por él. Desde que tengo uso de razón lo recuerdo corriendo y al ver que era un deporte que solo necesitaba un buen par de zapatos, disciplina y ganas de hacerlo, me pareció la mejor opción para lograr lo que yo quería. Además tenía la ventaja de sus años de experiencia, él me podía encaminar y aclarar todas mis dudas. Me encanta disfrutar de su compañía  y ahora que mi hijo se está iniciando en esto, disfruto también corriendo con Carlos Gabriel. Nuestra relación es como la mía con mi papá, compartimos muchos gustos,  disfrutamos juntos. Me gusta enseñarle,  orientarlo para que las cosas le salgan bien y tratar de que no cometa algunos errores que yo he cometido. Me veo 100% reflejado en su entusiasmo por los deportes, es ver un clon mío hace algunos años”.

 

Carlos Gabriel dice: “Correr es uno de mis deportes favoritos, aunque me gustan también el fútbol, el ciclismo, el tenis, el básquet. A mí me hace sentir muy bien el poder compartir esta afición con las dos personas más importantes de mi vida. El ver la forma cómo mi abuelo y a mi papá han progresado en las carreras y cómo disfrutan correr, se convierte en una gran motivación para seguir sus pasos y tratar de ser yo también cada vez mejor”.

 

Estos tres corredores no solo se benefician del ejercicio sino que le suman a esta actividad la alegría de estar juntos. Camille Sée escribió: Dicen que la historia se repite, lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan. Para estos tres corredores, las lecciones se repiten, se aprovechan y se disfrutan al máximo.