Negocios

Tecnología inteligente para los adultos mayores

4 mayo, 2018 | 12:00 am

Con información de la Revista Forbes

Es extraordinario cómo la tecnología digital nos está cambiando la vida. Lo que empezó como una tendencia protagonizada y liderada por los millennials y después por la Generación Z, hoy está tomando fuerza en otras generaciones como la X y los baby boomers; y lo mejor es que está funcionando como herramienta de apoyo para un gran abanico de retos y necesidades.

Un caso en particular que me gustaría señalar es el de una app diseñada para ayudar a las personas que sufren por demencia senil y Alzheimer’s, GreyMatters. Esta aplicación, recientemente reconocida por una revista estadounidense, como una de las ideas más innovadoras; fue creada con el objetivo de ayudar a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores con dichas enfermedades, así como para apoyar a quienes los tienen a su cargo.

A través de recuerdos visuales, combinados con música y juegos, la app ayuda a los pacientes y familiares a mantener los recuerdos del pasado en la memoria, así como compartir los gratos momentos del presente.

Sin duda, se trata de una innovación tecnológica que ayuda a enfrentar uno de los grandes desafíos de dicha generación en materia de salud. Y es que cada tres segundos, alguien en el mundo desarrolla demencia, según la Alzheimer’s Disease International.

La creación de esta app no es un caso aislado, es más, se trata de una clara tendencia mundial en el diseño e implementación de soluciones tecnológicas orientadas a ayudar a las personas de la tercera edad, tanto en el cuidado de su salud como en el impulso de una mejor calidad de vida que les permita tener una vida plena e independiente.

De hecho, casi el 90% de los adultos mayores desean permanecer en sus propios hogares mientras envejecen, según la Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP). Incluso, si ellos comienzan a requerir de asistencia diaria o cuidados continuos durante su retiro, la mayoría (82%) preferirían permanecer en sus casas.

Es por esto que la tecnología para las personas de la tercera edad, está siendo bien recibida por este segmento de la población, por sus familiares, así como por los profesionales de la salud.

¿Qué tipo de beneficios podemos encontrar en estas soluciones tecnológicas? Veamos algunos de éstos:

Medicación en tiempo y forma: Algo muy común entre nuestros adultos mayores que buscan vivir de manera independiente, es que se encuentran bajo medicación, pero con frecuencia olvidan qué medicamento y cuál es la dosis. Pues bien, gracias a ciertos dispensadores automáticos, es posible tener recordatorios para una correcta administración de la medicación.

Monitoreo continuo de la salud: Aquellos adultos mayores que quieren tener la mayor independencia posible, tienen que enfrentarse a las continuas llamadas de sus familiares para asegurarse de que todo marcha bien. El uso de sensores y dispositivos, basados en algoritmos de aprendizaje automático, son capaces de detectar cambios en los niveles de actividad que pueden sugerir situaciones de riesgo.

Seguridad y control: Para quienes tienen que batallar por problemas de movilidad, existen soluciones para operar equipos a distancia. Ya se trate de una estufa, un horno de microondas, un calentador, etcétera; puede ser activado por control remoto, sin que la persona tenga que levantarse de la silla con la que se mueve por su casa. Incluso, puede llegar a operar dispositivos mediante comandos de voz.

Si bien es cierto que en México, la gerontecnología –término con el que se denomina la aplicación de las tecnologías para resolver y prevenir problemas que acompañan el envejecimiento- aún se encuentra en un estado incipiente, es claro que tarde o temprano tendremos que tomar parte en esta tendencia, pues no podemos negar que los adultos mayores representan un desafío tanto social como económico para los gobiernos, los servicios de salud públicos y privados, los propios hombres y mujeres de esta edad, así como sus familiares.

Es de esperarse que mucha de esta tecnología estará aparejada con los avances en los llamados hogares inteligentes, que están aprovechando el Internet de las Cosas (IoT) para crear ambientes mucho más automáticos, seguros y confortables; justo lo que necesitan nuestros adultos mayores para tener una buena calidad de vida.