Responsabilidad social

¿Responsabilidad social sin redes sociales?

25 noviembre, 2016 | 12:00 am

“Las redes sociales ya no son sobre sitios webs, tratan de experiencias”

Michael DiLorenzo. VP Marketing, GasBuddy

Karina Sabio

Consultora RSE

@karisabio

www.grupoksrse.com

 

 

Es indudable que los avances tecnológicos han generado cambios drásticos y acelerados en la forma como nos relacionamos. Hemos visto cómo en tan sólo unas pocas décadas pasamos de tener una comunicación directa, verbal y personal, a una donde nos resulta más facil, escribir un mensaje de chat, vernos las caras a través de una video llamada, y hasta interactuar con “amigos” a quienes a pesar de no conocer personalmente, les contamos más de nosotros que a nuestros propios padres.

 

Les confieso que siendo una digna representante de lo que se diera a conocer como la Generación X (nacidos entre 1960 – 1978), el adaptarse al ritmo y a esta forma de relacionarnos me genera sentimientos encontrados. Por un lado, añoro aquellos días en los que recibía llamadas telefónicas para felicitarme por mi cumpleaños, pero por otro, me he convertido en una amante de las redes sociales, no sólo en lo personal, sino desde mi espacio laboral. Y es que las redes sociales han trastocado todo y a todos, y por supuesto, las organizaciones -y entre estas, las empresas- no escapan a esta realidad.

 

Para las empresas las ventajas de usar estas plataformas son muchas. Diríamos que todavía no conocemos el alcance de sus beneficios y precisamente, uno de estos es el poder y tener interacciones directas con nuestros clientes, conocerlos, y a partir de ahí, adaptar nuestros productos a sus necesidades.

 

Asimismo, las redes sociales se han convertido en el espacio ideal para que las empresas puedan mostrar en tiempo real cómo es su comportamiento ético, qué estrategias de responsabilidad social realizan, y quiénes son sus principales beneficiarios, convirtiéndose en sí mismo en un elemento diferenciador entre las organizaciones socialmente responsables y aquellas que no lo son.

 

Sin embargo, y aún cuando en muchos países las empresas utilizan las redes sociales para mostrar su comportamiento social, en Venezuela las organizaciones muestran cierta timidez. Son pocas las que dentro de su estrategia de marketing digital incorporan contenido de valor en relación a las iniciativas sociales que realizan, aun cuando -y a pesar de la crisis- continúan aportando y compartiendo parte de sus ingresos con las poblaciones vulnerables del país y con sus equipos de trabajo.

 

Desde aquí hacemos un llamado para que se suban a esta ola, recordando siempre aquello de lo que desde este espacio les hablábamos: que existe algo que llamamos la legitimidad social de las empresas, y eso se gana haciendo cosas por la gente y por el entorno, pero hay que hacer como las gallinas: “cacarear cada vez que se ponga un huevo”. Y las redes sociales son el medio perfecto para hacerlo.

 

¿Cuáles son las redes sociales que más se adecúan a este objetivo? Eso se lo contaremos en una próxima oportunidad.