Salud

Los efectos de la musicoterapia en personas en estado vegetativo

13 julio, 2018 | 12:00 am

La música, más allá de ser un camino para hallar distracción, puede generar un cumulo de diversas emociones que en ocasiones sirven para mejorar el estado de salud en las personas.

El escuchar cualquier tipo de melodía puede conllevar a la persona a un recuerdo agradable, y en otros a la nostalgia. En líneas generales, una canción puede cambiar el ánimo de un momento a otro. Es por esta razón que la misma es utilizada en tratamientos para mejorar la salud en los pacientes, y en muchos casos sirve de estimulante para tratar a personas en estado vegetativo.

Cabe señalar que alrededor del año 1.500 a.C ya en la cultura egipcia se hablaba de esta práctica la cual tiene gran influencia en métodos actuales.

Wendy Magee, una reconocida musicoterapeuta de la Universidad de Temple, en Filadelfia (EE.UU.), ha recordado que uno de los hitos de la musicoterapia tuvo lugar tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la misma era practicada para tratar de esta manera los traumas de los combatientes.

En el año 2003 Colombia comenzó esta práctica, iniciando así la formación de profesionales en este campo, mientras tanto en la actualidad se continúan los esfuerzos por desarrollar estudios buscando así que los pacientes saquen el máximo provecho a este tipo de actividades.

Por su parte Carmen Barbosa Luna, coordinadora de la Maestría en Musicoterapia de la Universidad Nacional (Colombia), indicó que las personas que son tratadas con esta herramienta no tienen que ser necesariamente músicos, precisando que el ser humano tiene la capacidad innata de crearla.

De igual forma, Miguel Suárez Russi, representante de la Facultad de esta casa de estudio, invitó a reflexionar sobre los diversos escenarios y situaciones en los que se podría utilizar esta herramienta para personas en estado vegetal, dando a conocer: “La música es un código entre el emisor y el receptor que tiene ventajas o desventajas, dependiendo de las circunstancias. Si un ritmo me parece gratificante, voy a tener una respuesta positiva”, finalmente precisó que para el mejor desarrollo de esta terapia “no se trata simplemente de darle play a una pieza musical es un proceso que va mucho más allá de lo que se ve”.

Para el mejor funcionamiento de esta terapia es necesario colocar al paciente el género musical que esté más acostumbrado a escuchar, es por ello que la metodología dependerá del entorno sociocultural y antropológico de la persona.

De acuerdo a los expertos aseguran que enfermos en estado vegetativo reaccionan al estímulo musical. “Al escuchar los sonidos sienten que las partes paralizadas de su cuerpo poco a poco aprenden a activarlas nuevamente, siendo sus expresiones el punto clave para detallar que perciben la música como un estímulo positivo siendo efectiva la terapia”.

Birgit Van, quien es practicante de esta terapia musical, asegura que las expresiones faciales llevan a la conclusión que las personas en estado vegetativo perciben la música como un estímulo positivo dando resultados favorables. “Los pacientes pueden sentirse así mismos, pueden escuchar los sonidos, son conscientes de las partes de su cuerpo que están paralizadas y las vuelven a activar, y compensar así los músculos contraídos por la espasticidad, también equilibran el tono muscular entre una contracción demasiado fuerte o su retención muscular”, explicó.

Marcel Bon se encuentra en estado de coma, y se haya en estado vegetativo tras haber sufrido un accidente en una carrera ilegal de autos. Él está siendo expuesto a terapias musicales y acostado sobre un arpa reaccionó favorablemente a los sonidos sonriendo e intentando tocarla.

Eva Lind quien nació el 14 de junio de 1966 es una cantante soprano operística austriaca, ella visita a personas con este tipo de enfermedades y en su encuentro con Bon, dio a conocer su experiencia: “Me ha parecido tan bonita para la gente de afuera puede que pase desapercibido, pero para él (Bon) representa grandes avances. Con la música se puede llegar a las personas que se hayan en estado vegetativo y a las que no puedes llegar con palabras. Con la música te das cuentas que alcanzas un estado de conciencia que solo llega la música”.

Barbosa Luna respecto a la música enfatizó que las notas musicales son acogidas desde antes de nacer. “Las personas comienzan a percibir los sonidos a partir del cuarto mes de gestación, cuando se empieza a desarrollar el sentido del oído. Se han hecho experimentos en los que se pone cierto tipo de música a un bebé, que la madre escuchaba o sonaba en el entorno antes de su nacimiento y, una vez la reconoce, se tranquiliza o empieza a buscar la fuente de donde proviene”. Es decir que de acuerdo a este experimento los seres humanos son capaces de identificar la música que escuchaban desde el proceso de gestación.

¿Qué es la musicoterapia?
De acuerdo a La Federación Mundial de Musicoterapia, esta práctica se refiere al uso de la música y sus elementos, desarrolladas por un musicoterapeuta, las cuales son aplicadas a un paciente o grupo de personas, en un proceso creado para facilitar, y promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión y la organización.

Asimismo, busca satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas de las personas, con el fin de desarrollar las potencialidades o restaurar las funciones del individuo.

Es necesario comprender que en la práctica de la musicoterapia intervienen diversos factores como improvisar, recrear, interpretar y componer. En cuanto a la metodología incluye la lectura del lenguaje corporal, que será un punto clave en el desarrollo durante las sesiones, por ejemplo, en un ejercicio interpretativo el paciente canta una canción que conoce, mientras que el terapeuta le pide que cambie la letra, obligándole así a crear un texto, el cual refleje lo que sucede en su interior. En lo que refiere a la improvisación, una persona puede dar a conocer sus estados de ánimo por la forma en que golpea un instrumento musical.

Finalmente expertos manifiestan que es tan grande el poder de las notas que la memoria musical es lo último que se pierde, un ejemplo de los beneficios de esta terapia se vio reflejado en un paciente con alzhéimer, quien al ser expuesto a la terapia logro recordar lo que cantaba cuando era joven. Por eso, “la música puede convertirse en una gran compañía durante la vejez”, aseguran los especialistas.