Quinto Día Online
25 de Mayo del 2017

Destacada

Quinientos mil vehículos paralizados por repuestos

Quinientos mil vehículos paralizados por repuestos

El empresario José Cinnirella, directivo de Consecomercio, denuncia la grave crisis en el sector que representa

 

Oliver Parra

 

“¿Cuál es la situación del sector de autopartes y la dificultad para importar?”, le pregunta Carlos Croes al dirigente empresarial José Cinnirella y él responde.

-De 5 millones de vehículos que actualmente hay en Venezuela yo estimo que entre un 10 y un 15 por ciento del parque está parado por falta de repuestos.

 

-¿Paralizados por falta de repuestos?

-Claro, porque si no hay repuestos, no tenemos cómo importarlos pues ya Cencoex no está otorgando divisas. Teníamos la subasta del 2014 y 2015 y esas subastas no fueron suficientes porque hay que mantener una planificación sostenida. Nosotros los empresarios planificamos el parque circulante, el mercado, los modelos, la demanda, los inventarios que tenemos en los almacenes, toda la cadena de distribución, hacemos una planificación los proveedores internacionales, cada uno tiene tres, cuatro proveedores diferentes, tres meses antes de terminar el año, ellos compran materia prima, lo colocan en una matriz y le fabrican a todos los países que le venden.

 

-¿Cuántas empresas de autopartes crees tú que han cerrado?

-Eso habría que preguntárselo al presidente de Canidra actualmente, pero según yo he escuchado intervenciones que él ha hecho, hay un porcentaje bastante importante, principalmente importadores que han tenido que cerrar y establecerse en otros países como Colombia, como Miami, como Dominicana.

 

-¿Qué otra situación te preocupa del comercio a ti?

-Me preocupa el comercio en general, vamos a hablar del comercio en general. El sector comercio es uno de los más afectados con la crisis que estamos viviendo. Fíjate tú, Venezuela está viviendo actualmente una coyuntura, tal vez la más difícil en lo económico, político y social de la era contemporánea y, principalmente estos 18 años de gobierno socialista. ¿Por qué? porque la agroindustria que es el sector primario está por el suelo, no está produciendo la cantidad de alimentos que necesita el consumidor para poder satisfacer sus necesidades, todo hay que importarlo y el Estado es el que está ahorita con el monopolio de las importaciones. El sector secundario es la industria que también se nutre el sector comercio de la fabricación y la producción nacional de bienes y servicios. La industria está pasando por la misma situación, no tiene divisas para poder importar los insumos para fabricar y pagarle también a los proveedores internacionales la deuda, porque hay una deuda grande, una deuda importante que todavía no se ha pagado.

 

-¿Esa es la que habla de 4 mil millones de dólares?

-Sí, aproximadamente. Y también los importadores, un sector importante porque el importador complementa la fabricación nacional o complementaba. Qué quiere decir. Las fábricas nacionales por cuestiones de tecnología, globalización internacional, no tiene los recursos para invertir en nuevas tecnologías, entonces nosotros los importadores traíamos un complemento para la tecnología que necesitaba, en este caso, los vehículos, hablando de vehículos o de otros productos tecnológicos que en Venezuela se venden. Entonces, el comercio se nutre de esos tres sectores, al caer esos tres sectores por falta de divisas, por falta de producción, indudablemente se refleja en el sector comercio, que es el responsable de llevarle los bienes y servicios al consumidor final para satisfacer su demanda y no lo hemos podido lograr, aparte de los saqueos que ha habido, aparte de la fiscalizaciones leoninas por los entes gubernamentales que salen de los parámetros legales, hay muchos excesos y eso ha llevado a cierre de empresas.

 

-¿Ha habido muchos saqueos?

-Ha habido saqueos, saqueos en Los Teques, hubo saqueos también el año pasado en Bolívar, hubo saqueos en Guasipati, en diferentes partes del país y el problema es que esos saqueos una vez que terminan de saquear negocios, ese negocio quiebra y cierra para siempre. Entonces, es un punto de venta menos que tiene el consumidor para comprar. Y yo me niego a pensar que es la misma colectividad, la personas que viven cerca de esos comerciantes que los están saqueando, porque ese comerciante les ha dado créditos, les lleva los alimentos o los productos que ellos necesitan, entonces yo considero que hay acciones diferentes tal vez políticos que puedan intervenir y que a veces han creado ese tipo de saqueos.

 

-¿Tiene idea de cuántas empresas han cerrado por saqueos?

-Por saqueos, no, estamos evaluando Bolívar, Guasipati, Los Teques y otras ciudades. Hay pérdidas importantes.

 

-¿En San Félix no ha habido saqueos?

-San Félix, Puerto Ordaz, claro.

 

-Ahí lo que hubo fueron piedras.

-Sí, hubo piedras y huevos.

 

-¿Qué otra cosa?

-Pienso que debe haber un cambio en lo que son el modelo económico y la política económica. Un ejemplo: autopartes tiene muchos productos que necesitan certificados de calidad porque ponen en riesgo la vida de los ocupantes de un vehículo o terceros, como son los cauchos, los parabrisas, los amortiguadores, necesitan certificados Sencamer. Y salió un comunicado donde se le exige a todos los importadores que el CPE, o sea, el Certificado para Producir Empaques, necesitan ser autorizados y colocado el precio de la Superintendencia de Costo y Precio Justo. Si para yo tener un Sencamer para traer cauchos, un ejemplo que hace falta en Venezuela, hay un déficit grandísimo en cauchos, baterías, cualquiera de esos, necesito entre cuatro y cinco meses para que me den certificados, con ese nuevo requisito puede llegar a un año y puede estar a discrecionalidad del funcionario de turno. Entonces, nunca vamos a acabar con los problemas del desabastecimiento y de la escasez.

 

-Y el gobierno cree que los empresarios tienen reales en el exterior y se los deben traer para acá.

-Y eso no lo van a hacer, o sea, no hay garantías suficientes, no hay libertades económicas, mientras no se respete la Constitución, las Leyes, las libertades económicas, los de principios y valores ciudadanos, no va a haber garantía de tu inversión en Venezuela. Ni foráneos, ni los propios nacionales.