Opinión

Presidenciales Colombianas: 4 ganadores

1 junio, 2018 | 12:00 am

El pasado domingo, los colombianos acudieron a la primera vuelta de su elección presidencial. Volverán a las urnas el próximo 17 de Junio para seleccionar entre los dos candidatos que recibieron mayor número de votos, sin llegar a la mitad más uno que norma la Constitución, al nuevo presidente de la Republica.

La jornada, a decir de muchos, concluyó no con uno sino con cuatro ganadores.

Ganó, obvio, Iván Duque que con 7 millones 512 mil 935 de los votos válidos emitidos superó largamente a Gustavo Petro quien obtuvo 4 millones 820 mil 370 votos, lo cual también le convierte en ganador.

Ganan ambos porque se mantienen en la carrera y a pesar de la diferencia de la primera vuelta, cualquiera de los dos puede ser electo Presidente.

Duque, de 41 años, abogado con posgrados en Derecho Internacional Económico y Gerencia Pública en universidades de Estados Unidos, es una figura política emergente con solo poco más de cuatro años de activismo en su calidad de Senador. Conservador, familiar, religioso, se identifica plenamente con los principios que proclama el expresidente Álvaro Uribe.

Petro, de 58 años, es el líder más influyente de la izquierda en Colombia. Cuando tenía 17 años se unió al grupo guerrillero M-19. Economista con una especialización en Administración Pública y un posgrado en Desarrollo, Población y Medio Ambiente en Bélgica. Concejal, representante regional en Cundinamarca, Alcalde de Bogotá y Senador.

Sergio Fajardo, tercero en disputa también ganó. Los 4 millones 587 mil 812 votos que obtuvo casi le permitieron pasar a la segunda vuelta, y si bien no lo logró, significa un capital muy importante, especialmente en los días venideros donde se multiplicarán esfuerzos de Duque y Petro para asegurar respaldos que definan la contienda.

Finalmente no solo ganó, sino que incluso algunos han llegado a calificarlo como el gran triunfador, Juan Carlos Galindo, par de nuestra muy querida Tibisay Lucena. El cabeza de la Registraduría Nacional, el CNE colombiano, ha cosechado infinidad de halagos por el desempeño impecable del proceso y en especial por la rapidez y fiabilidad en el anuncio de los resultados.

A las 4 de la tarde cerraron las urnas —sin prorrogas ni presiones para mantenerlas abiertas —, 8 minutos más tarde —si así como lee — a las 4:08 pm se anunció el primer boletín, a las 5 de la tarde, sin paseos ni discursos auto reconociéndose, Galindo reportó lo contabilizado en el 94% de las mesas y 15 minutos más tarde del 99 % oportunidad en la que se disculpó por que el 1 % restante tardaría un poco más por corresponder a centros lejanos, donde las comunicaciones eran de difícil acceso. Exactamente a las 5:30 de la tarde, la Registraduría publicó los resultados con el 99,49 % de los votos escrutados.

Ni una sola voz se alzó cuestionando el proceso y/o los resultados. Desde Santos hasta Timochenko, desde el Partido Liberal hasta las FARC, tanto Duque como Petro y Fajardo sumados a ellos los numerosos y calificados observadores internacionales, aceptaron como buenos los boletines parciales y el final de la Registraduría y tantos llegaron a calificarlos como ejemplares. ¡Y yo que creía que eso solo lo podía hacer el CNE venezolano!