×

Economía

Preguntas y respuestas sobre el bitcoin y las criptomonedas

26 enero, 2018 | 12:00 am

¿Desaparecerá el bolívar?

 

¿Qué pasará con el dólar negro?

 

Cómo pagar sus cuentas y enviar sus remesas en el futuro

 

A dónde va el país y su economía

 

 

Oliver Parra

 

 

Les preguntamos a dos economistas y expertos en criptomonedas qué se entiende por bitcoin, criptomoneda y otros, y esto responden Aarón Olmos y Robinson Rivas, profesor de la UCAB y el IESA y Facultad de Ciencias y director de la Escuela de Computación de la UCV, respectivamente.

 

¿Qué entiende la gente por bitcoin? ¿Qué es eso?

 

-AO: Es un medio de pago electrónico internacional, global, creado en el año 2008 y que se comienza a utilizar en el 2009. Y la manera como las personas tienen acceso a esto es bastante sencilla, realmente no es muy compleja. Se ha convertido en una vía alternativa para mucha gente en muchos países, para poder pagar sus bienes y servicios por temas de inflación, por ausencia de los billetes y bueno, en muchos comercios alrededor del mundo y aquí en Venezuela también está comenzando a ocurrir, que lo están aceptando como medio de pago. El tema del bajón que ocurrió recientemente afecta a todas las personas que tienen bitcoin, que hayan invertido su dinero bien sea en bolívares o en moneda dura, porque están apostando, evidentemente, a nivel especulativo a las altas y a las bajas del precio, como si fuese un elemento de la bolsa de valores.

 

O sea, la señora que te está oyendo y me hizo la pregunta, ¿puede ir al mercado y pagar con bitcoin?

 

-AO: En Venezuela, ahorita no. O sea, ir a un buhonero o a tomarse un café, pagar una camioneta, eso no se puede hacer ahorita con esta moneda.

 

¿Y cómo lo va a hacer si no hay efectivo?

 

-AO: Esa es la gran pregunta, estamos inventando cada vez que uno va al banco y saca 5 mil bolívares, 10 mil bolívares o lo que nos permitan, tratando de acumularlos, cambiándolo con personas que trabajan con efectivo a ver cómo conseguimos, pero en principio, la criptomoneda no la están utilizando para esos gastos sencillos del día de hoy.

 

-¿Por qué se llama criptomoneda?

 

-AO: Se llama criptomoneda porque detrás del desarrollo de este medio de pago está toda una lógica de la criptografía, una disciplina matemática con la que quizás el profesor Robinson nos puede ayudar mucho mejor.

 

¿Quién inventó eso?

 

-RR: La criptografía es una ciencia matemática que tiene ya 70 años, largamente.

 

Tiene 70 años, pero antes no se hablaba aquí en Venezuela de eso.

 

RR: Es cierto, yo digo que tiene 70 años la criptografía. Ahora, la criptomoneda como fenómeno real, como dijeron, existe a partir del año 2009, que se empezó a utilizar.

 

¿Por qué se llama criptomoneda?

 

-RR: Justamente, detrás de la criptografía, ¿qué es lo que hay? Cuando usted usa una clave en el banco, lo que se almacena en el banco, si alguna persona ve esa información, no es capaz de saber qué información está allí, porque está puesta de una manera escondida que solamente se puede “desencriptar” –valga la palabra—utilizando su propia clave. Detrás de las monedas virtuales está esa tecnología.

 

¿Dónde compras tú las criptomonedas?

 

-RR: Hay muchos sitios en internet para comprar criptomonedas.

 

¿Y son confiables los sitios?

 

-RR: Sí, desde luego. Es un asunto de confianza, como en toda la internet. Hay sitios donde se pueden hacer operaciones con más seguridad, con más confianza y hay sitios donde publican la reputación de las personas y uno puede ver qué tan confiable puede ser el sitio.

 

-¿Cualquier persona puede entrar en internet y comprar criptomonedas y revenderlas?

 

-AO: Sí, señor. Esa es una de las bondades.

 

¿Desde qué cantidad, por ejemplo?

 

-AO: Bueno, cualquier persona, natural o jurídica, en la medida en que tenga un dispositivo, computadora, tableta o teléfono inteligente y una conexión de internet más o menos seria, puede entrar a estos sitios de gran reputación y comprar.

 

Imagínate que tú eres un vendedor de internet de criptomonedas y yo te quiero comprar. ¿Cómo te pago, con billetes?

 

-AO: Bueno, me puedes pagar en bolívares, me puedes pagar electrónicamente con divisas. Eso se puede hacer.

 

¿Hay que comprar eso como comprar con dólares?

 

-AO: Si usted tiene cuenta afuera, porque tiene intereses afuera, tiene negocios afuera y tiene su vida en patria afuera, bueno, usted puede hacer intercambio a través de unas empresas que se llaman Exchange Intercambios, unas casas de cambio electrónicas que le permitan hacer estas cosas. Usted tiene una billetera virtual, que abre en su teléfono y con estos dólares compra estos bitcoins o monedas criptográficas.

 

¿Y todo eso se hace a través de celulares?

 

-AO: Tabletas, celulares, teléfonos, pero la base siempre es internet.

 

¿Es difícil para una persona cualquiera, que no maneje internet, que no tiene celular, que no tiene tableta? ¿Cómo vive?

 

-RR: Bueno, lo menos que debe tener es internet, sin duda alguna, porque estos son esquemas que requieren la comunicación por internet, que es la base indispensable.

 

Bueno, Aarón Olmos, economista, profesor de la UCAB, del IESA y Robinson Rivas, Director de la Escuela de computación de la Facultad de Ciencias de la UCV están conversando conmigo. Queda una pregunta.

 

-RR: Sí, me preguntaba en el caso hipotético de un ejemplo de un médico. Crearse una cuenta en cualquier moneda digital, visto en cualquiera de las otras, es gratuito, es sencillo, la gente tiene sus cuentas. Sí, a un médico yo le podría decir “mira, no tengo el dinero pero te puedo pagar con bitcoin”.

 

Aarón, aquí veo que Estados Unidos amenaza los potenciales compradores de “petro”, la criptomoneda venezolana. ¿Con esa medida, quién se atreve a negociar?

 

-AO: Ahí lo estábamos comentando, es un tema de confianza, o sea, el tema de la confianza tras la criptomoneda es muy importante, yo tengo que garantizarle a la persona que va a adquirir esto, que eso que está comprando que representa a una persona, a una empresa, a un país, en este caso Venezuela, va a tener respaldo y garantía más allá de que esté respaldado en energía, en oro, en plata, lo que sea que se vaya a utilizar. A nivel internacional esto tiene que ser reclamable y redimible.

 

-RR: Pero hay una cosa importante. Usted acaba de mencionar qué pasa si la gente pierde la confianza en bitcoin. El petro es una moneda, el bitcoin son cuatro monedas.

 

-Es diferente.

 

-RR: En este momento hay más de 1.500 criptomonedas a nivel mundial, de la cuales, digamos, hay un top ten, hay unas 15 o 20 que realmente transan millones de dólares, que tienen unas tecnologías muy robustas. Hay otras que son sencillamente experimentales o que las hacen pequeños grupos de aficionados. El petro viene a ser una moneda más y es diferente al bitcoin, pero en términos generales la gente entiende bitcoin como las criptomonedas, pero hay varias, hay muchas otras criptomonedas. De hecho, por lo que hemos escuchado de las declaraciones de los funcionarios del gobierno, el petro estaría basado no en una de las tecnologías que usa bitcoin, sino en la tecnología que utiliza etereum, que es otra tecnología muy parecida, pero es como tener dólares, euros, yenes. Son diferentes monedas.

 

Ahora, ¿el Petro ya está funcionando? ¿Tampoco?

 

-AO: No, todavía no, porque para que esto llegue a ocurrir lo primero que tiene que hacer el Ejecutivo, más allá de tener una superintendencia, un observatorio, es tener un documento que se llama White Paper, que dice de qué manera va a funcionar esto. Lo que hemos visto es lo que salió en la Gaceta y lo que han dicho los miembros del Observatorio, que son 100 millones de petro, cada uno vale un barril de petróleo, que van a ser asignados por subastas o directamente. Eso es lo que sabemos. Pero hace falta ese documento.

 

RR: Fíjese, de acuerdo a lo que sabemos del petro, algunos economistas y algunas personas que están en el tema, interpretan que el petro, más que una criptomoneda en el sentido normal, es como una especie de bono. Esa es una interpretación que se le está dando. No estoy diciendo que sea así, es una interpretación que se le da. Si se interpreta que eso es un bono, el gobierno va a emitir una cantidad de petro para capturar una cantidad de divisas. Lo que dijo las declaraciones del Departamento de Estado, que fueron emitidas la semana pasada, es que dado que ellos tienen unas sanciones contra el financiamiento al gobierno, si ellos interpretan que el petro es una forma de financiamiento al gobierno, ellos van a tomar acciones legales. Pero esa es la interpretación del Departamento de Estado.

 

¿Cómo pega esto en la economía venezolana? ¿Tiene algunas posibilidades de resurgir o depende de las políticas económicas del gobierno?

 

-AO: Bueno, ahí dio en el clavo, porque aquí hay que hablar de política económica. Cerramos el año con 3000% de inflación acumulada, 1.069% de incremento en la liquidez, escasez de bienes y servicios, todo ese escenario de cierre bien complejo que nosotros tuvimos. La política económica en Venezuela tendría que estar desarrollándose, en estos momentos, para la recuperación del aparato productivo. Como decía el presidente de Fedecámaras, que estuvo anteriormente, tendríamos que estar apuntando a la política monetaria, a la política fiscal coordinada y la emisión de petro no necesariamente es política monetaria, ni política fiscal y no tiene que ver con políticas económicas y tradicionales, sino que esta es una nueva salida para ver de qué forma se generan ingresos a nivel de los mercados internacionales, en principio, y tener ese flujo de caja para hacerle frente a una cantidad de pagos y endeudamientos que tiene el país.

 

Asdrúbal Rivero, economista, hablaba de que la inflación podía llegar desde 7 mil a 30 mil por ciento. ¿Qué significa eso para el venezolano?

 

-AO: Bueno, que el valor de su trabajo, expresado en bolívares, va a ser cada vez menos todos los meses. Es decir, cada hora, todas las semanas. De hecho, cualquier persona va a un lugar y pide un presupuesto en la mañana y va al mediodía con el dinero a pagarlo y ya vale más.

 

¿Eso es posible?

 

-AO: Es posible, claro que sí, porque estamos en hiperinflación. Venezuela es el único país del globo que tiene una inflación de 4 dígitos y eso es producto de la desacertada visión que se ha tenido, a nivel de política económica, los últimos años. Al final de cuentas, para salir de esquemas como estos, un gobierno puede experimentar en temas de criptomoneda, eso no necesariamente esta fuera del juego, más bien Venezuela está innovando en esa área, pero hay que reconocer que tenemos un problema estructural bastante fuerte y los problemas de recuperación económica, hasta ahora un hecho histórico, no se han solventado con la criptomoneda. Pero lo primero que tenemos que hacer es fortalecer el aparato productivo, comenzar a invertir, generar producción nacional, acortar la dependencia con el resto del mundo. Eso hay que hacerlo.

 

Por ejemplo, ¿cómo pagas tú el Impuesto sobre la Renta en criptomonedas? ¿Ahora qué viene?

 

-RR: Es bien interesante eso, porque una de las cosas que tienen que salir colateralmente de este ejemplo de la criptomoneda, es la legislación, porque fíjese que hay una especie de vacío legal. No me gusta llamarlo así, pero es más o menos lo que hay, en lo cual la criptomoneda –dicen- no está regulada, pero quieren hacer las regulaciones, por ejemplo. Si eso se regula en Venezuela y se dice, “mire, esta criptomoneda, el petro, por ejemplo o cualquier otra, se va a poner de manera contable de esta forma: usted puede transar de esto, usted puede pagar sus impuestos con esto a esta tasa de cambio”, ya eso nos va dando una idea de cómo utilizar estas tecnologías. Esa es la idea, pero estamos esperando, realmente con cierta expectativa, para ver cuáles son las decisiones colaterales más allá de la parte técnica.

 

Si estableciéramos el sistema de criptomonedas, ¿el cambio se fija según la oferta y demanda?

 

-RR: Fíjese, en el decreto que sacaron sobre el petro, el gobierno indica que el precio del petro puede estar influido de acuerdo al valor que esté en estas casas, como casas de cambio, con lo cual se está diciendo de manera implícita que eso va con la oferta y la demanda. Así como la semana pasada hubo unas fluctuaciones bien importantes en el precio de la moneda, porque hay noticias a nivel mundial que hacen que el precio fluctúe, se espera que el precio del petro fluctúe también.

 

El precio del petro, por ejemplo, ¿a cómo saldría?

 

-AO: Se dice que un petro es igual a un barril de petróleo, pero entonces tenemos un tipo de cambio oficial, un tipo de cambio no controlado, y tenemos un valor de las Exchange. Entonces hay tres cosas allí que hay que terminar de cazar para ver de qué manera esto va a funcionar, y lo otro que estaba diciendo, tal cual: cómo pago los impuestos, cómo los registro, cómo le doy yo forma al ingreso, por lo menos a las arcas del Estado a nivel de la contraloría pública nacional, cómo se integran estos sistemas financieros público nacional, todas esas son dudas que están allí, y que hay que solventar.

 

¿Y el bolívar desaparece?

 

-AO: No desparece, y de hecho eso está muy bueno porque la intención tendría que ser recuperar el bolívar. O sea, ya yo tengo una moneda que existe, lo que yo tengo que hacer es crear políticas económicas para darle fortaleza a esto.

 

¿Esto cómo afecta el dólar negro, por ejemplo?

 

-AO: Lo que pasa es que las criptomonedas, por lo general, se están transando a un dólar no controlado, en la medida en que el gobierno venezolano no tenga claridad con respecto al valor de la divisa en términos formales. Recordemos lo que decía el presidente de Fedecámaras acá, la última subasta se hizo por allá en agosto del año pasado, después se nos dijo que ya no se iba a hablar del dólar, sino de otras monedas.

 

RR: En realidad, lo que hemos visto es que el uso de monedas digitales como nueva inversión no afecta el precio de ese dólar. Por el contrario, si ese dólar fluctúa entonces la criptomoneda, en el caso venezolano, tiene más o menor atractivo. Pero en realidad, la ventaja es utilizarla como un medio de intercambio, como un medio de pago, porque es mucho más sencillo transar, intercambiar o pagar con estas criptomonedas que hacerlo en dólares.

 

Si uno tiene un familiar en el exterior y quiere mandarle dinero, ¿cómo lo hace?

 

-RR: Es interesante. Si estamos trabajando, por ejemplo, bitcoin o con bitcoin cash o con cualquiera de las otras monedas…

 

¿Cómo le paga un estudiante de una universidad americana, por ejemplo, a su universidad si en Estados Unidos no reciben el petro?

 

-RR: En una casa de estas Exchange Internacional, que incluso están mencionadas en el decreto, uno puede, por ejemplo, suponiendo que tengo los petro, los cambio en otra moneda virtual, por ejemplo en bitcoin, y ese bitcoin la persona lo utiliza en los Estados Unidos y los cambia en la moneda de curso legal en el país que esté, sea euros o dólares.

 

¿Qué debe, a tu juicio, aclararse ya?

 

-RR: ¿Ya mismo, que tenga que aclararse?, los aspectos técnicos, que no han salido, se están terminando de elaborar. Tendría que aclararse, por ejemplo, cuál es la tasa de cambio a lo que se va a hacer; tendría que aclararse dentro del país cómo son los efectos contables de utilizar esta criptomoneda: si yo pago, cómo se me cobra IVA con la criptomoneda y ese tipo de cosas. Esas son las cosas que hay que aclarar y entendemos que se está haciendo el trabajo, pero en este momento aún no ha salido la información.