Internacionales

Piden desafuero para procesar a Cristina Fernández de Kirchner

8 diciembre, 2017 | 12:00 am

La senadora está siendo investigada junto a su familia por presunto lavado de dinero y actualmente se le suma el delito de traición a la patria

 

 

Ana Gabriela Díaz H.

@AnaGDiazH

anagdiazh02@gmail.com

 

 

El juez federal argentino Claudio Bonadío este jueves procesó y pidió prisión preventiva para la expresidenta y actual senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner; por traición a la patria y el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA en 1994, que causó la muerte de más de 80 personas.

 

La denuncia sobre Kirchner fue realizada en el año 2015 por el fiscal Alberto Nisman; quien apareció muerto de un tiro en la cabeza en su residencia, cuatro días después de haber denunciado.

 

La Cámara Alta de Argentina sesionará a partir del 10 de diciembre con los nuevos senadores y cuentan con 180 días para decidir la suerte de la expresidenta. El memorándum de entendimiento firmado con Irán en 2013 fue aprobado por el Congreso argentino. Pero el mismo nunca logró entrar en vigor, porque no fue ratificado por los legisladores iraníes. De igual manera, las alertas rojas de Interpol para detener a los sospechosos iraníes tampoco dejaron nunca de estar vigentes.

 

Para aprobar la retirada de inmunidad parlamentaria que pide el juez Bonadío, son necesarios los votos positivos de 2/3 de la Cámara, es decir 48 senadores. El oficialismo dentro del Parlamento argentino cuenta con 25 representantes, por lo que la decisión final depende de un peronista alejado de Kirchner, Miguel Ángel Pichetto, al frente de Argentina Federal, con otros 25 senadores.

 

En las últimas declaraciones de Kirchner indicaba que el gobierno actual en Argentina tenía una persecución política en contra de la oposición. “Creo que lo más importante que tengo para decirles es que la única traición a la patria es utilizar a un Poder Judicial para perseguir a los opositores”.

 

De igual manera, la Senadora asegura que la persecución política es una estrategia para lograr el miedo y el silencio de los dirigentes opositores. “Quieren un Parlamento sumiso; quieren que voten los que ellos quieren. Pero conmigo no lo van a lograr… El objetivo de la persecución es atemorizar a los dirigentes de la oposición, para hacerla callar en el Parlamento”.

 

Es importante resaltar que la Kirchner está siendo investigada junto a toda su familia por presunto lavado de dinero de empresarios afines a través de los hoteles que tienen en El Calafate, un centro turístico al lado del glaciar Perito Moreno.