Quinto Día Online
24 de Septiembre del 2017

Sebastiana sin Secretos

Pelusos desplazan a la FANB

Pelusos desplazan a la FANB

Sebastiana Barráez

barraezsebastiana@gmail.com

@SebatianaB

 

 

EPL. Es el Ejército Popular de Liberación, un grupo guerrillero colombiano, que había funcionado en el Norte de Santander (Colombia). En el vecino país le dicen Los Pelusos. Ellos llegaron hace tiempo a San Antonio del Táchira, y desplazaron a los paramilitares que tenían instalado su cuartel central en el sector Llano Jorge. Desde allí se dedicaron a detener gente, a amenazar familias, a desaparecer jóvenes, a secuestrarlos o asesinarlos. ¿La razón? Los Pelusos los señalan de pertenecer o tener relación con los paramilitares.

 

PARACOS. Así llaman a los paramilitares, grupos derivados o disidentes de las Autodefensas Unidas de Colombia. Heredaron de las AUC la praxis de la violencia, el asesinato, la amenaza y el sicariato. Luego de la disolución de las AUC, varios integrantes se instalaron en la frontera colombo venezolana. Ante la vulnerabilidad de nuestro territorio, empezaron a cobrar, bajo presión, la vacuna o extorsión a cualquier productor, comerciante, taxista, incluso a los colegios de educación y a los perrocalienteros, de los pueblos ubicados en la franja fronteriza. Primero llegaron las tenebrosas Águilas Negras, que fueron desplazadas por Los Urabeños y Los Rastrojos. Los paracos se involucraron en el negocio del contrabando de combustible, en convivencia con funcionarios de la Guardia Nacional. El contrabando de gasolina, alimentos, medicamentos y cualquier producto venezolano, se ha convertido en una industria más rentable que el narcotráfico. Ahora fueron desplazados en San Antonio del Táchira. Eso sería plausible sino lo hubiera hecho el guerrillero EPL.

 

ARMADOS. Los Pelusos están fuertemente armados. Portan armas de guerra. Tienen vehículos tipo camionetas o jeep blancos, así como motos de alto cilindraje. Lo inaudito es que también han corrido a la Guardia Nacional, con todo y su cambuche, de sectores como La Muralla, sitio que queda a unos metros del puente Internacional Simón Bolívar. Los Pelusos se sienten guapos y apoyados, lo demuestran con su actuación. No sé apoyados por quien, pero sería demasiado triste descubrir que hay autoridades venezolanas traicionando a la patria, apoyando y permitiendo que grupos irregulares enfrenten a otro grupo irregular. Es decir sustituir a los paracos por la guerrilla. Es revelador que la Fuerza Armada no los enfrente.

 

FANB. Es la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El Art. 324 de la Constitución determina que “Sólo el Estado puede poseer y usar armas de guerra”; esas armas las usa la guerrilla y paracos y lo hacen frente a militares venezolanos. El Art. 328 destaca que la FANB organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico”; la presencia de grupos irregulares demuestra que la FANB no está cumpliendo con ese mandato. El 327 reza que “La atención de las fronteras es prioritaria en el cumplimiento y aplicación de los principios de seguridad de la Nación”; pero cada día es peor la desatención de nuestra frontera.

 

BOLÍVAR. Es el municipio cuya capital es San Antonio del Táchira. Hace días que el EPL apareció reforzado, en ese lugar, por varios centenares de hombres armados, vestidos de negro, con botas de caucho y pasamontañas. Algunos presumen que son miembros de las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL/FPLN), conocidos como los Boliches. Arreciaron su combate contra Los Pelusos, enfrentándose en medio de una población aterrada. Ya sacaron a los paracos de La Pequeña Barinas del sector La Invasión; ese es el sitio del cual el presidente Nicolás Maduro ordenó hace tiempo una acción que hizo huir a muchos colombianos hacia su país de origen, cruzando el río Táchira. Es más que evidente que Los Pelusos sustituyen a la FANB de sus funciones en el territorio y la soberanía.

 

SOL. Así la señaló el jefe del Sebin, MG González López, cuando indicó una larga lista de personas supuestamente involucradas en el ataque a la 21 Brigada Blindada del Fuerte Paramacay. Ella dice llamarse Sol Liyuny Zavala. Por mensaje de texto explicó que está “injustamente detenida por el Sebin en El Helicoide”. Tiene 15 días desde que se la llevaron de su casa. “Sin ver a mis hijos, ni abogados, ni a nadie”. Asegura que la tienen en una oficina porque le dijeron “que era testigo protegida. No sé de quién me protegen. No debo nada. Sólo soy presidente de un partido político en proceso”. “Me vinculan con asalto al Paramacay; lo único que asalto es el hambre de la gente y niños que alivió con un poco de alimentos. De resto todo es falso”. Se queja de que no la llevan ante el fiscal ni el tribunal. “Me dieron este teléfono a los tres días de estar aquí”.

 

HENRY. Es el diputado Ramos Allup, jefe del partido Acción Democrática. Es frontal contra la FANB, en una política dirigida a mantener a la institución castrense contra la Oposición, cuando la ataca con términos irrespetuosos y hasta vulgares, en el marco de ese destacado histrionismo que lo caracteriza. Allí en la Asamblea Nacional dijo, ante un hecho que golpeó el honor de la FANB: “escuchar al Ministro de la Defensa, ¡carajo!, y yo pensaba que los héroes que derrotaron a quienes entraron al Fuerte Paramacay estaban reeditando la Batalla de Carabobo. Señor, si lo que dejaron al descubierto fue la impudicia de estas pobres fuerzas armadas, que cualquier persona que entre ahí y toc toc, les aplica operación tun tun, les abren las piernas, entra y se lleva el parque de armas y no les pasa nada o casi nada. Debemos pedir al cielo que no nos invadan habitantes de la república de Liliput, porque estos militarones llenos de condecoraciones de batallas que nunca han peleado, van a echar en carrera y los van a dejar desguarnecidos. ¡Mire! cómo estamos de expuestos con esas fuerzas armadas, que se han dedicado a todo, menos a ser fuerzas armadas, esas a las que mucha gente le corre un frío por el espinazo cuando hay que decirles en su cara la cantidad de delitos por acción, omisión y por silencio que han cometido. Esas fuerzas armadas protegerán cualquier cosa menos a Venezuela”.

 

TAREK. Es William Saab, a quien nombraron como Fiscal General. Dice que encontró una serie de casos que había ocultado la fiscal Luisa Ortega. Llama la atención que señaló el de Cadivi. Y hasta aseguró que él sí actuaría. ¿Acaso Tarek William Saab pretende decir que no sabe que al presidente de Cadivi, no sólo lo protegieron desde el alto Gobierno enviándolo como agregado militar a una embajada, sino que incluso después lo ascendieron de rango en la Fuerza Armada?

 

AMADO. Es Nervo, ese maravilloso poeta mexicano, quien un día escribió: “Cuando me vaya para siempre entierra/ con mis despojos tu pasión ferviente; / a mi recuerdo tu memoria cierra; / es ley común que a quien cubrió la tierra/ el olvido lo cubra eternamente./…/ Ama de nuevo y sé feliz. Sofoca/ hasta el perfume de mi amor, si existe; / ¡Solo te pido que no borres, loca, / al sellar otros labios con tu boca, / la huella de aquel beso que me diste!”.

 

Última Hora

-Aclaro. Los tiros que el Politáchira Luis Felipe le dio al joven Avellaneda, no fue en la en la discoteca Bungalú de Rubio, sino a una cuadra de allí.

-Miguel Reyes se enteró, por la prensa, que Ramos Allup lo sustituyó, por Laidy Gómez, en la candidatura a la Gobernación del Táchira.

-¿Amigos y compañeros del chavismo de la fiscal Luisa Ortega no sabían de las pinturas colgadas en las paredes de su casa o de los productos de lujo?

-Qué piratería esa de que el inicio de las clases depende del cronograma electoral, de las elecciones a las que el CNE no le ha puesto fecha.