Quinto Día Online
18 de Noviembre del 2017

Destacada

Padrino contra la oposición y Almagro contra Padrino

Padrino contra la oposición y Almagro contra Padrino

El Ministro culpa a la oposición por las muertes y Almagro, de la OEA, exige a Padrino que dejen de matar a manifestantes

 

El diputado Pizarro dijo que la oposición tiene pruebas de cómo la Guardia Nacional provocó las muertes y los heridos

 

 

L.J. Hernández

 

 

La semana transcurrió entre marchas y dos muertos durante las manifestaciones, además de más de un centenar de heridos.

 

Las protestas se repitieron en el resto de los estados y con más fuerza en el Táchira.

 

Testigos presenciales revelaron que un joven que se dirigía a una bodega de la región, fue alcanzado por las balas. Sus familiares culparon a la Guardia Nacional.

 

El miércoles, en Caracas, el Ministro de la Defensa apareció en el canal del Estado para acusar a la oposición como responsable de la violencia, y prometió castigo para los autores intelectuales. En ese momento anunció la segunda fase del Plan Zamora, que según Capriles, es la vía libre para entregar armas a los civiles.

 

Capriles advirtió que las muertes fueron provocadas por los grupos violentos del gobierno.

 

El diputado Miguel Pizarro confesó tener testimonios de familiares de las víctimas, sobre crímenes cometidos por los policías y militares. Denunció que el ministro Reverol respeta la autoridad del Comandante de la Guardia, con órdenes directas a los efectivos y que ese componente agrede a los manifestantes. Dijo que la situación en Táchira es muy grave, y el envío de fuerzas demuestra la política represora del Ministro de la Defensa.

 

El informe que tiene la Asamblea indica que la Guardia Nacional fue la responsable de la muerte de José Francisco Guerrero, de 15 años de edad.

 

El muchacho recibió un tiro en la espalda y cayó sin vida. El joven no era manifestante, pero cayó en medio de los saqueos en el sector Sabaneta de San Cristóbal.

 

Otro asesinado fue Manuel Castellanos, de 46 años, quien falleció en el hospital después de recibir un tiro en el cuello.

 

La alcaldesa de San Cristóbal, Patricia Ceballos, declaró el saqueo de 27 locales.

 

Más de quinientos funcionarios de la Guardia hicieron frente a una batalla campal en Capitanejo.

 

La oposición denunció que se trata de colectivos denominados “los boliches”, quienes provocan los disturbios y atacan a los habitantes para sembrar terror.

 

Dijeron que la Guardia disparó sin piedad contra los manifestantes.

 

Hasta el jueves había 50 muertos y más de treinta imputaciones por fiscales del Ministerio Público.

 

La fiscal Luisa Ortega ha ordenado investigar todos los casos y pasar a juicio a los responsables sin importar color político.

 

En el Fuerte Tiuna, las reuniones con el Ministro no han sido muy cordiales.

 

Un oficial, que pidió la reserva de su nombre, dijo al periodista: “Son instrucciones que acatamos, pero no compartimos”. Advirtió que se quiere llevar a la FANB a una peligrosa politización.

 

“El presidente Chávez siempre nos advertía sobre nuestra responsabilidad. Y si somos leales a su legado, deben rechazar el partidismo sectario en nuestra institución”, sentenció.

 

Pizarro dice que en el chavismo hay disidentes a la forma como está actuando el gobierno y los militares. Esta declaración coincide con lo afirmado por el profesor Leonel Ferrer, decano de Derecho Administrativo de la Universidad Central de Venezuela. Según Ferrer, los profesores de chavismo están molestos y muchos ni siquiera sabían la intención de Maduro de la nueva Constituyente.

 

Al cierre de esta columna, me informan que la Fiscalía imputó a tres guardias nacionales por la muerte de Manuel Castellanos. En los próximos días habrá nuevas decisiones en el sumario por los sucesos del Táchira.