Ultrasecretos

Otro escándalo de venezolanos lava dólares en Estados Unidos

22 junio, 2018 | 12:15 pm

En Houston siguen otros en juicio por la misma causa

Un nuevo escándalo con protagonistas venezolanos, acaba de explotar en Miami con empresarios lava dólares, en una cifra superior a cien millones de la moneda gringa.

Los implicados ya bajo arrestos, son padre e hijo de apellido Díaz. Pero la lavandería ha llegado esta vez a la gran manzana con otra masa de dólares en conflicto.

Son esta vez cuatro de los llamados empresarios emergentes con nombres en reserva, por ahora, pero dedicados a la exportación e importación.

Todos están bajo arresto en una prisión de Queen, según se informó a este reportero.

Estos habrían aprovechado la complicidad de algunos funcionarios para un extraño camuflaje de mercancía y dólares.

“Son casos muy distintos a los de los Rincón en Houston, Texas”, declaró un investigador.

En los últimos meses los venezolanos, en algunos casos, son sometidos a humillantes preguntas y requisas.

“Somos tratados como vulgares delincuentes”, dijo una dama de 65 años, tras salir de más de dos horas de retención en un aeropuerto de Florida.

Dijo que nunca volvería a este país. “La decencia está en Europa”, sentenció.

El último caso fue reseñado por El Nuevo Herald y esta fue la versión aparecida el miércoles.

Dos empresarios de Miami fueron sentenciados a prisión por un tribunal de Nueva York debido a su participación en un elaborado operativo de lavado de dinero con el que transfirieron más de $100 millones desde Venezuela a cuentas en Estados Unidos.

Luis Díaz Jr., de 76 años, fue condenado a ocho meses de cárcel, mientras que su hijo Luis Javier Díaz, de 51 años, a cuatro meses, informó el martes la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Ambos hombres, que fueron hallados culpables por un jurado en noviembre, también deberán cumplir dos años de libertad condicional después de su tiempo en prisión.

Además, se les incautará un monto de dinero que será determinado en una audiencia posterior que todavía no tiene fecha.

Según la acusación presentada en corte, los Díaz utilizaron su compañía Miami Equipment and Export, que estaba en la ciudad de Doral, para transferir al menos $100 millones en nombre de empresas latinoamericanas, principalmente de Venezuela, a cuentas bancarias en Estados Unidos a cambio de una tarifa.

Estas operaciones se realizaron desde el año 2010 hasta el 2016 y dieron a los Díaz una ganancia más de $1 millón en honorarios.

“Una de la empresas beneficiadas por los negocios ilegales de Miami Equipment and Export fue KTC, un consorcio venezolano de compañías de la construcción con sedes en Centroamérica y Suramérica”, indicó la Fiscalía.

El operativo de lavado consistía en que empresas como KTC enviaban dinero a la compañía de los Díaz en Miami con instrucciones detalladas de a dónde remitir el dinero y facturas o contratos falsos que intentaban establecer una razón comercial válida para esas transferencias.

De acuerdo con la Fiscalía, los acusados luego transfirieron dinero a cuentas bancarias estadounidenses y extranjeras de empresas ficticias, de funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro y empleados residenciados en Venezuela que no tienen relación directa con Miami Equipment and Export o los Díaz.

La compañía tampoco estaba registrada en el estado de la Florida ni en la Red de Control de Delitos Financieros (Fincen), una entidad del Departamento del Tesoro, como lo exigen las leyes estatales y federales para las empresas que se dedican a la transferencia de dinero.

“El uso de negocios de transferencias de dinero sin licencia como la compañía [Miami Equipment and Export] permite a empresas e individuos mover dinero a través del sistema financiero de EEUU, mientras evitan a las instituciones bancarias estadounidenses autorizadas que controlan las actividades sospechosas y las reportan a las autoridades estadounidenses”, explicó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.