Quinto Día Online
13 de Diciembre del 2017

Opinión

Orillas del Potomac

Orillas del Potomac

J. Luers

 

 

A pocos días de que Estados Unidos estrene un Presidente atípico que jugó a la anti política tradicional en Washington, seguimos tan confusos como el día de la elección de Donald Trump.

 

El loco, como le dicen algunos, incluidos sectores de su partido, ha anunciado planes que la propia legislación norteamericana no prevé y sí prevé mecanismos para oponerse a muchos de los programas que acaba de revelar la campaña del electo mandatario.

 

Obama, a una semana de irse de la Oficina Oval -y esto me lo dijo un vocero de la Casa Blanca- estará hasta el último día culpando a Rusia y a Putin de los hackers que perjudicaron a los demócratas. Los correos de la Clinton fueron divulgados, no así los del adversario.

 

Trump tendrá que definir hacia dónde y hasta dónde quiere llegar en su política hacia los rusos.

 

Lo que sí aseguramos es que entre los designados en el gabinete, Trump colocó a los llamados halcones.

 

Este es un gobierno, no una empresa del magnate.  Los conflictos de interés afloran desde ya y se anticipan juicios que pueden golpear la promesa redentora de Trump.

 

Estados Unidos es un sistema de un capitalismo irrevocable, donde lo que es bueno para General Motors es bueno para un gobierno.

 

Trump tiene un nudo en la garganta. En la relación con América Latina, países como Cuba y Venezuela serán un problema a futuro.

 

Trump no traga a Maduro, o por lo menos le exige que su régimen deje de ser autoritario y respete las reglas de la democracia.

 

La influencia de personajes como Cabello, arrecia el anti norteamericanismo del señor Maduro.

 

Maduro tiene otras paredes en su camino.

 

Cuba está más cerca de un acuerdo y ya se dice que Raúl envió esta semana a un emisario para buscar una política más flexible de Trump, que condiciona su relación a una apertura democrática y a los Derechos Humanos.

 

Eso ocurre en este país, donde hasta un sacerdote pagano gana el derecho a usar cuernos de cabra en la foto de su licencia, diciendo que es parte del atuendo religioso.

 

El mismo país que en 11 años vio crecer las violaciones de datos y uno de las más escandalosas fue la de los mil millones de correos, adosados por hackers en Yahoo.