Quinto Día Online
28 de Junio del 2017

Destacada

Oficialistas extrañan programas antipobreza de Chávez

Oficialistas extrañan programas antipobreza de Chávez

La Red Nacional de Derechos Humanos acepta que existen personas buscando alimentos en la basura

 

“Se deben reactivar los planes sociales que fueron implementados durante el gobierno del ex presidente Chávez para erradicar la pobreza extrema”, dice Asdrúbal González, defensor de los Derechos Humanos

 

“En el caso de los niños la situación es más seria, pues consumir alimentos de la basura afecta el desarrollo y crecimiento del infante”, señaló la nutricionista Andreína Fernández

 

 

María Castaños

Mariivi_casta19@hotmail.com

@mariivi__18

 

 

La crisis económica y social que enfrenta el país es cada día más evidente. El alto costo de la canasta alimentaria y la escasez de productos básicos han traído como consecuencia que algunas familias venezolanas tengan que hurgar dentro de los contenedores de basura en busca de desperdicios que puedan ser consumidos. Es más frecuente ver esta situación en los alrededores de mercados populares, restaurantes, centros comerciales y panaderías, ya que los afectados consideran que allí los desperdicios se encuentran en mejor estado.

 

Ante esto, el coordinador de la Red Nacional de Derechos Humanos adscrito al gobierno nacional, Asdrúbal González, aceptó que existen personas hurgando en basureros a los que “le están realizando seguimiento y tomando medidas importantes para solventar la situación”. González no perdió oportunidad para señalar a Quinto Día que esta situación sería otra consecuencia de “la guerra económica, que está afectado a la población más vulnerable”.

 

La diputada suplente y coordinadora del partido opositor Cuentas Claras, Dinora Hernández, denunció que “esta situación está amenazando con desestructurar a las familias venezolanas y el Estado no está garantizando los derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

 

Ante la falta de datos oficiales sobre esta situación, Cáritas de Venezuela aplicó un estudio en 4 ciudades del territorio nacional para conocer la seguridad alimentaria de 25 parroquias de bajos recursos económicos. En el mismo fueron procesados los datos de 818 menores de edad, donde según cifras, el 22.1 % de los niños entre 6 a 24 meses son los más afectados con desnutrición aguda, mientras que los menores de 6 meses tienen una desnutrición de 14.3% y los de 2 a 5 años presentan 7.7% de desnutrición. Asimismo, el estudio reveló que las niñas son más propensas a presentar desnutrición crónica, con una cifra de 19.5%, mientras que en los niños la prevalencia era de 17.4%.

 

El análisis indicó que el estado con la mayor prevalencia de desnutrición crónica es Zulia, con 25%. Del mismo modo, el estado con menor índice de desnutrición crónica es Distrito Capital, con un 10%.

 

 

Crisis Alimentaria

 

La escasez de alimentos y la inflación existente está afectando de manera importante a toda la población venezolana. El pueblo para subsistir ha vuelto a hurgar en los contenedores de basura, como lo dice la parlamentaria Hernández, detallando que esta situación se ha incrementado en todo el territorio nacional. Hernández manifestó su preocupación y afirmó “que todos somos víctimas de la crisis, pero existen grupos más vulnerables que se han ido incrementando mientras pasa el tiempo” y que “las colas son el testimonio de la crisis y el carnet de la patria, el control que estableció el gobierno para atribuir más hambre”.

 

La presidenta del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela, Nixa Martínez, alegó que “esto es un problema político y no de partidos”, revelando que “el gobierno debe asumir y garantizar el derecho a la alimentación de toda la población venezolana”.

 

Martínez expresó que en este momento “se está presentando desnutrición por déficit de nutrientes, donde individuos de diferentes grupos igualitarios como niños, jóvenes, adultos, personas mayores y mujeres embarazadas no están consumiendo la cantidad de alimentos suficientes que el organismo necesita”, además, “actualmente solo se están consumiendo grandes cantidades de carbohidratos y grasas”.

 

La nutricionista Andreína Fernández señaló que “en el caso de los niños la situación es más seria, pues consumir estos alimentos provenientes de la basura afecta el desarrollo y crecimiento del infante. Un niño con carencia de nutrientes es propenso a presentar peso y tamaño por debajo del promedio normal. Mientras más pequeños sean, mayores serán las consecuencias en su organismo”, pues éstos “son propensos a presentar pérdida de peso, masa muscular, carencia de vitaminas y nutrientes, ya que solo consumen lo que encuentran y no lo que realmente necesitan”.

 

 

¿El diálogo como solución?

 

El experto en Derechos Humanos, Asdrúbal González, en la misma línea oficialista, considera que establecer una mesa de diálogo entre gobierno, oposición y el sector empresarial, podría ayudar a solventar la parte económica y atacar la problemática asociada con los Derechos Humanos, pues para él “esto no es responsabilidad exclusiva del Ejecutivo nacional. Tiene que existir una coordinación de diferentes niveles”, asimismo explica que “se deben reactivar los planes sociales que fueron implementados durante el gobierno del ex presidente Chávez para erradicar la pobreza extrema”, como es el caso los comedores populares, iniciativa reconocida por las Naciones Unidas.

 

González puntualizó que “las misiones se deben fortalecer y continuarse, para justamente atender a las comunidades más vulnerables”. Por su parte, Hernández opina que “el gobierno nacional debe activar una alerta roja y abrir un ciclo de atención especial para atender a las personas más afectadas del país”, mientras que Martínez consideró que “se debe continuar con la importación de productos a Venezuela y a su vez, incentivar el aumento de la producción nacional para garantizar una mejor calidad de vida”.

 

 

 


 

Acciones para el cambio

 

Como parte de las labores sociales para ayudar a las personas que se encuentran en situación de calle y familias que consumen alimentos de la basura para subsistir, la presidenta de la fundación Cáritas de Venezuela, Janeth Márquez, informó que estarían realizando un programa de alimentación para familias y comunidades que tendrá una duración de 3 meses y contará con la donación de 92 cajas con suplementos alimenticios enviados desde Chile, también impulsarán la lactancia materna y la prevención de enfermedades en comunidades.

 

Muchos negocios han activado su fibra social, ideando formas para colaborar con estas personas a las que la falta de recursos les hace salir a la calle a buscar el sustento entre los desperdicios, como es el caso del restaurant de comida vegetariana “Del Canalito Natural”, donde se encargan de recolectar las sobras de los alimentos y vegetales que se encuentran en buen estado, colocándolas en bolsas plásticas para luego donarlas a estas familias que visitan el establecimiento al finalizar la jornada laboral.

 

Por su parte el estudiante de comunicación social Jhon Marrancone organiza jornadas de entregas de alimentos para las personas sin recursos. Explica que esta iniciativa “no tiene relación con alguna actividad universitaria ni tampoco están involucrados partidos políticos”. Afirmó que solo han “recibido ayuda de la sociedad venezolana, que se pone a la orden a través de la red social Instagram para donarnos algunos alimentos”. Además, manifestó que son un grupo limitado de colaboradores, y por ahora solo realizan estas jornadas una vez al mes, “por el tema económico y de escasez de alimentos”.

 

Este tipo de actividades se vienen replicando en todo el país, demostrando el lado solidario del venezolano.