Salud

No es lo mismo sufrir de Alzheimer que llegar a la vejez

27 julio, 2018 | 12:00 am

Cualquiera puede olvidar de forma temporal la letra de una canción, el título de una película o, esporádicamente, el nombre de un vecino. Pero cuando un ser querido hace la misma pregunta más de dos veces en el lapso de cinco minutos, y en ocasiones se muestra inusualmente agresivo o comienza a perder cosas alrededor de la casa, estos podrían ser los primeros signos de lo que se conoce como el mal de Alzheimer.

En la actualidad muchas personas por la falta de conocimiento suelen asociar las causas del envejecimiento natural con los principios de Alzheimer; es por esta razón que es necesario comprender cuales son las diferencias entre ellas.

A medida que va pasando el tiempo el cuerpo va envejeciendo, lo que hace que las fuerzas vayan mermando impidiendo de esta manera llevar a cabo ciertas actividades. Expertos en la materia señalan que uno de los factores que influye significativamente en este proceso es la pérdida de la memoria, que afecta negativamente la vida cotidiana.

Diversos estudios han buscado con intensidad un tratamiento médico el cual pueda tratar los síntomas de esta patología, de acuerdo al Instituto Nacional en Envejecimiento (NIH, por sus siglas en inglés), el Alzheimer ha pasado a ser de la sexta a la tercera causa de muerte en los Estados Unidos después de las enfermedades del corazón y el cáncer.

Profesionales de la salud han considerado como preocupante el hecho de que la mayoría de pacientes no sean reportados, lo que ocasiona un daño mayor en su sistema.

Es por esta razón que muchas personas en la actualidad suelen asociar las causas del envejecimiento natural con los principios de Alzheimer; por ello recomiendan comprender cuales son las diferencias entre ambas.

A medida que va pasando el tiempo el cuerpo va envejeciendo; influyendo significativamente en este proceso la pérdida de memoria que afecta negativamente la vida cotidiana, siendo el mismo no un signo común del envejecimiento sino el comienzo de la primera etapa de esta enfermedad.

Este fenómeno el cual ocasiona lentamente un deterioro de la memoria, del razonamiento y la lógica, es mejor conocido como “Alzheimer”, una enfermedad que interrumpe el funcionamiento de las células cerebrales y en muchos casos detener su actividad.

Médicos señalan que esta enfermedad, que ocasiona el daño a las células nerviosas del cerebro, empeora al momento en el cual se va apoderando del sistema. No obstante, los signos de la demencia temprana pueden manifestarse en pacientes jóvenes de 30 años, según el NIH.

Son estos primeros signos los que se convierten en los más difíciles de detectar en personas jóvenes, especialmente cuando no existe la aceptación por parte del paciente. De esta manera expertos precisan que pueden ser víctimas de la demencia personas mayores de 65.

A continuación se presentan 9 tips que donde se podrá distinguir entre el padecimiento del Alzheimer y el proceso del envejecimiento natural.

1) Pérdida de memoria

Los cambios en la perdida de la memoria ocasionados por la vejez se relacionarán en su mayoría con nombres de personas o lugares, siendo todo lo contrario en personas con esta patología; los cuales se expresan a través del olvido el cual se ve reflejado al momento de participar en la vida social.

Uno de los signos más comunes en las primeras etapas en esta enfermedad es el olvido de la información recientemente aprendida, así como el olvido de fechas o eventos importantes, el repetir la misma pregunta, son de acuerdo a expertos los signos claves que detectan a una persona con esta patología.

2) Dificultades para planificar con anticipación o resolver problemas

Pacientes diagnosticados con esta enfermedad suelen tener gran dificultad al momento de planear con anticipación o resolver algunos problemas. Situación que se coloca de manifiesto al momento de seguir instrucciones, especialmente cuando trabajan con números.

3) Dificultad al completar tareas de rutina

Un signo clave en personas con estos padecimientos es experimentado al momento de completar tareas simples, donde se ven sometidos al olvido, ejemplo de ello perder el lugar de destino en un viaje el cual ha visitado en otras ocasiones.

4) Con relación al tiempo y el lugar

Las personas con esta patología suelen olvidar por completo el sentido de la orientación y el espacio (fecha, lugar, año). Asimismo, suelen tener dificultades para entender procesos que no están teniendo lugar en ese instante.

5) Dificultades en la visión y comprensión de imágenes y relaciones espaciales

Para algunos los problemas de visión suelen ser tomados como un signo de Alzheimer. Sin embargo médicos señalan que estos pacientes suelen sentir complicaciones al momento de leer, medir distancias e inclusive hallar las diferencias entre ciertos tonos o colores.

En el proceso de la edad adulta la visión se ve afectada por el envejecimiento por ende la visión borrosa no es necesariamente un signo temprano de la enfermedad.

6) Dificultad en el uso de palabras

Otros de los signos que hacen presentes el padecimientos de esta enfermedad se ven manifestados al momento de entablar una conversación e incluso dejar de participar en ello poniendo de manifiesto la falta de coherencia, lo cual conlleva a repetir constantemente la idea sin darse cuenta.

7) Desplazamiento de cosas

Personas con estas patologías en ocasiones suelen colocar los objetos de uso común en lugares equivocados sin percatarse de ello, teniendo gran dificultad para volver a encontrarlos. Causando que en muchas ocasiones personas con esta deficiencia culpan a otras de robo.

8) Pobre juicio

El juicio sobre las cosas y la toma de decisiones juegan también un papel importante al momento de afrontar esta patología, ocasionando en estos pacientes un cambio en su juicio y percepción de la vida, en el cual muchas veces se detalla en la limpieza y el aseo personal.

9) Cambios en el estado de ánimo y la personalidad

El cambio brusco en los estados de ánimo es constante en los pacientes con Alzheimer, llevándolos de esta forma a convertirse en personas completamente diferentes, ocasionando que en muchas veces estén confundidos, deprimidos, ansiosos o estresados. Y en otros experimenten la depresión mientras están fuera de su zona de confort.

En personas que afrontan la vejez muchas veces está relacionada a los aspectos psicológicos tales como la aceptación de esta nueva etapa de vida en la cual muchas veces, suele causar irritación y molestias por lo que no es necesariamente un signo propio de la enfermedad. Es imperioso entender que en ocasiones los cambios de humor pueden ser signos de otras enfermedades.

Finalmente es necesario distinguir entre ambos procesos por lo que expertos recomiendan estar alerta a los mismos debido a que un diagnóstico temprano ayudará tanto a los pacientes como a su entorno a planificar para el futuro.