Entrevista

Natera: La salud está muy grave y los hospitales en un mal crónico

16 marzo, 2018 | 12:00 am

Le preguntamos a Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica, cómo anda la salud en Venezuela. Y él responde.

-A tu juicio, ¿cómo anda la salud en este momento?

-Muy mal, yo diría que cada día peor. Desafortunadamente es la realidad que cada día vive el venezolano o todo aquel que viva en Venezuela, que tenga la necesidad de ir a un hospital, incluso a una clínica, porque los hospitales están desabastecidos y el gobierno no cumple lo que dice la Constitución. Siendo el gobierno el representante del Estado, el garante de la salud, como dicen los artículos 83, 84 y 85 de la Constitución, no lo hacen porque no lleva el recurso de manera suficiente a los hospitales y si los lleva, se queda en la dirección de ese centro. Lo cierto es que la gente se nos está muriendo de mengua en los hospitales y apenas tenemos un dos, tres, quizás un cuatro por ciento de insumos, medicamentos y materiales médico-quirúrgicos para que pueda el médico, y el equipo de salud, trabajar por el bien de los pacientes. Entonces, realmente es crítica la situación de salud y por eso es que nosotros la hemos catalogado ya, desde hace unos dos años y medio, quizás, como el holocausto de la salud impuesto, calculado milimétricamente por este gobierno, en contra del pueblo venezolano.

-Cuando se muere un paciente en un hospital por falta de atención, me imagino que la familia de ese paciente se molesta y se indigna…

-Diera la impresión de que a este gobierno todo le resbala. Todos tienen una piel demasiado gruesa, y son impenetrables en el sentimiento humano y son insensibles, en este caso, por este gran caos que estamos viviendo nosotros en Venezuela. Todos los días hay, por lo menos, un fallecido en un hospital por falta de medicamentos. Hace poco, ayer, antes de ayer, vi en la prensa de Guayana, en un periódico del Caroní, donde hablan de 114 fallecidos desde el 1° de enero hasta el 6 de marzo, en la emergencia del hospital de Guiparón, el Hospital Raúl Leoni, en San Félix. Eso es bestial.

-¿Y por qué los médicos, tanto de esos hospitales como los de Barrio Adentro, no salen a denunciar eso?

-Es que eso es una denuncia constante. Todos los días hay una denuncia de por lo menos un médico, en por lo menos un hospital, y son 300 hospitales. Y en Barrio Adentro, 12 mil ambulatorios. En cada uno de ellos hay una protesta o una observación.

-¿Qué te dicen los médicos afiliados a la Federación?

-La situación es nefasta. Los hospitales de niños no tienen ni siquiera el suplemento alimentario para ayudar a la madre, o al niñito, cuando esta madre no puede darle la leche materna, que es la leche maternizada o la comida.

-¿Eso le pasa a este hospital?

-Al J.M. de Los Ríos.

-El otro, el centro médico, el último que inauguraron, para niños…

-Todos los hospitales, aún recién inaugurados, no tienen absolutamente nada. Hay un hospital cardiológico…

-¿El Cardiológico Infantil?

-El Cardiológico Infantil, que está aquí en Caracas…

-Pero me dicen que funciona.

-Bueno, resulta que ese Cardiológico Infantil es para operaciones demasiado selectivas y apenas están haciendo dos o tres al mes, en lugar de hacer unas, digamos, que 100 operaciones al mes para ir resolviendo los problemas de los niñitos. Entonces tenemos los hospitales de niños prácticamente cerrados.

-¿Hay dengue ahorita?

-Sí. El dengue llegó aquí y no ha habido forma de que se vaya. Cuando nosotros hablábamos del dengue en el año 2001, el primero que salió a golpear a la Federación Médica fue el presidente fallecido. Y allí, ese año, hubo 16 muertos y más de 83 mil casos. Y así sucesivamente durante todos los años, con picos de más de 100 mil y una media de aproximadamente unos 40 mil casos al año, todos los años, de dengue. La malaria, el chikungunya, la difteria, enfermedades que tenían muchísimos años sin aparecer en Venezuela, ¿reaparecieron dónde? En Guayana. Diera la impresión de que Guayana como que es el centro telúrico de estas enfermedades, como la malaria.

-¿Cuál es el promedio de una cola en la espera?

-En la espera, por lo menos unos 8, 10 meses, quizás más.

-¿En todos los hospitales?

-En todos los hospitales.

-¿El Padre Machado, también?

-Bueno, eso es inaudito, el Hospital Padre Machado, donde tenemos pacientes oncológicos que deben ser resueltos de hoy para hoy, por el cáncer, resulta que lo resuelven a los 4, 5 meses. No porque el médico no quiera, sino sencillamente porque no hay insumos o porque de 6 pabellones o de 8 pabellones, solo funciona uno y en oportunidades no tienen el anestésico, no tienen el gas. Alguna cosa falta.

-¿Y el Antituberculoso?

-El Antituberculoso da la impresión de que está virtualmente cerrado.

-Aquí veo que la Federación Médica dice, 12 mil 830 médicos han desistido de sus funciones en los hospitales. A propósito de esto, se han ido muchos médicos para el exterior.

-Mira, la agresividad es tan bárbara, la falta de insumos por lo cual no se puede ejercer a ciencia cierta la profesión para la cual hemos estudiado en nuestras universidades, reconocidas en el mundo, que son 8 universidades aquí en Venezuela: la Central, la de Los Andes, la Universidad de Oriente, la del Zulia, Carabobo, Lisandro Alvarado, de Barquisimeto, la Rómulo Gallegos y la Francisco de Miranda. Esas son las 8 universidades donde se estudia Medicina formalmente y científicamente son alumnos bien preparados. Entonces, no hay forma de que podamos ejercer la profesión como tal, esa agresividad y el salario miserable al que hemos sido sometidos, porque el gobierno no se quiere sentar con la Federación Médica a firmar la contratación colectiva. Entonces, se nos han ido no 12 mil; quizás esa es una cifra de los últimos dos años, pero realmente son 22 mil médicos que se nos han ido para el exterior, según el estudio hecho, hasta hace dos meses y medio, tres meses. O sea, que se fueron 22 mil y seguimos contando la cantidad de médicos que se están yendo por diferentes vías, para el exterior. Para el sur, para el norte o para Europa.

-¿Y esos médicos graduados en forma integral, no han sido otra vez preinscritos en la Universidad Central? ¿Hay quienes piden volver a la Universidad Central?

-No, porque ellos estudian en otra universidad, en la Bolivariana y en Barrio Adentro hacen su práctica y luego van a los últimos dos años a los hospitales, sin ningún tipo de programación, donde los docentes hospitalarios no tienen gran presencia, digamos, porque los organizadores no les exige alguna cosa, incluso, que ni siquiera los califiquen. Los profesores de los hospitales no califican a estos muchachos o a estos estudiantes.