Quinto Día Online
18 de Noviembre del 2017

Cambio Climático

Moda Sostenible: cuando la ingeniería y el diseño se ensamblan

Moda Sostenible: cuando la ingeniería y el diseño se ensamblan

Una emprendedora dijo que Venezuela debe apalancar su industria de la moda con visión de sostenibilidad; entre otras razones para: promover la ética ambiental del sector, crear trabajos dignos, educar al consumidor e incentivar el comercio justo

 

 

Alba Marina Gutiérrez

Cofundadora de PeriodismoCC

@Albamarinavzla

 

 

¿Se ha preguntado quién y cómo hicieron su ropa? ¿Usted sabe si las prendas que usa son hechas en Venezuela? ¿Ya sabe cuál es el destino final que le dará a esos trapos que ya no se pone?

 

Las respuestas a estas interrogantes las está dando al mundo la moda sostenible. Una filosofía del diseño que busca que la industria de la moda fusione dos variables clave: sostenibilidad ambiental y responsabilidad social, con el objetivo de transformar este sistema en un sector ético y ecológico, caracterizado por comercio justo y slow fashion.

 

De entrada, parece una utopía. Sin embargo, esta tendencia crece mundialmente y aunque usted no lo crea, también en Venezuela. Diseñadores y marcas con el sello de moda sostenible vienen surgiendo mucho antes de la crisis económica que hoy estrangula al país.

 

Para conocer de qué se trata este asunto, Quinto Día entrevistó a la joven emprendedora, Andrea Portillo, quien desde 2015 lidera en Venezuela el movimiento internacional, Fashion Revolution Venezuela, una iniciativa que busca promover la moda sostenible.

 

Andrea se autodefine como “una entusiasta de la moda y del ambiente” que quiere “despertar a la gente para que conecte la moda con el ambiente. Crear conciencia para recuperar materia prima que antes iba a los vertederos, para diseñar, ensamblar ideas novedosas y crear cultura”.

 

Nació en San Cristóbal, estado Táchira. Sus estudios universitarios le ampliaron la visión y la percepción sobre el sector de la moda. “Estudié Ingeniería Ambiental en UNET y soy diseñadora autodidacta. Tengo unos seis años en el mundo de la moda, comencé trabajando para una marca y –ahora- tengo mi firma personal de diseño a la medida, Atelier AP”.

 

¿Cómo se encontraron esos dos mundos, la ingeniería ambiental y el diseño de moda?

Cuando comencé a diseñar no conecté esos dos sectores. Lo hacía porque me encantaba y por la creatividad. Me gustaba usar algo hecho por mí, no me gustaba comprar en las tiendas donde sabía que iba a ver ropa repetida. Luego, cuando inicié mis estudios de Ingeniería Ambiental, me surgió más curiosidad. Fui conectando ambas áreas, y me dije: la industria de la moda tiene una parte textil que es muy contaminante.

 

Al graduarme, me fui a Argentina para ejercer. Experimenté, vi muchas cosas que no había en Venezuela, vi muchas marcas de moda sostenible y –también- vi que ese tema no había despertado en el país, pero comenzaba. Investigué la relación de la moda con el ambiente y llegué a conocer el movimiento Fashion Revolution Argentina, un movimiento internacional que está en muchos países y que en Venezuela no existía. Entonces me postulé ante la fundadora, Carry Somers. Así nació Fashion Revolution Venezuela. Soy la coordinadora nacional.

 

Recordemos que Fashion Revolution surgió en 2013 tras la tragedia que ocurrió en Bangladesh, cuando se desplomó un edificio con talleres de confección. Murieron unas 1300 personas y hubo más de mil obreros heridos. La mayoría cobrara unos 28 euros al mes. Trabajaban para importantes firmas, algunas de las cuales desconocían que se explotaban a estas personas.

 

-¿En qué puede ser útil ese movimiento internacional para el país?

-Para dos objetivos: 1) que surja toda una cultura de ambiente y moda; y 2) Contribuir a incentivar la producción nacional. Queremos hacer un team mot para ayudarnos unos a otros.Nos hemos planteado la campaña #haulternative para promover que la gente opte por renovar su guardarropa sin comprar prendas nuevas. El mecanismo es para que surjan los intercambios entre conocidos, comprar en mercaditos de garaje, transformar la ropa o alquilarla. Además, queremos ir por respuestas de la industria de la moda en Venezuela.

 

-¿Qué respuestas buscas?

-Consultar al consumidor, a la industria textil, a los diseñadores de moda y a quienes gestionan los residuos y desechos en el país.

 

Indagar si hay conocimiento del impacto que tiene la industria de la moda masiva. Por ejemplo, para fabricar un jean se necesitan más de 250 litros de agua. ¿Cómo es el tratamiento de las aguas servidas tras la fabricación de las telas? Conocer si existen fábricas en Venezuela que elaboren textiles a partir de reciclaje de derivados de petróleo como el plástico o si traen esa materia prima del exterior, porque esta cadena contribuye a construir cultura de sostenibilidad ambiental, económica y social.

 

A quienes gestionan la “basura” preguntar cuánto es el volumen de telas, ropa y retazos que terminan en los vertederos. Esa información de Venezuela no se conoce.

 

-¿Cómo ves al mundo de la moda en Venezuela?

-Es un sector que está creciendo de manera exponencial y no lo hemos visto. Cada día nacen marcas de todo tipo de materiales y prendas. También veo que crece el mundo de la moda sostenible. Hay una parte de la población que se preocupa y está aprovechando todos esos materiales que creemos que son desperdicios y están creando prendas nuevas a partir de estos desechos. Profesionales de la moda que están recuperando materia prima que antes iba a parar a los vertederos.

 

-¿Cómo podemos sensibilizar al consumidor e impulsar esta cultura de moda sostenible?

-Debemos emprender una campaña por redes sociales. Las marcas tienen que ayudar desde sus cuentas para que se promueva esta cultura. Hay que hablarle a la gente del comercio justo, de la moda sostenible y cambiar la visión de consumo que tienen de la moda, sensibilizar a la industria y enseñar a la gente a darle una segunda oportunidad a su ropa.

 

Andrea Portillo, actualmente ejerce como ingeniero ambiental; y también trabaja como diseñadora de moda en su atelier en San Cristóbal. Sígala en sus redes @atelierap portiyoatelier@gmail.com : Para apoyar las acciones de Fashion Revolution Venezuela Twitter e Instagram @fash_rev_ve ; Facebook: fashionrevolutionvenezuela; correo: venezuela@fashionrevolution.org