La Anécdota

Memorial de repuestas

7 septiembre, 2018 | 12:00 am

Hay anécdotas entroncadas de comentarios y respuestas del “hombre fuerte” de La Mulera. Más las de dos jefes civiles, de dos paisanos montañeses, del padre Carlos Borges, la de los gritos y el policía de peinilla, la de un bromista, la concebida por el ingenio popular y la puesta en boca del malvado Eustoquio Gómez —más otra atribuida a este—, la del movimiento sísmico de Cumaná, las ocurrencias del periodista Ramón Amundaray, el cuento —invención guayanesa—del origen de Gómez, y las del supuesto encuentro con el aviador americano Charles Lindbergh.

Algunas por supuesto gozan de credibilidad, otras corresponden a la invención popular, que se las ingenió para desquitarse de “los males” del régimen con tan oportunas salidas.

Venezuela cuenta con la picante gracia humorística de un Amundaray, de Leoncio Martínez (Leo), de un Francisco Pimentel (Job Pim), de Andrés Eloy Blanco, etc., que echan a andar sus “flechas” o enriquecen los chascarrillos anónimos de aquella Caracas aldeana de mil y pico.

Siguiente