Salud

Mejora tu memoria en tan solo 10 minutos

5 octubre, 2018 | 2:01 pm

Fueron investigadores de la Universidad de California quienes comprobaron que con tan solo 10 minutos de actividad física ligera son suficientes para potenciar la conectividad cerebral y ayudar a las personas a distinguir entre recuerdos muy similares.

Los científicos consiguieron medir el impacto inmediato que realiza el ejercicio sometiendo 36 jóvenes a una resonancia magnética, justo después de haber hecho un poco de ejercicio. Mediante el estudio buscaban confirmar si la actividad tenía un impacto sobre los mecanismos del cerebro para procesar los recuerdos. Dando un resultado altamente positivo.

Mediante una serie de imágenes cerebrales entre las personas que no habían hecho ejercicio y las que acababan de realizarlo pudieron observar que estos últimos mostraban una mayor comunicación entre el hipocampo, la cual es una región importante en el almacenamiento de la memoria y las regiones corticales, que están involucradas en la recolección vívida de los recuerdos.

Los académicos mediante una publicación en un medio impreso dieron a conocer los resultados. Así, esa breve intervención de ejercicio tuvo un triple impacto inmediato:

Mejoró rápidamente el procesamiento cerebral de recuerdos muy detallados

Generó una elevada actividad en el hipocampo y en las regiones vecinas

Generó una mayor sincronía entre el hipocampo y las regiones corticales, que intervienen en el procesamiento de la memoria detallada.

Cabe destacar que este grupo de expertos, habían comprobado ya en estudios anteriores a ratones, que el ejercicio físico moderado podía potenciar la memoria.

Michael Yassa, un neurocientífico quien lidera el estudio expresó que: “Eran pruebas de memoria bastante difíciles”.

El ejercicio se basó en mostrar a los jóvenes 186 fotografías de objetos cotidianos, como vegetales o una cesta de picnic, durante dos segundos cada una. Donde minutos después, los participantes debían mirar otras 256 imágenes y valorar si se trataba de los mismos objetos, “similares” o “nuevos”.

De acuerdo a Yassa, se emplearon imágenes similares, con la finalidad de detallar si los sujetos podían distinguir los objetos nuevos de los recordados. Con relación a quienes acababan de hacer ejercicio tuvieron mejores resultados.