Ultrasecretos

Los secretos de un atentado

10 agosto, 2018 | 10:10 am

El presidente de la República, Nicolás Maduro, daba un discurso en la Avenida Bolívar en Caracas este sábado 4 de agosto en el acto de conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Ya cuando terminaba su alocución, a las 5:41 pm, dos drones cargados con un kilo de explosivo C4 detonaron muy cerca del palco presidencial.

Dos horas más tarde del suceso, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, confirmó que se había cometido un atentado contra el presidente Nicolás Maduro.

7 guardias nacionales resultaron heridos en el ataque / AVN

“Cuando nos encontrábamos en el acto en homenaje del 81 aniversario de nuestra gloriosa Guardia Nacional Bolivariana, en el momento que estaba culminando el acto se escucharon unas detonaciones que las averiguaciones establecen con claridad que correspondían a artefactos voladores de tipo dron que contenían una carga explosiva que detonó en las cercanías de la tarima presidencial y en algunas zonas del desfile. Todo el trabajo que se ha hecho inmediatamente después ha permitido establecer ya, con evidencia que se trata de un atentado en contra de la figura del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro que para tranquilidad de todas y de todos ha resultado completamente ileso”.

Rodríguez informó que las detonaciones hirieron a siete efectivos de la GNB que se encontraban en el lugar del desfile.

Posteriormente, el mandatario nacional se dirigió al país en cadena nacional de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores donde acusó al expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de una supuesta participación en el atentado en su contra.

“Han intentado asesinarme el día de hoy (…) el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado”. Maduro se ha referido varias veces a “la ultraderecha” colombiana y venezolana. También afirmó que han sido detenidos varios sospechosos y que “todas las pruebas” ya están en poder de las fuerzas de seguridad. Para los responsables, ha prometido “justicia y máximo castigo”. “¡Que se olviden del perdón!”, ha clamado Maduro.

Reacciones del exterior
El sábado por la noche el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia rechazó “enfáticamente las acusaciones” contra Santos. En un comunicado han señalado que “resultan absurdos y carecen de todo fundamento los señalamientos de que el exmandatario colombiano sería el responsable del supuesto atentado en contra del presidente venezolano”. Y añaden que: “Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación. Exigimos respeto por el presidente Juan Manuel Santos, por el gobierno y por el pueblo colombiano”.

Santos desmintió implicación en el atentado contra Nicolás Maduro / Archivo

En ese sentido, el propio Juan Manuel Santos contestó “¡Por Dios! Yo le digo al presidente de Venezuela, yo el sábado estaba en unas cosas mucho más importantes, estaba bautizando a mi nieta”.

El expresidente, que afirmó estar acostumbrado a recibir acusaciones de todo tipo, consideró “todavía más insólita” la de Maduro, que constantemente le atribuye muchos de los problemas de la crisis venezolana.

Agregó que cuando creyó haber escuchado hasta lo inimaginable sobre él, inclusive que junto con la inteligencia británica y un grupo de magistrados complotaba contra un líder de la derecha colombiana a quien no mencionó, aparece Maduro con su acusación todavía más sorprendente.

“Yo pensé que ese era el tope de las locuras (la conspiración interna con los británicos), de acusaciones, pero no, me equivoqué, y ayer me encuentro con otra todavía más insólita, que estoy con la inteligencia americana, con la derecha venezolana, armando complot para asesinar al presidente de Venezuela”, declaró.

Por su parte, el gobierno de los Estados Unidos también negó su implicación en el ataque con drones en Venezuela. “”Puedo decir inequívocamente que no hay participación del gobierno de Estados Unidos en esto en absoluto”, dijo John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, en una entrevista con la cadena Fox News.

De hecho, Bolton sugirió que el propio gobierno de Maduro podría estar detrás de la explosión.

“Podría haber muchas cosas (detrás de lo sucedido), desde un pretexto establecido por el propio régimen de Maduro a otra cosa”, apuntó Bolton.

Asimismo, Bolton se mostró abierto a que las autoridades venezolanas faciliten a Estados Unidos cualquier tipo de información que pueda estar vinculada al episodio y suponga una violación de las leyes estadounidenses para investigar el caso.

“Si el Gobierno de Venezuela tiene información fehaciente que quieren presentarnos que muestre una posible violación de la ley penal de los EEUU, la analizaremos seriamente”, agregó el asesor del presidente Donald Trump.

Soldados de Franelas detrás del ataque
Poco después de haberse perpetrado el hecho en la Av. Bolívar, el grupo denominado Soldados de Franelas se atribuyó el atentado contra el mandatario nacional mediante su cuenta de Twitter. “La operación era sobrevolar 2 drones cargados con C4 el objetivo el palco presidencial, francotiradores derribaron antes los drones antes de llegar al objetivo. Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy pero es cuestión de tiempo”.

Soldados de Franela promovió por redes sociales las acciones de Óscar Pérez, el ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, asesinado el 15 de enero de 2018 luego de que cuerpos militares y de seguridad desplegaran un operativo para capturarlo.

El Tribunal Supremo de Venezuela ha ordenado este miércoles detener al diputado opositor y expresidente de la Asamblea Nacional Julio Borges, por “delito de homicidio intencional”. El tribunal acusa el opositor de ser uno de los responsables del ataque que sufrió el presidente venezolano Nicolás Maduro el pasado sábado en Caracas. Unas horas después, la Asamblea Nacional Constituyente, aprobó por unanimidad allanar la inmunidad parlamentaria de Borges y el diputado Juan Requesens, los dos forman parte del partido Primero de Justicia.

El diputado Juan Requesens fue detenido el martes por funcionarios del Sebin en su residencia debido a que se le vincula con ser uno de los participantes en el atentado contra el presidente Nicolás Maduro / Archivo

“En el análisis de las actas que conforman el proceso contra Julio Andrés Borges Juyent se evidencia que existen elementos que comprometen su responsabilidad en la comisión flagrante del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del ciudadano Nicolás Maduro Moros”, especifica el comunicado del Supremo.

Al mismo tiempo que se conocía la decisión del Alto Tribunal, Borges en Bogotá, ciudad en la que reside desde hace meses, se reunía con Ernesto Macías, presidente del Senado colombiano. “Nos han acusado de todo desde hace años: de que íbamos a bombardear Caracas piloteando un avión, de que estábamos involucrados en conspiraciones militares, de que estábamos con el Gobierno de Colombia metiendo billetes de Venezuela aquí, de trata de blancas, de estar en terrorismo”, se ha defendido ante las palabras del mandatario venezolano.

Tras la detención arbitraria del diputado a la Asamblea Nacional (AN), Juan Requesens y sus hermana, Rafaela Requesens, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV), la tolda opositora Primero Justicia (PJ) manifestó su solidaridad con ambos dirigentes.

En la sede de la dirección nacional de la tolda amarilla, el parlamentario Alfonso Marquina, encabezó una rueda de prensa y declaró que las detenciones arbitrarias de los hermanos Requesens, solo ratifica que Nicolás Maduro pretende involucrar a Juan Requesens y a Rafaela en un acto, que a su juicio, ellos no están relacionados, ya que ambos hermanos “están del lado del pueblo y su lucha seguirá siendo por Venezuela”.

Con respecto a la detención arbitraria y desaparición forzada de Juan Requesens, el parlamentario Marquina, aseguró que las denuncias ya fueron realizadas y que solo falta formalizarlas ante instancias internacionales como la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU), la Corte Penal Internacional (CPI), entre otros.