Quinto Día Online
23 de Enero del 2017

Destacada

Lo afirma Elías Jaua: “Aquí hay gente que busca una guerra”

Lo afirma Elías Jaua: “Aquí hay gente que busca una guerra”

 

 El dirigente del PSUV explica quiénes y por qué

El diálogo se mantiene

“Tenemos que luchar para que en Venezuela no ocurra lo que ocurrió en Libia o está ocurriendo en Siria”

La “misteriosa” carta del Papa

Oliver Parra

 Elías Jaua admitió que “el Papa envió una carta” y aunque conoce su contenido, se negó a revelarlo, pese a la insistencia de Carlos Croes.

¿Pero el hecho de esa carta revela que para el Papa algo anda mal?

“¿Por qué no dices?”, insistió Carlos Croes.

“En su momento”.

-¿Qué dices tú del diálogo condicionado?

Yo creo que el país no merece ese permanente chantaje de algunos sectores de la oposición y yo te los puntualizo claramente: Henry Ramos Allup, Henrique Capriles Radonski y Voluntad Popular son los enemigos del diálogo.

-¿Por qué habrían de oponerse a eso?

-El desconocimiento, permíteme terminar. El derecho a la convivencia que tenemos los venezolanos y venezolanas, a pesar de nuestras diferencias, la recuperación de la esperanza, sobre todo para nuestra juventud, que significa la posibilidad que los dirigentes de un país se sienten a dialogar. Creo que a eso le están dando una patada, al reconocimiento mutuo, a la convivencia, a la esperanza, sobre todo, de nuestra juventud. ¿Por qué no se sientan? Por los intereses personales. Hay dirigentes de la oposición que están obsesionados con la Presidencia de la República.

-¿Adónde vamos ahora?

-El diálogo se mantiene. Ahora, ¿cuáles fueron los acuerdos? Mira, fueron públicos, expresados en un documento leído por el monseñor Celli, vocero del papa Francisco y leído simultáneamente el documento de convivencia por Carlos Ocariz y por Jorge Rodríguez. ¿Cuáles eran? Primero, cesar la agresión económica contra Venezuela. Bueno, a partir de ese día comenzaron a incrementarse las agresiones contra Venezuela, en la opinión de J.P. Morgan en solvencia de PDVSA. El Dólar Today, que hasta los domingos y los sábados incrementa cuando no hay actividad cambiaria, incrementa el valor de la moneda; el sabotaje electrónico a la banca, el robo de nuestros billetes, de nuestras monedas. ¿El otro acuerdo cuál era? Superar el desacato de la Asamblea Nacional. La Asamblea Nacional intentó burlarse de ese acuerdo al desincorporar, al pedir los diputados que se desincorporen.

-¿Pero qué buscan entonces?

-¿Qué buscan? Yo creo que aquí hay gente que busca la guerra.

-Y frente a esa guerra, ¿cuál es la opinión tuya?

-Tenemos que imponer la paz. Yo no creo que Venezuela se merezca una guerra.

-¿Y cómo lo van a imponer?

-Con el diálogo, con la voluntad de la mayoría del pueblo venezolano. Más del 80% de la población quiere diálogo.

-¿Qué sabe Jaua de la carta famosa del Vaticano, que todo el mundo habla de ella y nadie la muestra?

Fue respondida en los términos que correspondía por el coordinador de la Mesa de Diálogo, por parte del gobierno bolivariano.

-¿Pero llegó la carta? ¿Y qué es lo que planteaba la carta, que cumplieran la ayuda humanitaria, que el gobierno estaba cumpliendo los acuerdos?

-Fue respondida. Si en algún momento esa carta se hace pública, nosotros también haremos pública la nuestra.

-¿Y qué le decían?

-Vamos a dejarlo hasta allí.

-Mira Elías, pero el solo hecho de que le hayan mandado una carta, tal como se ha filtrado, significa que algo vio el Vaticano que no estaba funcionando bien.

-Al secretario de Estado del Vaticano, Parolín, que fue nuncio acá, lo conocemos bien. Hizo un conjunto de apreciaciones y valoraciones que, como te dije, fueron respondidas una a una por el coordinador de la parte del gobierno en la Mesa de Diálogo, el doctor Jorge Rodríguez.

-¿Cómo ves tú, que eres Canciller también, lo de Alepo y lo de Trump?

-Bueno, ya yo no soy Canciller.

-Fuiste, pero te conoces el tema.

-Mira, lo de Siria es un ejemplo de lo que nosotros tenemos que luchar porque a Venezuela nunca llegue; lo que pasó en Libia, lo que pasó en Siria. Esa política criminal del cambio de régimen, como lo llamó la administración Obama y ejecutada por la señora Clinton, ha destruido a naciones, ha ocasionado la muerte de centenares de miles de hombres, de mujeres y de niños. Eso es lo que nosotros tenemos que evitar, y por eso tenemos que seguir insistiendo la dirigencia responsable de este país en el diálogo, en la convivencia, en el reconocimiento mutuo y en el procesamiento democrático de nuestras diferencias, para evitar que a Venezuela la lleven los extremistas, los irresponsables, los obsesos con el poder a una situación lamentable, como es la destrucción del pueblo sirio y la destrucción del pueblo libio y la destrucción del pueblo libanés. Y de Trump me reservo mi opinión hasta el 30 de enero.

-Vamos a hablar también de los balances. Si saliendo de aquí alguien te preguntara, ¿“Usted qué ha hecho por el estado Miranda desde la Asamblea Nacional”, qué dirías tú?

-Bueno, en primer lugar, por el país, porque yo me comprometí como candidato a diputado en el circuito en los Valles del Tuy, pero en todo el estado Miranda y uno es Diputado nacional, a defender la paz y la estabilidad de Venezuela. Y yo creo que todas mis intervenciones en el seno de la Asamblea Nacional, toda mi actuación en la Mesa de Diálogo, en el escenario internacional, el Parlamento del Sur, ha sido una conducta a favor de garantizar la paz, la estabilidad de Venezuela. En segundo lugar, a defender el proyecto revolucionario en el que yo creo y creen mis electores y eso también lo he hecho, defendiendo los derechos a la Gran Misión Vivienda Venezuela, a las grandes misiones que han intentado ser privatizadas en el seno de la Asamblea Nacional y hemos estado en la calle, luchando junto a nuestro pueblo para garantizar la paz, la estabilidad, pero también para que las obras del gobierno bolivariano del estado Miranda, continúen.

-¿Qué otra cosa? ¿Qué ves tú en el panorama político para el 2017, Revocatorio otra vez, se está planteando?

-Yo creo que dentro de la oposición eso incluso ha sido descartado, y eso es parte de la desesperación de Capriles, que es el único abanderado y defensor de ese instrumento que se pretendió imponer por vía fraudulenta este año 2016. El 2017 tiene que ser el año donde se instaure en Venezuela, definitivamente, una cultura de la convivencia, del respeto, de la recuperación de la esperanza, del reconocimiento mutuo, del respeto a la Constitución.

-¿Tú qué sabes de los presos políticos? Ledezma, Ceballos, Leopoldo López, Goicochea, que acaba de llegar y parece que está preso… otros tantos presos que hay y en el acuerdo estaba que iban a trabajar desde el gobierno por la liberación de esos señores. En este momento, ¿cómo ves tú la situación?

-Un preso político es aquel que está preso por sus ideas, porque escribió un libro, porque escribió un artículo, o porque opinó. Estas personas que están siendo procesadas, algunos sentenciados, otros procesados, cometieron delitos, como la promoción de la violencia o la ejecución de la violencia, el sabotaje económico, el homicidio de personas, etc. No todas. Estoy diciendo los distintos delitos en los cuales incurrieron estas personas que tú has señalado. De manera que, sin duda alguna que se dieron en el contexto de una situación política. Intentar tumbar un gobierno es una situación política. Y por lo tanto, además de los procesos penales, hay que valorar un contexto político.

-El presidente Caldera indultó a la gente del 4 de febrero y del 27 de noviembre, donde también hubo víctimas. Fue un indulto. ¿Eso no se puede dar ahorita?

-En el marco de un proceso político. Y el comandante Chávez pidió perdón mil veces por las acciones que había tomado, cuando tenía una motivación política, una motivación justa.

-¿Tú qué aspiras?

-Que de una vez por todas la dirigencia de la oposición, sobre todo quienes incurrieron en los llamamientos a la violencia, reconozcan que como resultado de su llamamiento, de su llamado a la violencia, hubo muertos y tuvieran perdón.

-Okey. ¿Tú quieres que pidan perdón?

-Que le pidan perdón a las víctimas, que las reconozcan, porque ni siquiera las reconocen. Dicen que no son, que no existen. “El tal degollado este”, dice Ramos Allup, refiriéndose al motorizado que aquí en Boleíta murió decapitado por una guaya colocada por los sectores extremistas de la oposición. De manera que tiene que haber un reconocimiento de que las acciones de violencia política ocasionaron muertos, daños, heridos, dolores que tienen que ser superados.

-¿La gente que participó en la guerrilla pidió perdón también por los actos?

-Yo creo que sí y hubo un proceso de pacificación. Y algunos, lamentablemente, pidieron tanto perdón que terminaron colocándose de un lado del gobierno.