Entrevista

Las denuncias de Tinedo Guía sobre piratas del periodismo

7 septiembre, 2018 | 12:00 am

– “Es hora de cambiar y usar la inteligencia periodística”. Y antes, hizo una denuncia de unas personas que andan negociando con el Colegio. ¿Cómo es la cosa?
– Sí, porque ha habido una especie de desconocimiento de lo que es el ordenamiento que debe seguir el Colegio Nacional de Periodistas con la Ley de Ejercicio del Periodismo y su estructura interna. Es decir, para tomar una decisión de crear una seccional, es necesario que pase por la Convención Nacional, que es la máxima autoridad del colegio. Esa Convención Nacional no se ha convocado, no se ha autorizado absolutamente nadie a crear ninguna seccional fuera de las fronteras venezolanas y tampoco que se cobre en dólares, digamos, la cuota de participación o de colaboración con el colegio. En ese sentido, tuvimos que sacar una aclaratoria de la estructura del colegio, de los cuáles son los artículos con que se rige la estructura interna del Colegio Nacional de Periodistas, las seccionales, y para poder crear eso, bueno, que puede hacer. El colegio no se opone a que los periodistas en el extranjero se asocien, se unan, creen organizaciones, pero que las creen sin utilizar el logo del CNP, porque eso es exclusivamente de uso del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela. Entonces, bueno, comenzaron los rumores y todo el mundo empezó a opinar y tuvimos entonces que sacar esa aclaratoria. Y sin embargo, todo el mundo lo interpretó como que el colegio estaba en ese camino. No, no, no. Nosotros no estamos en eso, lo que vamos a hacer, lo vamos a decir pero no nos oponemos a que se organicen los periodistas. Cosa que me parecería muy interesante y muy buena, pero no con el uso del CNP, sino amigo de tal cosa, amigos del colegio, o solidarios con el colegio, para convenir con las organizaciones periodísticas de los países en donde están los periodistas venezolanos, el trabajo conjunto y de ayuda, que necesitan, por supuesto, al estar fuera del país.

– Tú dices aquí, en El Nacional, “es hora de cambiar y usar la inteligencia periodística” ¿Cómo es ese cambio?
– Lo que pasa es que hoy en día es muy necesario que se agudice la inteligencia para investigar determinados casos, que confunden mucho a la opinión pública, porque esa cultura ahora de los dedos pulgares en el teléfono inteligente, confunde mucho porque se propician informaciones que no han sido verificadas y que no son ciertas.

– Que son las que creen la gente.
– Que son las que creen la gente. Y si estás de un lado o del otro, si por ejemplo, tú estás de parte del gobierno y todo lo que haces es a favor del gobierno, la gente le cree, los que están con el gobierno. Y si estás en la oposición, pues todo lo que digan que ha hecho la oposición, pues la gente lo cree. Cuando digo la oposición, me refiero a los liderazgos y a las organizaciones partidistas. Entonces, hay que tener mucho cuidado, qué es lo que se está enviando, porque como no hay una información oficial creíble, porque muchas vocerías han perdido credibilidad, la gente ocupa el rumor como una noticia y se distorsiona mucho la información veraz y real. Fíjate tú lo que pasó con estos once periodistas en el acto del 4 de agosto en la Avenida Bolívar. 11 periodistas que fueron detenidos y obligados a borrar el material que tenían allí, de lo que estaba sucediendo en ese acto. Yo me pregunto ¿Ese material no hubiese sido útil para propiciar una investigación seria, eficaz y útil para aclarar lo que allí sucedió? Sin embrago, alguien lo borró, los obligaron a borrar el material ¿Quiénes los obligaron a borrar el material? ¿Por qué lo hicieron? ¿Y por qué tuvieron retenidos a esos once periodistas, cuál fue la razón? Eso por ahí debería comenzar la investigación de lo que pasó el 4 de agosto.

– ¿Qué crees tú que pasó?
– Hay tantas aristas, hay tantas informaciones, hay tantas cosas que se dicen, inclusive, las explicaciones que hacen los propios voceros del gobierno, bueno, te llevan a tener una gran, digamos, tranquilidad de observación de los hechos para ver dónde puede estar escondida la verdad. Pero si tú no tienes la información gráfica de lo que ahí pasaba, se va a hacer muy difícil llegar a la verdad.

– ¿Han desaparecido muchos periódicos?
– Hace una semana dejó de circular Última Hora, de Portuguesa. Hay más de 80 medios impreso que han tenido que cerrar sus puertas por ese control monopólico que tiene la Corporación Maneiro de no entregar las bobinas de papel, sino a quienes que son anuentes. Entonces, en consecuencia, como no hay anunciantes que puedan sostener el periódico, porque el precio de un periódico se ha elevado y la gente no tiene el dinero suficiente como para comprarlo, dedica ese dinero para comprar alimentos, pues evidentemente los medios impresos han tenido que cerrar, han migrado a las páginas web, a la parte electrónica.

– Qué otra cosa tienes que decir.
-Tú tienes problemas con el agua, tú tienes problemas con la electricidad, tú tienes problemas con el recoger la basura, tú tienes problemas ahorita de inundaciones que hay en el Amazonas, en Apure, en Monagas, en Anzoátegui, una inseguridad. Y resulta que la ayuda no está llegando. Alguien me decía, “si se tratara de Cuba, ya habrían mandado cuantos hércules o cuantos aviones hayan cargado de alimentos, de frazadas, etc. Pero como pasa en el Amazonas y la población indígena está corriendo graves riesgos, pues no ha pasado mucho”, están comenzando a enviar ahora ayuda, por la crecida del Orinoco y del Caroní.