Entrevista

Las confesiones del evangélico que quiere ser Presidente

13 abril, 2018 | 12:00 am

Javier Bertucci confiesa que no teme al escándalo de los Panamá Papers, porque es clavo pasado.
Tampoco le teme a competir con Maduro para la Presidencia, porque no tiene pasado político.

-Yo no sabía que los evangélicos hacían política.

-Pues sí lo hacen, claro, hay que estar en condición seglar, como lo hice, yo renuncié a todo lo que representaba a nuestra iglesia. La Iglesia cristiana entendió su rol social y esto pasa por el servicio, el bien social que hemos estado haciendo por muchos años, que está pasando no solamente aquí en Venezuela, pasó y está pasando en Costa Rica; pasó y está pasando en Ucrania, donde el presidente electo era un pastor cristiano evangélico. En Costa Rica, también, con Mauricio, está punteando las encuestas y es un pastor también cristiano-evangélico y bueno, esta es la primera vez que un pastor aborda este compromiso de una candidatura presidencial.

-Tú dices que hay un evangélico que está punteando las encuestas. ¿Dónde?

-Costa Rica.

-¿Y en Venezuela qué hace el evangélico, está punteando o está de segundo o está de tercero, cuarto, quinto? ¿Quién está detrás de Falcón?

-Bueno, fíjate que ahora las encuestas lo dan diferente. Me dan a mí segundo y a él tercero.

-Pero tu pelea no es con Falcón.

-No, no, mi pelea no es con él. Mi idea no es capitalizar ni el odio ni el descontento. Mi idea es capitalizar la esperanza y el futuro, es decir, tengo otro lenguaje, tengo otro planteamiento que no es esta inoculación de odios que hemos estado teniendo por tanto tiempo en nuestra sociedad y que nos ha dividido a este punto lamentable.

-Si te preguntan por qué elegir a Bertucci y no elegir a Falcón o no elegir a Maduro, por ejemplo.

-Yo tengo unas características, en mi opinión, únicas: yo no vengo de la línea política, yo no tengo pasado político, yo tengo una gran carga social de 10 años caminando el país, abrazando a la gente.

-Tú como evangélico, ¿qué has hecho para que esos niños no coman basura?

-Bueno, a diferencia de políticos que solamente proponen su candidatura, yo tengo diez años dándole comida a la gente.

¿Tú crees que todos los evangélicos están apoyando a Bertucci?

-Mira, yo no voy a especular acerca de eso. Mi candidatura no está enquistada en la línea evangélica, si no, pues no estuviera metido en las encuestas, sencillamente. Está calando en el venezolano común, porque bueno, no solamente el discurso, sino que la moral y el trabajo que tengo por años me hace ganar este respeto de las comunidades donde voy.

-¿Qué me garantizas tú ante esta crisis?

-Yo lo dije en mi primer discurso en el CNE. Todo el mundo decía, “tú vas a ser la tercera vía”. Yo les dije, “yo no soy la tercera vía, yo soy la única vía de cambio verdadero, diametral”.

-¿Por qué?

-Bueno, porque no tengo pasado político.
-Frente al hambre, a la escasez y a la inseguridad, ¿qué harías tú?

-Ayuda humanitaria.

-La gente no sabe qué son los Panamá Papers. ¿Pero qué es eso? Explícame evangélicamente.

-Bueno, esa es una investigación que hace un grupo de periodistas acerca de la filtración de unos papeles en Panamá, que tenían que ver aparentemente con esconder dinero para no pagar impuestos. Y bueno, a mí se me ocurre porque yo hago sopas desde hace muchos años, contactar a un empresario para importar carne, y en el ínterin yo le digo al empresario que no estoy seguro de hacerle un desembolso de 130 mil voluntarios para la sopa, porque, bueno, no me parece que las condiciones que me estaban dando eran seguras. Y él me propone y me dice, “bueno, si quieres te meto en la empresa para que te sientas bien”. Yo le dije, “bueno, déjame pensarlo y hablar con mi directiva y ahí lo solucionamos”. No nos vimos más, el hombre parece que manda un correo a ese bufete de abogados preguntando si él podía ponerme a mí dentro de la empresa o ponerme de presidente.

-¿Fonseca?

-Sí.
-Que por cierto, se disolvió.

-Sí, se disolvió, pero fue una consulta que él le hace. Ahora, la periodista en vez de decir eso, dice que yo estaba involucrado. Al final se hizo la investigación, hay un portal público, tú te metes, metes mi nombre y apellido y te sale no fault, es decir no hay resultados de mi nombre, no estoy involucrado con eso.

-¿Eso no es capitalismo?

-No, eso es especulación, en mi opinión, eso es especulación.

-Pero te preguntaba, ¿qué harías tú frente al hambre, por ejemplo, que tú denunciaste ahorita? Inmediatamente, la primera medida.

-Pedir ayuda humanitaria, yo diría, me pidieron que fuese a la ONU a pedir que vinieran a observar.
-¿Hablarías con Trump, al buscar ayuda alimentaria?

-Con Trump y con todo el que tenga que hablar. Para mí la prioridad es mi país; para mí la prioridad son 14 millones de venezolanos que están pasando hambre en mi país.

-¿Qué harías frente a la inseguridad, por ejemplo?

-La inseguridad pasa por varias vertientes. Número uno, yo sí recompraría las armas, yo no voy a hacer una carrera armamentista porque este país no está en guerra.

-¿Cómo recomprar las armas?
-Bueno, en vez de salir a comprar armas, como este gobierno lo ha hecho, armamento en Rusia y armamento en otros lugares, yo quiero comprar las armas del país, las que están dentro del país, hacer un plan desarme verdadero.

-¿El que tenga un arma que te la venda?

-Que me la venda.

-Pero luego busca otra. Vas a tener que comprar armas por siempre.

-Bueno, espérate, pero yo prefiero comprarle no es así. Si tú agarras y le compras las armas a la gente que las tiene ahora, desarmas la población.

-Eso lo intentaron aquí una vez.

-Pero sin incentivo, ¿cómo tú vas a decirle a la gente que te den el arma nada más porque yo soy gobierno y tú tienes un arma?

-Bueno, ¿cuánto pagarías tú por una pistola?

-Lo que cuesta, no sé, en dólares.

-¿A precio de dólares?

-Claro, porque es que de otra manera tú no vas a desarmar la población.
-¿Pero de dónde vas a sacar los dólares?

-Bueno, vamos a recuperar la economía, o sea…
-¿Qué harías con el sector cambiario? Por ejemplo, el control cambiario, ¿por qué lo sustituirías?

-Lo levantaría, yo no creo que tengamos que migrar al dólar, por dos razones fundamentales, la primera de ellas, si tenemos problemas con la circulación del bolívar, no te quiero decir lo que va a pasar con la circulación de los dólares.

-¿Qué harías frente al desempleo, Bertucci?

-Activar el aparato productivo, tenemos el 90 por ciento del aparato productivo del país detenido; está parado.

-¿Qué harías tú frente a la corrupción?

-Bueno, hacerme de los mejores hombres, los más capaces.

-¿Qué harías con la Iglesia católica?

-Son cristianos, son hermanos, o sea, ¿qué puedo hacer con ellos? Trabajar de la mano.

-¿Tú nombrarías ministro a un sacerdote católico, apostólico y romano?

-Bueno, si la Iglesia le da permiso yo lo haría. Y si es un hombre capaz en el área. Ahora, si es un sacerdote que es especialista en el área donde yo lo necesito, y la Iglesia lo permite, yo estaría dispuesto.

-¿Qué piensa el evangélico del divorcio, por ejemplo?

-Bueno, mira, si las dos partes son irreconciliables… Nosotros creemos en la institución de la familia. Ahora, no es que impedimos que una persona se divorcie, sencillamente si se divorcia, se divorció, qué se va a hacer.

-¿Quién debe mandar en la casa, el hombre o la mujer?

-Bueno, mira, en el rol que hay hoy, el que tenga más pantalones.