Entrevista

Las confesiones de Elías Jaua

9 marzo, 2018 | 12:00 am

Elías Jaua dice tener pruebas de que líderes de oposición han recibido la visita de funcionarios de la embajada norteamericana en Caracas, para darle instrucciones.

Lo dijo en el programa Diálogo con… Habla de las próximas elecciones y de la situación país y esto dijo:

-¿Qué está pasando, Elías Jaua?

-Es una situación, como lo hemos dicho con toda la verdad, compleja, una situación de una economía absolutamente desestructurada, producto de las razones que hemos explicado suficientemente. Otros tendrán otras explicaciones, pero la realidad es una economía con una escalada especulativa, frente a la cual hacemos inmensos esfuerzos para mantener el poder adquisitivo de los venezolanos, en una política salarial permanente, con políticas de protección social, pero es una batalla de todos los días. El desajuste de la economía ha provocado una ola especulativa que, sin duda alguna, genera angustias y zozobras en buena parte de la población. Sin embargo, la población no está sola. Hay un Estado que tiene mecanismos de protección que hemos desplegado.

-Tú hablas de las medidas que han tomado desde el punto de vista social y económico, y eso pareciera que no se reflejara en la población. Entonces, ¿qué está pasando? ¿Dónde se tranca el serrucho?

-Hay muchos elementos de distorsión. Hay acaparamientos, hay contrabando de extracción hacia las fronteras, hay especulación en los productos, porque hemos hecho un gran esfuerzo para sostener, mientras levantamos la producción nacional, la importación de los bienes básicos y necesarios. Por ejemplo, en el tema de los medicamentos hemos desplegado el sistema 0800-salud, casa por casa, para entregar los medicamentos. Fíjate, en el caso del Magisterio venezolano, a través del Ipasme, estamos aplicando un programa de distribución planificada, de que cada paciente crónico afiliado al Ipasme tenga su medicamento, para evitar, porque todo lo que ponemos en el mercado abierto es un esfuerzo que hace el gobierno y el sector privado honesto del país, de importar y ponerlo en el mercado, inmediatamente cae en los mecanismos de bachaquerismo y acaparamiento de especulación.

-¿Por qué la gente tiene que participar en las próximas elecciones? ¿Por qué existe –como dice Datanálisis—un grado de descontento del 74%? ¿Tú crees que con ese porcentaje la gente tiene entusiasmo para ir a votar?

-La confrontación política entre dos modelos que hemos vivido con una gravedad, desde la muerte del comandante Hugo Chávez, generó la idea en la oposición de que había llegado el momento de desplazar, no solo al gobierno, sino de eliminar esa fuerza política popular, que es el chavismo. Eso comenzó con el desconocimiento del señor Capriles a las elecciones del 14 de abril de ese año, cuando hubo que ir a elecciones para sustituir la falta absoluta, ocasionada por la muerte del comandante Hugo Chávez, y a partir de allí no ha habido tregua. Lo que ha habido es una escalada de confrontación política en todos los niveles, que ha ocasionado o que parte de esa confrontación esté en el marco de lo económico; de la distorsión de las variables, en el contexto de una caída brutal de los precios del petróleo. Ahora, hay un sector de la oposición que no acepta al gobierno de Nicolás Maduro, y la única manera de que eso se resuelva es convocando al pueblo en el momento que corresponde, porque es 2018, el momento en que hay que hacer elecciones presidenciales, para que el próximo 10 de enero del 2019, cuando comienza el período constitucional por 6 años, haya o no un presidente reelecto. Nosotros vamos a trabajar para que el presidente Nicolás Maduro sea reelecto, o exista un presidente nuevo, si así lo decide la mayoría de los venezolanos y venezolanas.

-Pero hay un sector de la oposición que va a participar, los que están participando.

-Correcto. Va a haber elecciones. Ahora, lo que nosotros queremos es que se pare la agresión desde los Estados Unidos, la presión de los Estados Unidos sobre actores políticos venezolanos, para boicotear el proceso electoral.

-¿Pero cómo expresa esa presión?, porque yo he oído a Maduro decir, “a mí no me vence nadie, yo no le temo a Trump, no han podido con nosotros”. ¿En qué los ha afectado esa presión?

-Bueno, a quien ha afectado es a importantes dirigentes de la oposición, que han sido visitados por funcionarios de la Embajada, para decirles que la opinión del gobierno de los Estados Unidos es que no debe haber elecciones, que no se debe participar en esas elecciones.

-¿A ustedes les consta eso? ¿Les consta que hay funcionarios de la embajada?

-Absolutamente.

-¿Y cómo es que no los han echado?

-Porque los estamos dejando correr. ¿Cómo es que decía Páez?: “dele soga, dele soga”. Pero ellos lo saben; que han visitado candidatos. Hasta de los sectores evangélicos fueron visitados.

-Aquí veo una declaración de alguien, que dice: “la estabilidad que los venezolanos buscan afuera, la buscamos aquí”.

-Bueno, esa es una conseja.

-No, conseja no. Están pidiendo entendimiento.

-Mira una cosa, el carnet de la patria es una política social, es un gobierno electrónico. Hay 16 millones de venezolanos registrados.

-¿Y ustedes creen que habrá abstención ahora?

-Nosotros creemos que la única manera de avanzar y de tener una democracia vigorosa, es con participación. Y Venezuela es uno de los pocos países de América Latina que en elecciones presidenciales participa más del 80% del registro electoral, y cuyos presidentes, por lo menos los últimos, el comandante Chávez y Nicolás Maduro, han sido electos con más del 50% de los votos. Aquí hay países que se ufanan de tener una democracia perfecta y en las últimas elecciones, ahorita, va a haber una juramentación de un país del cono Sur. Ese presidente fue electo con una participación del 40% de los electores, y termina siendo presidente con el 28, 30% de los que participaron. Entonces, esas son democracias formales, pero que no están contenidas de participación popular. La fuerza de nuestra democracia y de la estabilidad del país, está en la participación electoral.

-Aquí dice Cabello: “a nosotros nos hace falta una oposición de verdad”. ¿Y Falcón no es oposición? ¿No es de verdad?

-Claro que sí, pero Diosdado ahí se está refiriendo en su conjunto. O sea, va a haber elecciones en el año que corresponde, puede ser que unos meses más, o menos de lo tradicional; ni la Constitución ni la Ley dicen que las elecciones tienen que ser en diciembre, o en octubre, o en septiembre. Lo que dice la Constitución es que el 10 de diciembre tiene que haber un presidente nuevo para el período constitucional, bien sea reelecto o electo. Entonces estamos en el año que corresponden las elecciones. Estamos, como reconocemos, en medio de una circunstancia económica compleja, de un país agobiado por cinco años de confrontación, ¿y cómo es que la oposición no va a participar en ese contexto? Díganme ustedes si en cualquier país del mundo, en este concepto y en el marco de unas elecciones constitucionales, como corresponde para que haya un nuevo presidente o nosotros reelijamos al presidente Maduro, no haya. Ahora, en el caso de Falcón, fíjate, que ha dado un paso de valentía, digo yo, porque el chantaje ahí es terrible. Ahora, Falcón no puede ser considerado como chavista; Falcón hizo una ruptura ideológica con el chavismo, con el comandante Chávez y la dirección política de la revolución, así como con el carácter socialista del proyecto bolivariano. Falcón dijo “no, yo no soy socialista, yo soy bolivariano”, y ese no es el camino. Ahí comenzó un conjunto de contradicciones.

-Pero bueno, nunca dijo “soy de Capriles, soy de Henry Ramos…”.

-Cuando el comandante Chávez, frente a unos terrenos ociosos que tenía la Polar, dijo que podían construirse unas viviendas, él era gobernador. Chávez era presidente, ese día no lo fue a recibir el gobernador Henry Falcón. Y en esos terrenos de la Polar, ociosos, había unas familias. Chávez había dicho que ahí podían construirse unas viviendas. Inmediatamente Falcón dijo, “no, yo defiendo a la Polar”, y ahí hubo la ruptura. Había una ruptura ideológica, profunda. Henri Falcón -Carlos Croes, recuérdalo- fue el jefe de comando de campaña de Henrique Capriles. Henri Falcón fue anunciado por Capriles, o se dejó correr, para ser exactos, que iba a ser el vicepresidente en el caso de que Capriles ganara las elecciones del 2012. Henri Falcón ha sido un vocero principal de la política de la MUD, en los últimos años. ¿Alguien puede decir, a estas alturas, que Henri Falcón es un candidato del gobierno, un candidato chavista? Es un candidato adverso, ideológica, política y éticamente para nuestro proyecto bolivariano socialista.

-¿Cómo podría haber un presidente electo, si después no concurre la mayoría de la oposición? Por ejemplo, no va Capriles, no va Voluntad Popular, no va el grueso de la oposición. Bueno, Henri Falcón va.

-Bueno, va Henri Falcón que es un opositor. Y bueno, el pueblo decidirá.

-Es un opositor, que según la opinión, no representa a la oposición. Eso lo dicen hoy.

-Nosotros vamos a luchar para lograr la máxima participación electoral, para que el compañero Nicolás Maduro gane con más del 50% de los votos. Recordemos qué dice la Ley Electoral en nuestra Constitución: “en Venezuela no hay quorum de participación, el Presidente se elige con los que participen, y no hay porcentajes para ganar, gana el que saque más votos, el que saque un voto más, gana”. Ese es nuestro sistema electoral.

-¿Tú reconoces una victoria con un voto?

-La vigorosidad que la revolución le ha dado a la democracia venezolana, hace que nosotros elijamos presidente con más del 80% de participación, y con más del 50% el presidente que gana. Eso no lo puede decir Chile, Colombia, Perú; son presidentes electos con porcentaje de abstención del 60%, y al final terminan ganando con el 26% y son presidentes. Ahora, eso no es lo que nosotros queremos. Nosotros queremos que todos ustedes participen en las elecciones, que ojalá lleguemos esta vez al 90% de participación, y nosotros queremos ganar con más del 50%, porque eso es lo que le da fuerza y vigor a una auténtica democracia. Lo demás son cascarones vacíos, pactos de élites por los cuales gobiernan buena parte de las oligarquías de este continente, a nuestros pueblos hermanos.

-¿Tú crees que antes o después, sea cualquiera el resultado, viene una nueva relación con Estados Unidos?

-Es lo que esperamos, que el gobierno de los Estados Unidos reconozca la voluntad del pueblo venezolano. Si el pueblo venezolano va a votar, como va a votar masivamente en las próximas elecciones presidenciales, nosotros esperamos que ese derecho a la autodeterminación, principio básico de un país independiente, de un pueblo soberano, sea respetado por el gobierno de los Estados Unidos.

-Ellos insisten en que tiene que ser un gobierno democrático, que llegue a las elecciones en una situación democrática, sin ventajismos de ninguna clase. Eso es lo que dicen los gringos, lo dijo Shannon otra vez, que es amigo de muchos de ustedes.

-Pero es que hay garantías electorales completas, ¿no ganó la oposición en el 2015? Las mismas condiciones con las cuales la oposición ganó las parlamentarias del 2015, son las mismas condiciones con las que vamos a las elecciones presidenciales, pero con más, hemos solicitado el acompañamiento y observación técnica internacional de las Naciones Unidas, para que no quede ninguna duda de que el proceso electoral va a ser transparente, como siempre lo ha sido, desde el principio hasta el resultado.

-Aquí dice: “Candidatura de Henri Falcón lo desvincula de la unidad”, según el exgobernador Andrés Velásquez.

-Pero no de la oposición. Henry Falcón es expresión de la oposición, ideológica, política y electoralmente.

-¿Tienes algo que decir, que no te haya yo dejado decir?

-Mira, nosotros estamos en toda la disposición, en estas horas que transcurran, de apoyar todo lo que las instituciones venezolanas, Consejo Nacional Electoral, Tribunal Supremo de Justicia, Asamblea Nacional Constituyente, hagan para facilitar un clima de estabilidad, de garantía, para que el pueblo venezolano participe masivamente y ejerza su derecho a participar.

-¿Si pierden la elección reconocen?

-Siempre lo hemos hecho.

-¿Lo jura?

-Lo juro.

-¿Con el puño así, en alto?

-Lo juro. No tenemos qué jurarlo, no es un juramento en vano porque lo hemos hecho, cuando hemos perdido, perdimos la reforma y entregamos.

-¿Por quién juras tú? Porque tú no eres católico…

-Sí soy católico, cristiano, profundamente, cada día más.

-¿Desde cuándo?

-De toda mi vida, nunca he dejado de serlo, con Cristo vamos y Dios mediante yo sé que vamos a superar esta situación.

-Una buena noticia para el señor Urosa.

-Ellos no me quieren mucho, pero mi relación es directa con Cristo; con sus valores, con sus principios y lo práctico. Tuve el privilegio de estar varias veces con el papa Francisco, y es un cristiano auténtico. Ese sí es un cristiano auténtico.