Salud

La malaria una enfermedad en aumento

25 mayo, 2018 | 11:52 am

-¿Aquí en Caracas hay Malaria?
-Hay Malaria, hay transmisión de Malaria en el Litoral, en los Valles del Tuy, que los tenemos muy cerquita, y buena parte también de muchos de los pacientes que acuden al Centro de Malaria, que es una dependencia del Ministerio, y vienen del interior, Sucre, Bolívar.

-¿Malaria es el mismo Paludismo?
-Es el mismo Paludismo.

-¿Y muere mucha gente por eso?
-Muere alguna gente, especialmente cuando ataca a mujeres embarazadas, a niños. Y cuando justamente, por la falta de medicamentos, la gente tarde en acudir para hacerse el diagnóstico.

-¿Hay un sistema de prevención que sea efectivo?
-Debería, debería haberlo y recuerde todas esas campañas contra los vectores del Dr. Gabaldón. Recuerde que nosotros fuimos el primer país que eliminó, junto con dos más, la Malaria a nivel mundial. Al bajar el control vectorial, que son insecticidas y el cuidado de los criaderos y ese tipo de cosas, pues claro, los mosquitos se reproducen y hay transmisión. También el abordaje de comunidades que no están bajo control, como la minería, entonces eso hace que se propague la enfermedad del mosquito al hombre, y del hombre al mosquito.

-¿Pero a Caracas no ha llegado?
-Mire, podemos decir que sí, en el sentido de que, qué es Caracas. Recordemos que Caracas es el centro de atracción tanto del Litoral como de los Valles del Tuy, los Altos Mirandinos. Entonces, hay trasmisión muy cerca. No lo tenemos en el propio Caracas, porque no tenemos anófeles.

-¿Y hay vacunas?
-No hay vacunas para el Paludismo o Malaria.

-¿Por qué?
-Porque el parásito, es un parásito un poco complicado. Los estudios más avanzados han sido los de nuestros hermanos colombianos, el doctor Manuel Alexis Patarroyo, que cedió toda su tecnología a la Organización Mundial de la Salud y fue, digamos, la experimentación con una efectividad más alta. Ahorita, en este momento, se está trabajando otra vez sobre vacunas, no solamente para falciparum, sino también para divas.

-¿Ustedes tienen cifras de cuántas?
-Mire, en el año 2016 hubo una cifra oficial, que fueron 242 mil casos. Nosotros calculamos que nosotros tenemos estudios, bueno, —cuando digo nosotros es el equipo de Medicina Tropical que trabaja en Malaria—que es el doctor Noya y la profesora Lina Wide, por cada caso sintomático y certificado de Malaria, hay cuatro casos que se llaman portadores asintomáticos, es decir, cuatro personas que no tienen fiebre, que no tienen manifestaciones químicas, como esa postración y ese dolor de cabeza tan intenso, pero que son potadores de los parásitos que infectan a los mosquitos, estas son investigaciones nacionales. Entonces, este es un nivel muy alto porque quiere decir que de esta cifra de 242 mil casos en el 2016, por lo menos hay un millón de personas infectadas o con Paludismo.

-Bastante.
-Bastante.

-¿Frente a otro país, cómo está Venezuela en eso?
-Pues nosotros llevamos la bandera a nivel latinoamericano y somos, digamos, el tercer país a nivel mundial, productor de casos de Malaria, siendo el estado Bolívar el que produce la mayor cantidad de casos a nivel nacional.

-¿Usted quería hablar?
-Bueno, yo quería hablar también no solamente de las iniciativas para Malaria, para enfermedad de Chagas, y tal, sino también que nos estamos quedando muy solos. Yo decía hace poco en un escenario, que nuestra generación tiene una gran responsabilidad histórica en este proceso, porque la generación que nos continúa, a quien nosotros debemos darles el relevo, está muy disminuida.

-¿Por qué dice que nos estamos quedando solos?
-Por lo menos, nos estamos quedando más solos, ya que la generación, digamos, de los 30 a los 45, se está mermando con la diáspora.

-Se está yendo del país.
-Sí, claro, entonces, lo estamos sintiendo.

-¿Cuántos se han ido del instituto?
-Bueno, del instituto entre jubilaciones, renuncias y enfermos, yo le podría decir que en el último año un número más o menos de 35 a 40 personas. Es mucho para una planta de 80 que éramos inicialmente.

-La mitad, casi.
-Claro. El Postgrado Nacional de Parasitología está en este momento interrumpido, porque si no somos capaces, el Postgrado Nacional de Parasitología es un postgrado nacional, multidisciplinario, que incluye a todos los profesionales de la Parasitología del país. Y el postgrado va a las diferentes regiones para ver cómo se trasmite la enfermedad de Chagas, cómo se trasmite la Malaria, al propio sitio donde ocurre la trasmisión. Pues con el país complicado, como lo estamos teniendo y con la falta de recursos para pagarle hoteles o posadas a los estudiantes, y para la alimentación, no hemos podido reabrir el postgrado desde el año 2015. Qué pasa. Que si nosotros no dimos los postgrados, de dónde vienen los recursos humanos para sustituir a quienes se van o a las personas que nos jubilamos. Entonces, esto es un flanco muy debilitado que tenemos en el Instituto de Medicina Tropical.

-¿Esas enfermedades tropicales atacan por igual a niños y ancianos? ¿Cuáles son los más afectados?

-Atacan a todos los estratos sociales. Recuerde que los mosquitos, lógicamente los estratos más favorecidos y más humildes, pobres. Por qué, porque sus condiciones sanitarias no son buenas. Claro está que un chipo y un mosquito no diferencia en picar a una persona por muy buenas condiciones sanitarias que tengan. Y son enfermedades trasmitidas por vectores, por insectos que no hacen diferencia. Pero otras enfermedades, como la parasitosis intestinales, por ejemplo, claro que afectan a la gente de más bajos recursos.-