Ultrasecretos

La Iglesia Católica se cuadra con la oposición

15 junio, 2018 | 12:00 am

El presidente Maduro busca con empeño una reunión con los curas, incluyendo la jerarquía. Y entre esos jerarcas están los obispos Urosa y Padrón. La propuesta es sin duda un cambio para el máximo jerarca del gobierno. Es también una estrategia para respaldar una iniciativa de paz.

Si hace poco desde el alto gobierno se acusaba a los jefes del episcopado de grandes agentes de la conspiración como para de los planes norteamericanos, ahora se les llama al diálogo. Ahora Urosa y Padrón son los buenos del cristianismo católico.
Ahora son dignos de entrar a los salones de Miraflores y no importa la sotana que vistan.

Urosa habló esta semana para advertir que la reconciliación con la Iglesia no será fácil.

Antes el gobierno y Maduro tendrán que hacer votos de arrepentimiento.

Y cómo cumplir con esta penitencia, se preguntará usted, y la respuesta la ha anticipado el Arzobispo de Caracas. Urosa exige la liberación de todos los presos políticos que para él son muchos que siguen en prisión.

Ese mismo día de la declaración del sacerdote, el presidente del TSJ y la presidenta de la Asamblea Constituyente, anunciaban la libertad de 40 detenidos como el último grupo que tenía ese derecho. Con eso confirmaban que el proceso ha concluido. Y surge la otra pregunta. ¿Estará ahora satisfecho el Cardenal? ¿Irán a la cita de Miraflores para presentar su lista?

La Iglesia también ha pedido al gobierno, a través del Obispo Urosa, el cese del asedio a los sacerdotes. Aunque no señaló casos concretos, el prelado dijo haber recibido denuncias fundamentadas de los párrocos.

Otra propuesta de Urosa para ir a Miraflores es la ayuda humanitaria. Se ha venido insistiendo en que esta ayuda podría canalizarse a través de Caritas o Fe y Alegría. No ha habido respuesta del gobierno sobre esta posibilidad.

La situación parece difícil y en el propio gobierno hay sectores radicales que no comparten el entendimiento con los jerarcas del sacerdocio y siguen acusándolo de una lucha permanente para desestabilizar al gobierno y otra vez la Iglesia responde que su misión está en la tarea de trabajar al lado del pueblo. Y eso no puede llamarse golpe de Estado. Otra vez diría el Quijote. “Con la Iglesia hemos topado Sancho”.

Libertad de expresión o libertad de presión

El tema fue materia de la Asamblea Nacional y su Comisión de Medios recibió las denuncias del Colegio de Periodistas y de los directivos del diario El Nacional, este último acosado desde el sector oficialista.

El Psuv y su gente no ocultan sus intenciones contra el diario de Otero
El director ha dicho que su periódico no cambiará su línea editorial y en esto está respaldado por los gremios nacionales e internacionales.

Qué busca el gobierno

Hay quienes dicen que expropiar a este medio, otros dicen que el interés es debilitarlo.

¿Estamos o no en una democracia? Si la respuesta es sí, los jerarcas del régimen deben saber que la ideología de una democracia está en fortalecer los medios y no en destruirlos.

Tan sencillo como esto

Creo que es hora de la reflexión. En el gobierno hay tantos problemas que no se van a resolver en silencio de un medio.

No es que sea El Nacional. Esta nota tiene la responsabilidad con todo lo que hoy es la comunicación social.