Índice

La gárgola

8 junio, 2018 | 2:31 pm

Esculturas mágicas son las que adornan en lo alto a las edificaciones góticas en París. Se trata de la gárgola, que según la mitología fue un ser de cuello largo y reptilineo, hocico delgado con recias mandíbulas, cejas fuertes y alas membranosas. Se caracterizaba por tener malos modales: tragaba barcos, destruía todo lo que se interponía en la trayectoria de su aliento y escupían mucha agua, tanta que ocasionaba inundaciones. Fue entonces cuando Romanus, un sacerdote cristiano, dominó a la bestia con la señal de la cruz y la llevó a Rouen donde le cortó la cabeza y la colocó en lo alto del ayuntamiento. A partir de la Edad Media los artistas y arquitectos comenzaron a colocar en sus edificios la representación de estos seres, con cabeza y alas de dragón y un cuerpo casi humano, cuya función era la de expulsar agua de lluvia de los tejados para actuar como desagüe.