Quinto Día Online
13 de Diciembre del 2017

Destacada

“La Constituyente no es supraconstitucional”

“La Constituyente no es supraconstitucional”

Lo advierte el abogado Jesús Silva y agrega que la nueva Constitución debe ir a un referendo

 

Hay miserias humanas en la izquierda

 

 

Oliver Parra

 

 

-Hablando del chavismo de a pie, ¿está caminando ese chavismo?

-Yo creo que sí, pero avanza con músculo propio, no por una directriz superior. Creo que el pueblo venezolano y ese chavismo de las bases han obtenido conciencia. Estos cuatro meses de confrontación violenta en las calles ha despertado el espíritu de conservación del chavismo. Si bien es cierto, no estamos felices con la situación económica, creo que explotó una situación peor, que ha sido la del terrorismo, la de la violencia en las calles y frente a esa propuesta, mucha gente ha acompañado esta Constituyente, ya que es un instrumento que puede servir para muchas cosas. Entre esas cosas, la paz.

 

-¿Puede haber paz en un país que no tiene alimentos, que tiene problemas con su moneda, donde ese que llaman “el innombrable” se dispara todos los días y eso afecta el control de los precios y hace más difícil la sobrevivencia del venezolano?

-Evidentemente que los problemas económicos no favorecen a la paz, pero para resolver esos problemas económicos se requiere que las calles no estén llenas de terrorismo.

 

-Bueno, ya cesó. ¿Qué viene ahora?

-Bueno, hay un mensaje difuso de la oposición. Unos partidos hablan de ir a elecciones y otros partidos siguen convocando a trancazos, a marchas, a más protestas. Ojalá se pongan de acuerdo.

 

-¿Tú crees que es posible un encuentro entre los factores de la confrontación? ¿Cuál es tu opinión sobre eso?

-Esa paz o ese entendimiento entre los polos, entre las cúpulas de oposición y de gobierno requiere concesiones recíprocas, mientras se maneje esa modalidad de suma cero, de todo o nada, de aplastar al contrincante, será muy difícil. Ojalá la Constituyente implementada de forma sabia, sin abusar del poder inmenso que posee, sino administrando correctamente el poder, pueda fomentar ese entendimiento nacional. Aunque la oposición o la cúpula de la oposición no estén dentro de la Constituyente, yo creo posible que comisiones o subcomisiones de la Constituyente se reúnan con factores de la oposición, en sus diversas expresiones, porque la MUD no es toda la oposición, es un sector de la oposición.

 

-¿Tú vas a ser candidato a las gobernaciones?

-Yo he tratado de mantenerme al margen de lo electoral. Hay muchas miserias humanas dentro de la izquierda y de los ataques, de las rencillas y el hecho de que yo no me meta en lo electoral no me inmuniza de eso, pero de alguna forma me permite protegerme parcialmente de eso y pensar y hablar con más libertad.

 

-¿Te sientes víctima de esa miseria humana?

-Yo creo que hay sectores de la izquierda que han sido de alguna forma vetados, total o parcialmente, por sus opiniones críticas.

 

-¿En tu caso?

-En algún momento lo he vivido, por supuesto, y en otras oportunidades que hemos conversado lo he manifestado y lo ratifico.

 

-Tú eres doctor en Derecho Constitucional, algunos critican la forma como fue sacada del escenario o destituida, la Fiscal General de la República. ¿Tú qué piensas como abogado constitucionalista?

-Yo creo que el peor de los delincuentes merece el debido proceso, incluyendo al “Come Gente”, a Charles Manson o a la Fiscal. Realmente creo que su conducta fue muy dañina. Más allá de sus discursos y de su diatriba política, el hecho de no cumplir con el artículo 285 de la Constitución, llámese ejercer la acción penal por los crímenes, fue nefasta para el país. No acusa a los terroristas, a quienes matan, queman, a quienes destrozan bienes, intimidan y generan barricadas. Esa fue la mayor falta. Ahora se celebró un antejuicio de méritos en contra de esta funcionaria.

 

-¿En ese momento el llamado Poder Constituyente no tenía la potestad para llamar a la Fiscal a su defensa, justamente en ese escenario?

-Esa era una opción. Pero no era un derecho subjetivo de la Fiscal. Recordemos que el artículo 347 dice que entre los sujetos de la Constituyente está transformar el Estado y tiene esa posibilidad de hacerlo por la vía ejecutiva, sin requerir aprobación de ningún otro poder. O sea, no hay controles de contrapesos para la Constituyente. ¿Qué significa eso? Transformar el Estado le permite a la Constituyente remover a jefes de instituciones públicas que, a juicio, hayan incurrido en faltas.

 

-¿Qué viene ahora, tú eres candidato a Fiscal?

-No voy a postularme a  ningún cargo, creo en el poder popular y entre varias propuestas que vengo desarrollando, como estudioso del Derecho Constitucional, yo quiero proponer la instauración del Sexto Poder en Venezuela. Y ese Sexto Poder, que todo el mundo lo menciona, pero que hace falta tomarlo en cuenta mucho más, es el Poder Popular, que las formas del pueblo…

 

-¿Y no existe?

-Existe como un abstracto. Tiene que haber formas de organización popular que tengan la posibilidad de tomar decisiones vinculantes.

 

-Cuando se habla del poder originario, ¿de qué están hablando?

-Ese poder originario son los 30 millones.

 

-Ese es el que invoca el Presidente de la República y que invoca la Asamblea Constituyente.

-Claro, fíjese, ese es un punto muy interesante. El poder originario es del pueblo. El pueblo son 30 millones de venezolanos, luego tenemos unos 20 millones inscritos en el Registro Electoral que jurídicamente hablando, votan y toman la decisión por todo el pueblo venezolano. Luego tenemos la Constituyente, que no es el pueblo, ni es supraconstitucional. La Constituyente es sencillamente, en términos jurídicos, el máximo órgano de representación política del pueblo. Son representantes, no son el pueblo. Tienen grandes facultades por encima de los cinco poderes públicos constituidos. Eso es muy cierto. Entonces, en mi propuesta, tal vez idealista, yo quisiera un Poder Popular.

 

-¿Al margen de la Constituyente?

-No, dentro de la nueva Constitución que se va a redactar, que tenga categoría de poder popular constitucionalizado, porque mucha gente habla: ‘el pueblo, el soberano’, pero no hay mecanismos efectivos para que esas asambleas populares tomen decisiones vinculantes.

 

-Y cuando tú vas a redactar una nueva Constitución o nombrar una comisión, ¿esa comisión va al Poder Originario o asume la representación de que es el poder después del pueblo, y el poder originario para redactar lo que les dé la gana?

-No cabe duda y yo quiero que esto quede como documento. El proyecto de Constitución, elaborado por esa Asamblea Constituyente, tiene que ser sometido a referéndum popular, al voto universal del pueblo. Sería impensable que teniendo hoy en día una Constitución del 99 aprobada por referendo popular, esta Constitución sea sustituida por otra que no vaya a referéndum popular.

 

-¿Es inexorable el referéndum?

-Totalmente. Tiene que ser sometido a referéndum ese proyecto, porque recordemos que el artículo 347 dice que la Constituyente puede redactar una constitución, no puede crearla. Crearla es presentar la obra acabada y ya entra en vigencia. Redactarla es hacer proyecto y someterlo a aprobación. Por eso ese artículo 347 dice, crear un nuevo ordenamiento jurídico, significa que puede hacer leyes. Pero cuando dice redactar, es menos que crear.

 

-Pero te pongo este caso: resulta que la Constituyente aprueba la Constitución. No va el referendo. Y esto es lo que va a funcionar de ahora en adelante. ¿Qué recursos tiene el ciudadano frente a eso?

-Evidentemente que pudiera ser ejercido un recurso ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

 

-¿Pero no es supraconstitucional la Constituyente?

-Otro punto muy importante: la Constituyente no es supraconstitucional, no está por encima de la Constitución vigente. Ella, esa Asamblea Constituyente, debe trabajar en el marco de lo que dicen los artículos 347, 348 y 349, transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar la Constitución. Y no se puede salir de allí.

 

-¿La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia puede anular una decisión de la Constituyente?

-No puede hacerlo. Pero esta Constituyente, para que tenga legitimidad de desempeño, es decir, para que su actuación sea legítima, debe respetar la Constitución vigente, la de 1999. No puede eliminar elecciones presidenciales, ni puede eliminar la forma republicana, es decir, desaparecer el Parlamento. Tiene que conservar las formas y el fondo de la Constitución vigente.

 

-¿No puede eliminar la Asamblea Nacional?

-No puede eliminarla.

 

-¿No puede eliminar el Tribunal Supremo de Justicia?

-Sí puede sancionar integrantes de los poderes, pero no disolver poderes.