Negocios

La computación cuántica impulsará la Quinta Revolución Industrial

17 agosto, 2018 | 12:00 am

La Inteligencia Artificial no tendrá límites con este desarrollo tecnológico, asegura Robert Sutor, vicepresidente de Investigación en IBM

Con información de Forbes
En junio de 2012, la entonces supercomputadora más poderosa del mundo, la IBM Sequoia, tenía más de 1.57 millones de procesadores y podía realizar hasta 16 mil millones de millones de operaciones matemáticas por segundo.

Se trataba de una cifra sorprendente de procesos y operaciones por segundo que impulsaron el desarrollo de temas cada vez más cotidianos como el Internet de las Cosas, el Machine Learning y la Inteligencia Artificial.

Ahora otra revolución tecnológica se aproxima: la computación cuántica, la puerta a una Quinta Revolución Industrial que modificará nuestra forma de entender el universo, la materia y la forma de interactuar con todo.

Esta tecnología podría conducir al descubrimiento de nuevos fármacos, develar nuevas facetas de la Inteligencia Artificial o desarrollar nuevos materiales científicos que las computadoras clásicas nunca podrían aportar.

Imaginemos una molécula de cafeína en una taza de café; sorprendentemente es lo suficientemente compleja como para que ninguna computadora sea capaz de modelar la cafeína y comprender completamente su estructura y propiedades químicas. Este es el tipo de desafíos que la computación cuántica puede abordar.

“La computación cuántica es una forma completamente diferente de hacer cómputo que no está basada en el cómputo clásico digital de 0 y 1; no tiene los mismos métodos ni los mismos mecanismos; está basada en los principios de la mecánica cuántica. Esto permite diseñar algoritmos que potencialmente pueden revolucionar la forma en que hacemos cálculos”, explica a Forbes Robert Sutor, vicepresidente de Investigación en IBM y experto en cómputo cuántico.

Sutor comenta que IBM es una de las compañías que más años lleva en la investigación de la física cuántica aplicada a la computación. “Actualmente podemos comenzar a hablar de computación cuántica porque es hasta ahora que podemos construir máquinas cuánticas basadas en una teoría que se ha desarrollado por décadas, pero es hasta ahora que tenemos la capacidad de construirlas al punto en el que pueden ser utilizadas para realizar experimentos por científicos y por la comunidad en general”.

El científico recordó que el cómputo cuántico utiliza principios de física cuántica para representar información y que la mecánica cuántica es una rama de la física que estudia el comportamiento de partículas subatómicas, cuyo comportamiento no puede ser descrito por medio de la física clásica.

“Se comenzó a estudiar en los años 20 y 30. Se estudiaba cómo se comportaba la materia a nivel sub atómico. En los 80 se comenzó a hablar de teoría de la información cuántica, que es utilizar esos mismos principios para representar y luego procesar información y hacer cálculos con esa información. Los científicos comenzaron a desarrollar algoritmos y es hasta estos últimos años que se comenzaron a construir estas computadoras en donde se comenzaron a aplicar esos algoritmos”.

Sutor señala que estamos viendo los inicios de la computación cuántica, ante la posibilidad de construir máquinas de hasta 50 qubits. Sin embargo, para alcanzar realmente una ventaja competitiva de este modelo de computación, aclara, se requerirá de máquinas con miles o decenas de miles de qubits.

“Con los avances en la ciencia y en la tecnología tendremos la capacidad de construir máquinas mucho más potentes, algo que no podemos hacer hoy en día tan rápidamente. Hay ideas muy prometedoras que nos hacen pensar que vamos a llegar a eso en un tiempo bastante corto”.

El ejecutivo dio a conocer que a la par realizan un “fuerte trabajo de evangelización” hacia la academia, hacia la investigación, hacia distintas industrias para que se use el cómputo cuántico.

El vicepresidente de IBM considera que es importante para las universidades y empresas comenzar a involucrarse en el tema y no quedarse atrás. “Específicamente con las universidades, el objetivo de IBM es buscar que las instituciones de educación superior puedan servir como hubs”.

Detalló que un hub es una universidad que por un lado tiene un programa muy fuerte de cómputo cuántico para desarrollar esta tecnología y, por otro, la capacidad de desarrollo de negocios, al tener redes de relaciones con compañías con las cuales potencialmente puede crear en conjunto aplicaciones comerciales. “La UNAM tiene un área muy fuerte de desarrollo y las conversaciones que vamos a comenzar con ellos pueden ser el principio de una colaboración que nos lleve a hacer una alianza de este tipo”, adelanta Robert Sutor.

“De hecho, ya es posible utilizar computadoras cuánticas. IBM las ha hecho accesibles a través de un portal que se llama IBMQ Experience, donde cualquier persona interesada, hasta el momento lo han hecho más de 88 mil, puede entrar a utilizar una computadora de cinco qubits y otra de 10 qubits que están completamente documentadas con tutoriales de cómo utilizarlas, cómo aprender a utilizar algoritmos conocidos; todo con computación cuántica”.

Sutor concluye advirtiendo sobre un aspecto de la nueva era tecnológica: “con la computación cuántica debemos tener cuidado con las predicciones que se hagan. No son máquinas de grandes datos, no se puede pasar demasiada información a través de ellas, no son un remplazo para las computadoras clásicas, sino que son un complemento para trabajar junto con las máquinas clásicas, así que debemos entender cómo usar las computadoras clásicas y los algoritmos clásicos con máquinas cuánticas y sus algoritmos cuánticos, quizá entonces podamos obtener nuevos algoritmos para la Inteligencia Artificial nunca antes vistos ni imaginados”.