Entrevista

La abstención no resuelve la crisis

1 junio, 2018 | 9:01 am

Cómo ve los casos Bertucci y Falcón.

Lo que ocurrió el domingo de las elecciones fue un suicidio colectivo, advierte John Magdaleno.

– Te pregunto ¿Después del 20 qué?
– En mi opinión, en Venezuela hay un régimen autoritario. Es un caso severo y todo régimen autoritario se caracteriza por violar garantías constitucionales, por tanto, no puedes esperar del que te dé garantías y condiciones satisfactorias para una competencia limpia. No ocurre eso. Las elecciones no son competitivas y el gran desafío es bueno, muy bien, para nosotros promover una transición a la democracia, tienes tres caminos. Esto es lo que dice la experiencia internacional, conforme a lo que hemos estudiado en el último año y medio, un pequeño equipo de politólogos, que nos hemos dedicado a examinar cómo se produjeron casos de transiciones exitosas hacia la democracia, desde regímenes autoritarios o de regímenes totalitarios. Hemos examinado hasta ahora 61 casos. Y qué encontramos. Que el primer camino para promover una transición hacia la democracia, es la liberación externa, es decir, factores internacionales intervienen directamente, en muchos de estos casos, son intervenciones militares. No estoy formulando un juicio de valor, sencillamente describo cómo operaron estos casos.

– No estás pidiendo intervención militar, por si acaso para que quede claro, no vaya a salir después para otro lado.
– No, al contrario. Ahora, estos son 15 de los 61 casos. En 14 de esos 15 casos hubo un conflicto armado previo, que posibilitó la intervención militar extranjera. La única excepción de lo que hemos examinado es Panamá en tiempos de Noriega, que todo el mundo conoce. Los 46 casos restantes de transiciones exitosas de la democracia, operaron por esta vía, por una transición, una transición por colapso, es decir una insurrección armada, tampoco la estoy pidiendo —por si acaso hay alguna confusión— y el resto de los casos la mayoría, dicho sea de paso, fueron transiciones negociadas. Entonces, lo esencial usted tiene esas tres opciones posibles, con sus variantes y sus peculiaridades históricas y la forma como se desarrollen estas tres modalidades cambia conforme el caso, cierto, pero son en lo esencial tres modalidades. Entonces, la gran pregunta es, bueno, muy bien, para que se produzca una transición en la democracia, conforme a dos modalidades, tiene que producirse una fractura de la coalición dominante. Entonces, esta es la pregunta que hay que formularla a todos los sectores de oposición, ¿cómo se va a estimular esa fractura de la coalición dominante? Durante mucho tiempo yo discutí, bueno, no he encontrado un caso en el que la abstención masiva facilite la fractura de la coalición dominante. Ni siquiera el caso de Toledo es un buen ejemplo para probarlo, porque es que Toledo se retira justo antes de que arranque la segunda vuelta, en virtud de que denuncia unas irregularidades de la primera. Pero este no es el detonante de la crisis política que produce, digamos, la transición. Los detonantes son esencialmente dos en el caso de Perú, en tiempos de Fujimori. Primero, una manifestación famosa del 28 de julio del año 2000, que precipita una represión muy severa por parte de cuerpos de seguridad del Estado. Y segundo, los vladivideos, esos son los detonantes finales de la transición. De modo pues que no conozco un caso donde la abstención haya sido el detonante final de la crisis.

– ¿Qué es el caso de Falcón?
– Bueno, el caso de Falcón es el otro caso, pero estoy hablando de Bertucci. Es decir, aquí hay un nuevo actor que reúne en muy poco tiempo una votación que no es despreciable, así es que yo intento, vamos a decir como los comunicadores sociales sugieren, intento encuadrarlos. Entonces, una forma de encuadrarlo era invitarlo a un diálogo en Miraflores. A mí me parece muy bien que hayan sido acogidas las dos propuestas de liberación de presos políticos, si fuese el caso, y la de la apertura del canal humanitario, pero hay muchas otras cosas que exigirle al gobierno, aparte de que no los cumpla, pero hay cosas que hay que exigirle porque es que en efecto se trata de un régimen autoritario, así es que mucha de las garantías que ha violado están allí, frente a todos. Así es que hay muchas más cosas que yo creo que Bertucci pudiera exigir.

– ¿Y votaron opositores recientemente?
– Sí, y algunos votaron y otros no votaron, es decir, la mayoría no votó. Ahora, si se me pidiera una opinión diría, lo que ocurrió el domingo fue un suicidio político colectivo, porque todos sabíamos que iba a haber fraude, todos. El problema es cómo tratas el fraude. Cómo lo documentas, cómo lo denuncias y haces de eso el motivo de una crisis política mayor o te abstienes y confías en la presión internacional. Este es el problema estratégico que está planteado hoy en Venezuela.

– ¿Cuáles eran esos fraudes, por ejemplo?
– Bueno, por ejemplo. Falcón denuncia ese día —me remito a lo que él dice— él denuncia que se violaron unos puntos sustantivos del acuerdo que se firma con el CNE y el gobierno. Por ejemplo, la presencia de puntos rojos en menos de 200 metros respecto al Centro Electoral. Por ejemplo, la presencia de individuos que estaban contribuyendo al voto asistido. Por ejemplo, el no tratamiento correcto de testigos y miembros de mesas de la oposición.

– ¿Tú no ves en la opinión pública como un poco dormida, sin reacción?
– Bueno, yo lo que veo es que la opinión pública está reaccionando conforme el liderazgo reacciona.

– Por eso.
– Es decir, el Frente Amplio de la Mesa de la Unidad le dijeron a la gente, no vaya a votar. Y 54% se abstuvo. Es decir, ahí hay una respuesta al liderazgo. Es cierto que muchos de los que se abstuvieron no lo hicieron solos, siguiendo, como les aconseja el liderazgo opositor, hay muchos que castigaron por igual al gobierno y a la Mesa de la Unidad.

– ¿La otra cosa, qué es lo que habría que esperar con un presidente, con el que dice “yo fui electo hasta el 19 y hasta el 19 voy a estar ahí” ¿No está planteado una salida por atajo? porque sería peor ¿O no?
– Sí, pero a ver. Después del resultado del domingo yo tampoco vería que se precipiten los acontecimientos, es decir, no creo que se haya creado, vamos a decirlo de esta manera un poco técnica, pero lo traduzco luego. No creo que con lo que ocurrió el día domingo se haya creado la estructura de oportunidades que facilitaría la fractura de la coalición dominante. Esto es muy importante porque es que si no hay fractura de la coalición dominante, no se inicia la transición hacia la democracia. Y para que se fracture la coalición dominante hay un trabajo previo, vamos a decir, una interfaz política, es decir, toda una operación de alto nivel con la que se perfora la coalición para, incluso, llegar a algunos arreglos con algunos de esos factores.