Cartas del Lector

IV Congreso del PSUV

3 agosto, 2018 | 12:00 am

Este Congreso será un convite entre panas, amigos, colegas, camaradas, militantes, aprendices, asistentes dedocráticos, serviles, gallos tapaos, fichas infiltradas, quinta columnas, en fin.

La temática central será la economía, el desabastecimiento, contrabando de alimentos, bienes y servicios, así como de minerales, donde participan civiles y militares apadrinados, según, por altos jerarcas del gobierno y la FANB.

Cuatro años de largas colas donde el pueblo ha expuesto su integridad, su vida convirtiéndose en presa fácil del hampa, madrugando para llegar temprano a la insegura cola para comprar los alimentos a precios estremecedores que se comen el sueldo de quienes trabajan de manera formal e informal, mientras tanto hemos visto a N cantidad de súper intendentes de la Sundde, quienes han juramentado y re-contrajuramentado a fiscales y demás supervisores para que luchen contra la especulación, el acaparamiento y contrabando (como siempre aparecen algunos realmente comprometidos y cumplen de manera parcial sus funciones) ¿Dónde están? ¿Para quién o para quienes trabajan? Fiscales mal pagados que se enquistan con los panaderos y demás comerciantes a fin de recibir migajas que le puedan servir para paliar un poco su situación económica de familia, salvo algunas excepciones como siempre.

Vemos a diario a comerciantes haciendo sus mejores actos de magia aumentando los precios ante la mirada inexistente del gobierno municipal, estadal y nacional, solo paños tibios que han servido para bajar la presión de la olla colectiva que está a punto de explotar.

En su confort, y disfrutando de sus mieles, viven algunos cuantos militares y civiles quienes mutaron sin mucho esfuerzo de pobres a multiricos, como siempre, salvo algunas excepciones y cuando se sienten aludidos ante la crítica que les señala el pueblo de corruptos, optan por descalificar a quienes osen atacarlos, con tal fuerza que hasta consiguen quien les crea y los vea y sienta como víctimas ante los feroces ataques del pueblo denunciante y lleno de amargura por tal engaño.

Pasan los días, semanas, meses y años, ni el partido de gobierno ni el mal llamado GPP, incluyendo a los partidos de oposición, nada hacen para solucionar estos problemas, solo el trapo rojo de las discusiones intro tratando de hacer ver al pueblo que uno es mejor que el otro y viceversa. Sólo vemos a altos funcionarios en las calles durante los tiempos pre-electorales, pero como siempre rodeados de gorilas quienes mejor no pueden hacer su trabajo, mantener al pueblo alejado de quienes ocupan cargo de gobierno, que dicho sea de paso, están en tales puestos gracias al voto del pueblo que es de quien precisamente huyen por el temor a escuchar verdades. (Que como siempre salvo algunas excepciones).

Vemos como el alto gobierno define líneas con una maravilla de cumplimiento y resultados realmente pasmosos. Cuando la realidad aguas abajo es otra, es decir, el problema real se encuentra abajo en la base popular.

Carlos Oropeza
C.I: 7.589.656

  Anterior