Cambio Climático

III cohorte de Líderes para el Desarrollo Sostenible y el Cambio Climático

17 noviembre, 2017 | 12:00 am

Los participantes adquieren herramientas para su desempeño y participación, en tiempos de diplomacia climática

 

 

Alba Marina Gutiérrez

Cofundadora de PeriodismoCC

@Albamarinavzla

 

 

En un país con múltiples amenazas que demandan solución inmediata; jóvenes venezolanos vencen las adversidades de carecer de comida, transporte y seguridad, y van en busca de respuestas.

 

Optan por formarse en desarrollo sostenible; un modelo socioeconómico y ambiental que amplía la visión para negociar, cooperar y comunicar.

 

Por estas razones, por tercer año consecutivo, la Embajada de Francia y el Instituto Internacional de Cooperación (Iidec) aseguraron la III cohorte del taller para Líderes del Futuro en Desarrollo Sostenible y Cambio Climático.

 

En esta ocasión, fueron seleccionados 43 profesionales, entre internacionalistas, ingenieros, sociólogos, geógrafos, administradores, educadores y economistas, entre 21 y 32 años -algunos en ejercicio profesional, otros en tesis de grado-, con potencial para liderar, e incidir en sus entornos.

 

Este año, la metodología aplicada, learning by doing, educación basada en práctica, reveló a través de ejercicios vivenciales, orígenes de problemas medulares del país.

 

Asuntos que fueron analizados por los alumnos, a través del lente del desarrollo con visión de sostenibilidad y énfasis en cambio climático. De igual manera, advirtieron las soluciones e hicieron sus propuestas que se traducirán en proyectos.

 

El cierre del curso y la entrega de diplomas contaron con el embajador de Francia en Venezuela, Romain Nadal y el oficial de cultura galo, Pierre Mazzoni.

 

Durante su intervención, Nadal recordó a los jóvenes líderes que la Cop21 (París 2015) y el Acuerdo de París ilustraron una nueva forma de hacer la diplomacia.

 

“En ese momento, yo era portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores –y lo fui hasta que fui designado para Venezuela- ; viví los 15 días intensos de las negociaciones. Había 30 mil personas, entre negociadores y miles de representantes de la sociedad civil. Pude ver la participación de empresas, ONG, asociaciones de jóvenes, gobernaciones, alcaldías (la asistencia descentralizada de los países)”.

 

Nadal subraya: “Negociaban los gobiernos, pero todos los demás participaban. Interactuaban con los negociadores, querían tener peso e influencia -y lo tuvieron- sobre los acuerdos. Y desde la negociación, siguen teniendo un rol esencial para aplicar el Acuerdo de París”.

 

También destacó, en diplomacia climática, que “respetamos la decisión unilateral de Estados Unidos de salir del AP y nos parece un contrasentido de lo que necesitamos. A pesar de esto, lo que vemos en ese país es que el resto de la sociedad norteamericana, la alcaldía de Nueva York, Los Ángeles y otros ayuntamientos, ciudades y estados como California, siguen con el compromiso de los acuerdos de París. A pesar de la decisión de su Presidente, la sociedad civil dice: ‘nosotros queremos avanzar para proteger el ambiente y luchar contra el cambio climático’”.

 

Nadal arengó: “Esa es la nueva forma de ejercer el poder diplomático, de trabajar a nivel internacional; y está cambiando, y está revolucionando la forma de negociar, de actuar sobre los acuerdos internacionales, y de enfrentarse a los retos globales. No se puede participar en estos asuntos sin el apoyo directo de la sociedad civil”.

 

Durante la entrega de los diplomas, dijo: “este ciclo de formación me parece de suma importancia. Demuestra claramente su compromiso personal, para integrar la dimensión climática en sus actividades profesionales”.

 

Por su parte, el coordinador del curso; José Duque, ingeniero, doctor en Desarrollo Sustentable, docente de la UCV y de la USB, y además presidente del Iidec insistió a los participantes en la importancia de consolidar sus ideas en proyectos; así como crear y fortalecer redes para impulsar el liderazgo para el desarrollo sostenible del país.

 

Yaracuy, Anzoátegui y Zulia

En San Felipe, Puerto La Cruz y Maracaibo la formación de líderes se orientó hacia las mujeres; asistieron gerentes, docentes, líderes comunitarias, distintas ONG y representantes de organismos públicos, entre otras.

 

En tiempos en que el mundo amplía la igualdad de género, se espera que en 2018 este taller, dirigido a las mujeres, avance para contribuir a reducir esa brecha de oportunidades para el liderazgo de la mujer en asuntos medulares de Venezuela. En este caso, que tenga incidencia en las negociaciones internacionales y en políticas públicas nacionales sobre cambio climático.

 

Venezuela: el reto es cumplir

En palabras del presidente francés, Enmanuel Macron “firmar un texto es bueno, cumplir los objetivos es más complejo”.

 

Tomadores de decisiones de Venezuela: hay que cumplir. Urge nutrir la agenda de acción climática, consultar a la sociedad civil, ir por propuestas en sectores estratégicos, como las energías renovables, la agricultura, la gestión del agua y los desechos.  Es necesario abrir los datos: un gobierno abierto en torno a los acuerdos firmados, los IND, así como consultar a la Academia, científicos, empresarios, gobiernos locales y comunidades organizadas.

 

Líderes venezolanos, defender el Acuerdo de París es una exigencia y es un deber hacia sí mismos y hacia las generaciones futuras.

 

Para conocer más sobre esta formación de líderes, contacte vía @IIDEC y @CulturaFrancia.

 

 


 

Clima en Gotas

 

#COP23. La transición energética global toma velocidad. En la lucha contra el cambio climático, ningún país está haciendo aún lo suficiente. Sin embargo, los primeros puestos del Índice de Acción Climática lo ocupan Noruega, Suecia, Lituania y Marruecos. España bajó cinco puestos.

 

Es la información que refiere un estudio realizado por unos 300 expertos de las organizaciones Climate Action Network (CAN), New Climate Institute y Germanwatch.

 

El trabajo agrupa 56 países de la Unión Europea que representan 56% de las emisiones globales.

 

Los tres primeros lugares quedaron vacantes; sin embargo el texto destaca que avanza la transición hacia otras formas de energías y el uso eficiente de la energía que proviene de combustibles fósiles.

 

Latinoamérica en Bonn. Con algunas excepciones, el panorama de la región luce laxo en agenda, objetivos e implementación.

 

La delegación de Argentina, asegura que “el trabajo del Gabinete Nacional de Cambio Climático, se hace desde las provincias y sociedad civil hacia los ministerios”. Así lo dijo Sergio Bergman, ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, durante su presentación de los avances de implementación de los IND con enfoque multisectorial.

 

En el caso de Venezuela, “no se oyen ni los grillos. Ello ayuda a reforzar la percepción común en el país de que este es un asunto de científicos, de políticos o que es un tema muy lejano a nuestra crisis actual. Sensación que nos aleja de mirarlo como el derecho que tenemos los venezolanos, tanto de ser protegidos de los efectos negativos del cambio climático, como de participar en estos asuntos”, dijo Alejandro Álvarez de Clima 21.

 

Sin embargo, es oportuno destacar que la sociedad civil venezolana tiene una agenda climática robusta y pública, en contraposición con el gobierno nacional y la Delegación de Venezuela en la COP 23, cuyas agendas son ocultas, inciertas y desempeño precario.