Entrevista

“Hay complicidad con los contrabandistas”

18 mayo, 2018 | 12:00 am

La denuncia la hace el presidente de Fedenaga, Carlos Odoardo Albornoz.

¿Cómo está la situación de la carne en el país, de la leche y de todo lo que tiene que ver con su actividad?

Con mucha complejidad, como todas las actividades económicas del país, pero hoy por hoy es prácticamente la proteína animal más segura que queda para los habitantes de nuestra nación. Ciertamente hemos sufrido cualquier tipo de acoso, cualquier tipo de ataque, pero lo cierto es que hemos logrado mantenernos en el tiempo. Somos una de las pocas actividades que hoy todavía se pueden mantener en perspectivas y viendo hacia el futuro con optimismo más que todo, valga el compromiso de nuestros ganaderos que se han sabido mantener en su unidad de producción. Por ello creo que esto es el punto de partida para la recuperación de la economía nacional, para debatir el desabastecimiento, la inflación, en el campo venezolano.

O sea que aunque el consumo de la carne cayó más del 80%, ¿ustedes todavía siguen siendo optimistas?

Soy optimista porque Venezuela tiene una potencialidad fabulosa, porque está siendo reconocida por todo el hemisferio, porque nosotros haciendo las cosas de manera correcta en apenas doce años, pudiéramos ser los terceros o cuartos exportadores de carne del mundo dada la altísima competitividad que tiene nuestra actividad, que posee todo el potencial del campo venezolano y se han venido dando algunas señales, por ejemplo, el acompañamiento de todos los gremios agroproductivo del continente, que presionan a la Organización Panamericana de la Salud a través de Panastosa, para que nosotros podamos impulsar la lucha contra la erradicación de la fiebre aftosa. Eso nos pudiera permitir acceder a mercados internacionales. Pero, si aquí se toman medidas equivocadas en una dirección incorrecta, eso podría detener todo el proceso que nosotros hemos ido adelantando en los últimos tres o cuatro meses, y que ha venido dando algunas repuestas precisas.

Te pregunto, ¿cuántos ganaderos quedan en el país?

Nosotros vamos a levantar, y es una necesidad, un catastro. Ese censo se va a empezar a levantar en las próximas horas. La estimación que tenemos como federación, es que no deben haber más de 110 mil productores agropecuarios, que no deberían pasar alrededor de 9 millones de reses, pero te reitero, ojalá nosotros estemos equivocados.

Eso en relación con el año pasado, ¿disminuyen los ganaderos?

Disminuyen no. Los ganaderos no, prácticamente la cifra está intacta. Las reses sí han venido disminuyendo un poco, el contrabando de extracción está haciendo un daño enorme, y se da simplemente por una distorsión económica que hay en el valor de la frontera entre el precio del toro en pie en Venezuela y el precio del toro en la frontera.

¿El contrabando sale por Apure, por Táchira, por todas partes?

Son dos mil 200 kilómetros que están dominados por grupos irregulares que te los menciono: disidentes de la FARC, Ejército de Liberación Nacional, Fuerza Bolivariana de Liberación, el EPL, bandas criminales emergentes, en fin, es una ensalada.

¿Y no hay autoridad posible que ponga coto a esta situación?

Hay complicidad del lado venezolano y del lado colombiano, porque hemos visto personalmente, cuando se viaja de Cúcuta a Puerto Santander, cómo mafias de gasolina operan allí públicamente. En la calle venden las garrafas de gasolina que no se consiguen en Oropel, y a lo largo y ancho de esa frontera sí.

¿Y qué hacen la autoridad, las gobernaciones regionales, los guardias nacionales, los que vigilan la frontera?

He visto personalmente cómo patrullas pasan por enfrente. Patrullas del lado colombiano, sobre todo, porque la gasolina no se vende del lado que la paga mejor, patrullas que pasa por ahí de una forma como que si esa cosa no pasara. Esas son irregulares que se solucionan, sin dudas, con medidas económicas. En el momento en que nosotros logremos darle impulso al rebaño nacional, va a empezar a desaparecer el contrabando de extracción hacia Colombia. Nosotros vamos a tener más animales en Venezuela.

¿Hay contrabando de extracción a Colombia, de ganado, no de gasolina, de ganado?

Es el segundo negocio más importante de contrabando, después de la gasolina. De Venezuela hacia allá. Ahora, en el momento en que nosotros controlemos que el precio de unos animales se equipare, vamos a tener más aquí, va a haber más ofertas en las carnicerías y va a valer menos la carne del consumidor.

Bueno, he oído varias denuncias de los ganaderos, no sé si de la Federación también, porque no lo he visto, en la cual señalan que el trasladar ganado de un sitio a otro se ha puesto una tarea difícil.

Bueno, mira, el gobernador del estado Apure, Ramón Carrizales, la alcaldesa de San Fernando de Apure tienen un peaje en el puente de la entidad y cobran una coima, un impuesto, lo que les venga en ganas, en observancia de las normas jurídicas vigentes, en observancia de un decreto de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y ahora vamos a ver, también van a tener inobservancia de una gaceta que salió publicada el jueves, 3.401 es el decreto presidencial, presidencial, reitero, a ver si van a seguir todavía cobrando estos peajes que, lamentablemente, no hacen otra cosa que encarecerle el costo a los consumidores.

¿Y de cuánto es ese peaje?

Hay unos que cobran el 10, otros que cobran el 30. Igual ocurre en Barinas.

Por cierto, ¿y quién calcula el valor?

Si tú llevas 50 animales tienes que bajar 15 y ellos pagan el precio que les venga en ganas. ¿Qué ha pasado con esto? Que cuando sumas lo que produce Barinas, Apure, Guárico, termina por encarecer la cadena. Ojalá que este decreto que acaba de aparecer, el gobernador de Apure y el de Barinas lean taxativamente quiénes son los que están tras de esto. Ahora, si se siguen con este tipo de actitudes, que entorpecen la normalidad del tránsito hacia los grandes centros de consumo, por supuesto que los consumidores seguirán encontrando una carne cada vez más cara.

Por otro lado, la Asamblea Nacional ha calculado la inflación en más de 13.000% anualizada. Es decir, en los últimos doce meses y las perspectivas que se ven hacia el futuro, nosotros no somos optimistas en cuanto a la posibilidad de que la mayoría de los venezolanos puedan adquirir proteínas animales. Nosotros podemos revertir esta situación si en vez de estar gastando mil, mil 100 millones de dólares que costaría poner aquí en Venezuela los alimentos de manera importada, hiciéramos pequeñas inversiones anuales de 300, 400 millones de dólares en equipos, maquinarias e insumos. Estaríamos produciendo maíz, soya, creciera la producción de pollos, de cerdos y aves, y tuviera la carne mucho menos presión que la que tiene hoy día.

¿Cómo está la infraestructura de ustedes en materia de tractores, en materia de lo que necesitan?

La última evaluación nos dio aproximadamente un 85% de los tractores con la vida útil en sí. Esto significa que entre el sector agrícola y ganadero, necesitaríamos alrededor de unos 9 mil 500 tractores. Aproximadamente había un valor de 30 mil dólares por año que significarían alrededor de unos 300 o 350 millones de dólares en tractores, en otras palabras: tres días de renta petrolera. Con eso pudiéramos impulsar la producción ganadera hasta en un 20 o 25 por ciento.