Negocios

Grupo Libi invierte en el crecimiento de su capital humano

1 agosto, 2018 | 12:28 pm

Mauro Libi Crestani, presidente del grupo, manifestó su apoyo a este tipo de actividades que invitan a la proactividad en las empresas.

El Grupo Libi llevó a cabo una jornada de convivencia e integración con directores y supervisores medios de las empresas Frimaca e Inproceca como una actividad merecida y necesaria para intercambiar impresiones y recargar energías a partir de experiencias y conocimientos altamente motivadores.

Desde el exterior, donde se encuentra atendiendo una feria internacional de alimentos, Mauro Libi Crestani, presidente del grupo, expreso que es muy importante para la organización invertir en su capital humano y reconoce que sus empleados son la base fundamental de sus empresas, sin ellos ninguno de nuestros logros pudiesen haberse hecho realidad, agregó.

Foto: Jesús Escalona

Por su parte, Kikey Salazar, gerente general de Inproceca, explicó que la actividad tiene como objetivo ofrecer las herramientas necesarias a los trabajadores para ayudarles tanto en su vida personal como en lo laboral. “Se trata de una actividad de acompañamiento para unos 50 líderes de nuestra organización. Un día sin las tensiones cotidianas para compartir, reflexionar, escuchar y comprender sus inquietudes frente a la situación país, ofreciéndoles herramientas que les ayude a asumir este reto que les ha tocado, al tiempo de presentarles la experiencia de vida de figuras exitosas que les puedan ayudar en su vida personal y laboral”.

El encuentro tuvo lugar en la Posada Corporativa de Altamira y contó con la presencia de la reconocida periodista venezolana Anna Vaccarella quien presentó su soliloquio “Renacida” para relatar su largo, difícil, pero transformador camino como sobreviviente del cáncer y servir de inspiración en momentos de adversidad.

Foto: Jesús Escalona

De igual forma, el conferencista y consultor empresarial, Atilio Romero, se dirigió a los presentes con una entretenida y aleccionadora disertación sobre todo lo bueno que tenemos para dar, los recursos con los que contamos y todas las fortalezas que aún tenemos en nuestro país, pero con un cable a tierra, es decir, conectados con una realidad retadora que nos obliga a exigirnos más de nosotros mismos.

Giovanni Malvestuto, vicepresidente del Grupo Libi, agradeció el aporte de los expositores, así como la entusiasta participación de los presentes, asegurándoles que este tipo de encuentros continuarán para seguir integrándose como grupo empresarial, que a pesar de la situación, sigue produciendo en Venezuela.

“Vamos a enfocarnos en lo positivo —expresó Malvestuto— Vamos a reimpulsarnos, trazar un nuevo comienzo y convivir de la mejor manera posible. Venezuela es un país grande y bello con muchas oportunidades para crecer. Somos un gran equipo y espero que compartan y motiven al resto de sus compañeros con este mensaje”.

Renacer con cable a tierra

En ambas ponencias prevaleció la convicción de que nosotros mismos, con nuestra actitud, nuestra esencia y nuestra fe en que toda adversidad llega para transformar, podemos salir adelante y fortalecidos de una situación amenazadora en nuestra vidas o en nuestra vida laboral.

“Al iniciar el vuelo y salir de nuestra zona de confort tenemos dos alas: la razón para tomar las mejores decisiones y la fe que es lo que hace que sea posible (…) Nosotros decidimos la actitud que tomaremos frente a la vida: Víctimas o protagonistas de nuestra propia historia. Los invito a pararse una vez más y luchar para que nadie nos quite la paz en medio de la tormenta”, expresó la periodista Anna Vaccarella.

En esa misma línea, Atilio Romero, combinó humor y persuasión para ayudarlos a reflexionar sobre lo trascendental que podría ser superar este momento particularmente adverso. “Es lo que nos tocó y estamos haciendo nuestra mejor jugada”, advirtió.

A su juicio, tiene mucho que ver con la frecuencia emocional en la que nosotros nos conectamos todos los días. “La mayoría de las personas se conectan con las carencias. La única manera de conectarnos para lograr lo que queremos es entender nuestras potencialidades, saber lo que tenemos. Esto tiene que ver con la psicología positiva pero real y responsable (…) Te invito a que todos los días te conectes con tus potencialidades, con lo que tienes, y de esa manera poder sintonizar con esa psicología positiva que nos lleva a lograr lo que nos hace falta cada día”.