Cartas del Lector

Gloria al Bravo Pueblo

24 agosto, 2018 | 12:00 am

Gloria al bravo pueblo de Venezuela Que el yugo lanzó, harto de tanta impunidad, violación de derechos humanos, corrupción e ineficiencia.

La ley respetando, la virtud y honor. Como debe ser, exigiendo el respeto a la ley y a nosotros como ciudadanos a quienes este régimen nos ha pisoteado hasta la saciedad, fundamentándose en un obsoleto socialismo que solo ha traído miseria, atraso, hambruna y desesperanza.

¡Abajo cadenas! No solo las atorrantes y vacías cadenas presidenciales, también aquellas que el gobierno ha tratado de levantar para doblegar la voluntad, dignidad y libertad de los ciudadanos.

Gritaba el señor, y todo un país al que un grupo de civiles y militares, corruptos y narcotraficantes, con delirios detestables e intestinales, ha tratado de manejar como una granja de borregos y súbditos.

Y el pobre en su choza, libertad pidió, al igual que la familia en el rancho, la madre y padre viendo morir a sus hijos por falta de alimentos y medicinas, ancianos desatendidos, presos por disentir o ejercer oposición política, empresarios y emprendedores quebrados por la nefasta política económica del régimen.

A este santo nombre tembló de pavor, temor que debemos capitalizar y convertir en esa fuerza necesaria para enfrentar, retar, desafiar y desobedecer al gobierno y su grupúsculo y demostrarles que el vil egoísmo que otra vez triunfó se encuentra en sus últimas brazadas de ahogado y ya sin oxígeno popular, manteniéndose solo por el apoyo de unos pocos militares tarifados y sumisos que más pronto que tarde serán arropados por la fuerza de la justicia.

Gritemos con brío, con pasión, con convicción, con vehemencia ¡Muera la opresión! los opresores, los violadores de derechos humanos y todos aquellos que han apoyado y colaborado a la destrucción económica, política y social de nuestro país.

Compatriotas fieles, la fuerza es la unión; somos muchos, millones de ciudadanos que si desafiamos y nos rebelamos contra ese grupito que ejerce el poder no podrán contra nosotros. Ellos rodilla en tierra, sumisos ante quien los puso en el poder con el sueño de un mejor país. Nosotros de pie y con la frente en alto los aplastaremos y pondremos en el lugar que la historia les tiene reservado.

Y desde el Empíreo el Supremo Autor un sublime aliento al pueblo infundió. Dios todopoderoso esta con y por Venezuela, por una Venezuela libre en la que impere el respeto a la ley y por ende a sus ciudadanos. No con aquellos cuyos padres erraron al colocarle el nombre de Dios al principio de su nombre y luego dar ejemplos satánicos de comportamiento con sus semejantes.

Unida con lazos que el cielo formó, la América toda existe en nación; ya son muchos los países, sus gobernantes y comunidad internacional que han levantado sus voces de protesta y repudio al ejercicio dictatorial y totalitario del poder por parte del grupito de Nicolás Maduro, y si el despotismo levanta la voz, como lo ha hecho durante los últimos años, ejerciendo y abusando de superioridad, del poder y fuerza contra los ciudadanos, creyéndose ungidos por una autoridad absoluta para irrespetar y contrariar las leyes, seguid el ejemplo que Caracas dio, y que más del 80% de la población exige y reclama al gobierno y a sus serviles esbirros: Venezuela libre, de todos y para todos, con justicia, paz, seguridad, tranquilidad y prosperidad.

Eduardo J. Díaz Ayala
C.I: 4.972.210