Internacionales

Fiebre de Lassa, el problema de Nigeria

5 marzo, 2018 | 5:17 pm

Desde principios de año, Nigeria se ha visto afectada por un brote mortal: la fiebre de Lassa, una de una serie de enfermedades que pueden causar epidemias peligrosas, pero para las cuales no existe vacuna en la actualidad.
La fiebre de Lassa no es una enfermedad nueva, pero el brote de ahora no tiene precedentes ya que se extiende más rápido que nunca.
Los trabajadores de la salud están sobrecargados, y algunos se infectaron y murieron.

La enfermedad conocida como “fiebre hemorrágica viral”, puede afectar a muchos órganos y dañar los vasos sanguíneos del cuerpo. Pero es difícil de tratar.

La mayoría de las personas que contraen la fiebre solo muestran síntomas leves, como fiebre, dolor de cabeza y debilidad general. También es posible que no tengan ninguno.

Sin embargo, en casos severos, puede simular otra fiebre hemorrágica mortal, el ébola, que causa sangrado a través de la nariz, la boca y otras partes del cuerpo.

Se cree que alrededor del 1% de los casos son fatales, pero las mujeres que contraen la enfermedad al final del embarazo enfrentan una probabilidad del 80% de perder a su hijo o morir ellas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) está trabajando con autoridades nigerianas para ayudar a coordinar respuestas, de la mano del gobierno del Reino Unido. Uno de los consejos que se les dan a los turistas, y a las personas en general, tomar precauciones básicas, como tirar la basura en recipientes con tapa, almacenar alimentos y bebidas en recipientes herméticos.
A pesar de estas medidas, la lucha contra la enfermedad de Lassa se ve obstaculizada por falta de herramientas médicas efectivas, pruebas de diagnóstico, tratamientos y vacunas.