Salud

Fibromialgia: una enfermedad silenciosa

5 octubre, 2018 | 12:00 am

Esta enfermedad, conocida como fibromialgia no se ve, se sufre. En España expertos aseguran que son casi tres millones de personas quienes la padecen, siendo la población femenina la más propensas a desarrollar fibromialgia que los hombres.

Aunque las instituciones sigan mirando para otro lado, la fibromialgia sigue creciendo. Puede empezar en la infancia e irse agravando con los años con la aparición de nuevos síntomas.

La palabra fibromialgia, traduce dolor en los músculos y en el tejido fibroso, entiéndase por ello los ligamentos y tendones. Dicha patología se caracteriza por un dolor musculo-esquelético generalizado, presentando a su vez una sensación dolorosa de presión en puntos específicos, los cuales están distribuidos a lo largo del cuerpo, que según los doctores, el dolor es igual al ocasionado en las articulaciones, aunque no es una dolencia articular.

Es por esta razón que la fibromialgia es considerada como un trastorno caracterizado por un dolor musculo-esquelético, que engloba problemas de sueño, memoria, fatiga y estado de ánimo. Investigadores precisan que la fribromialgia afecta la forma en la que el cerebro procesa las señales de dolor.

Si bien no existe una cura para esta afección, existe una variedad de medicamentos los cuales ayudan a su control, ejercicio, reducción del estrés y relajación también pueden ayudar.

A continuación los síntomas presentes en la fibromialgia:

Fatiga: doctores consideran que los pacientes que padecen de esta enfermedad, suelen despertar cansadas, a pesar de haber dormido durante un largo período de tiempo, en esta misma línea señalan que los enfermos suelen tener episodios de dolor junto a otros trastornos, como la apnea del sueño o el síndrome de piernas inquietas.

Dificultades cognitivas: afecta de forma significativa la capacidad de prestar atención y concentrarse en las tareas mentales.

• Dolor generalizado: se le atribuye un dolor sordo constante, el cual es prolongado por un tiempo de al menos tres meses. Señalan que para ser considerado generalizado, el mismo debe ocurrir en ambos lados del cuerpo y en la parte superior debajo de la cintura.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para esta condición incluyen:

• Sexo: la fibromialgia se diagnostica más a menudo en mujeres que en hombres.

Antecedentes familiares: existen altas probabilidades que un individuo desarrolle este trastorno si un pariente también lo tiene.

Otros trastornos: si el individuo padece de otras enfermedades como artritis reumatoide, osteoartritis o lupus, es posible que desarrolles esta dolencia.

Complicaciones
El dolor y la falta de sueño que surge debido a la fibromialgia pueden interferir con capacidad para desempeñarse bien las funciones dentro del hogar o el trabajo. Es por este motivo que las personas sufren de frustración al momento de pasar por esta condición, provocando así depresión o problemas de ansiedad.

Diagnóstico
En la actualidad gracias al avance de la ciencia, ya no se requiere un examen de puntos sensibles como era empleado antiguamente, ahora los pacientes son sometidos a un diagnóstico, donde se observará si la persona presenta un dolor generalizado durante más de tres meses, los cuales no sean producto de otra enfermedad, podrá ser considerada como una fibromialgia.

Es por ello que para el descarte de otras afecciones que puedan tener síntomas similares, el paciente es sometido a un análisis de sangre tales como un hemograma completo, factor reumatoide, prueba de función tiroidea, velocidad de sedimentación globular o una prueba de péptido citrulinado cíclico, descartando de esa forma se trate de otra patología y en efecto sea una fibromialgia.