Ultrasecretos

Estados Unidos investiga al guerrillero líder por narcotráfico

4 mayo, 2018 | 12:00 am

Iván Márquez, jefe guerrillero muy conocido en Cuba y Venezuela, tendrá que cuidarse después que Estados Unidos lo acusó por narcotráfico.

Según un canal de TV de Miami, Márquez estaría vinculado con funcionarios cubanos y venezolanos. Según el diario El Espectador, hay un video que compromete a Márquez hablando con el traficante mexicano Rafael Caro.

No identificaron ni al cubano ni al venezolano.El siguiente es el texto publicado por el diario extranjero. El medio asegura que las autoridades norteamericanas investigan un video en el que Márquez estaría hablando con el narcotraficante mexicano, Rafael Caro Quintero. En la investigación también está vinculado un alto funcionario del gobierno de Venezuela.

Los rumores sobre una investigación que se llevaría a cabo en Estados Unidos en contra del líder del partido FARC, Luciano Marín, conocido como Iván Márquez, siguen en el ambiente. Primero fue el diario The Wall Street Journal, que señaló en un artículo publicado el fin de semana que las autoridades norteamericanas tendrían información que vincula al antiguo líder guerrillero con un capo mexicano.

Esta vez es la cadena Univisión la que asegura que la agencia antinarcóticos de los Estados Unidos, en efecto, investiga a Márquez y a un alto miembro del gobierno de Venezuela por tráfico de drogas, y que la identidad de este último se ha mantenido en reserva por el medio “para no afectar el avance de la investigación”.

De acuerdo con la información que publica Univisión en su portal, las autoridades de Estados Unidos están investigando un video en el que Márquez estaría hablando con quien se presenta como un colaborador del narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, en una reunión que habría sucedido luego de firmado el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

El caso ecuador

Ecuador, golpeado por la inusitada violencia en la frontera, renunció a su papel de garante y anfitrión de los diálogos que buscan acabar con un conflicto de medio siglo.

La solicitud se da en momentos en que Estados Unidos busca la extradición, por narcotráfico, de un ex negociador de paz de la FARC, la guerrilla que depuso las armas y se convirtió en partido tras firmar un acuerdo parecido al que negocia el ELN desde febrero de 2017.

¿Cómo afecta a las negociaciones la decisión de Ecuador?

El trabajo que se ha hecho acá ha sido muy productivo y muy importante. Nosotros hemos dejado una carta como mesa de negociación, las dos partes, donde le pedimos al gobierno de Ecuador que reconsidere su retiro como garante. Esto implica una interrupción (en los diálogos). Acordamos hacer una mudanza muy rápida, un trasteo muy rápido para que no perdiéramos casi tiempo (…), esperamos que muy pronto podamos estar llegando al nuevo país, donde se reanude el quinto ciclo (…). Una parte de la delegación va a nuestros campamentos a Colombia a unas consultas rápidas y otra parte va a quedar en tránsito por Venezuela. Es una pausa breve de unos pocos días.

¿Ya se definió la nueva sede?

Todavía no, pero los otros cinco países garantes (Cuba, Brasil, Chile, Venezuela y Noruega) han ofrecido su territorio para ser sede. Estamos con el gobierno en consultas para determinar en cuál de los cinco países se va a reanudar el quinto ciclo (de conversaciones).

Imaginemos que nos vamos al país “x” y estando allá al Departamento de Justicia de Estados Unidos se le ocurre decir: oiga, a fulano de tal de la delegación del ELN yo necesito que me lo extradite. Si esa eventualidad no está considerada y la delegación del ELN no tiene garantías jurídicas ante esa eventualidad, imagínese lo azaroso que va a ser continuar.

Hemos dirigido una carta a la Fiscalía General, en Bogotá, para que nos diga qué cargos tienen contra nosotros Estados Unidos, que impliquen una futura extradición de cualquier miembro de la delegación del ELN. No hemos recibido respuesta.

Además, en cualquier dirección que vaya un avión con la delegación del ELN, hay que tramitar país por país los permisos de sobrevuelo y las garantías para sobrevuelo. Estados Unidos es experto en eso, en mandar a detener aviones que están en vuelo para decir: oiga, venga, responda tal cargo que yo le tengo y hasta ese minuto nadie sabía que había en ese cargo.

  Anterior