Quinto Día Online

Destacada

EROTISMO Y BIBLIA

EROTISMO Y BIBLIA

Entendiendo la unión entre lo sagrado y lo profano…

 

La Biblia es el libro que más ha influido en la modelación y valores de la conducta a nivel mundial. Por ello, vale la pena preguntarse sobre de las conductas amorosas, maritales y sexuales de la época

 

Dr. Gerardo Giménez Ramírez

Médico Sexólogo del Servicio de Urología del Hospital Universitario de Caracas.

 

¿Cómo inicia el primer libro de la Biblia? El Génesis plantea la Creación del mundo. Y Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza… Y los creó macho y hembra; y los bendijo diciendo: ‘Procread y multiplicaos, y henchid la tierra’… En el séptimo día, Dios descansó”. Pudiese interpretarse que Dios se dirige a los seres humanos para exhortarlos a tener actividad sexual, la cual se presenta con una orientación meramente reproductora. Más adelante, al haber sucumbido la mujer ante la tentación de la serpiente para comer del fruto prohibido, tienta al hombre y ambos perciben su desnudez y aparecen las manifestaciones de pudor al tapar ellos sólo sus genitales con hojas de higuera (aunque anteriormente, antes de todo este suceso, no había vergüenza por la desnudez). Y aunque parece haber una interpretación de humildad y desprotección de los pecadores ante Dios, también hay un trasfondo sexual.

 

Reflexionando a este comienzo bíblico de la humanidad, por algo nuestros cuerpos tienen órganos genitales y respuesta sexual. Dios no es presentado como un ser sexuado pero nos hizo a su imagen y semejanza y nos pide procrearnos. Sólo eso es logrado a través de la penetración. Pero el deseo sexual no sólo se presenta en los días en que la mujer está ovulando y es fértil. Como es muy sabido también, todas las mujeres no quedan embarazadas en una sola relación sexual llevada a cabo en los días de mayor fecundidad y el mayor atractivo para la repetición de las relaciones sexuales es el placer, lo que aumentaría más las posibilidades de embarazo. Debo agregar también que, con esa capacidad de raciocinio del ser humano, nuestros encuentros sexuales no sólo tienen un “Para qué” reproductivo sino que también lo hay Relacional relacionado con los afectos. Por algo, a esta unión corporal para llevar a cabo el coito, se le denomina “hacer el amor”. Y no puedo dejar de lado el “Para qué” Recreativo, cuando el hombre o la mujer decide satisfacer esa necesidad fisiológica expresada a través del deseo sexual corporal y que allí se quede sin que haya la obligatoriedad de un compromiso post coital ni la existencia del afecto.

 

“Embriáguente siempre sus amores y recréente siempre sus caricias” dice el autor de los Proverbios al joven casado en alusión a su esposa. Pero la actividad sexual en pareja se presenta llena de “impureza transitoria” pues, luego del coito, debían asearse con aguas y quedaban impuros hasta la tarde, momento en que comenzaba para los israelitas el día siguiente. Lo mismo era aplicado para las eyaculaciones durante el sueño. Esto mismo era aplicado al hombre que se masturbaba. Ahora, ¿el semen es una secreción tóxica de gran impureza y mancha o ensucia el cuerpo? Porque, en la sexualidad en pareja, puede ser algo estimulante sentir cuando se eyacula, complementa el placer, es la manifestación biológica del orgasmo masculino y es necesaria para que porte los espermatozoides.

 

Este libro confronta el comportamiento humano y el legado de Dios.

 

Mucho más sobre Biblia y Sexualidad

  • La Biblia fue escrita hace más dos mil años si contamos los libros del Antiguo Testamento escrito antes de Cristo.
  • La realidad social y conductual de ese entonces es muy diferente a la que se ha vivido hoy día, y eso lo han explicado los estudiosos en materia de salud mental, medicina sexual y la ciencia en general.
  • Aunque se haya planteado que el árbol de la ciencia era el poseedor del fruto prohibido pero, si la inteligencia del hombre es un don de Dios y la ciencia es producto de la inteligencia, la ciencia es un don de Dios.
  • Muchos ritos religiosos tienen connotación sexual, como es el caso de la circuncisión. Es considerada un pacto de la relación del hombre con Dios.
  • La menstruación, así como la eyaculación masculina, era considerada impura y la mujer lo era por 7 días desde que pasaba por este proceso fisiológico.
  • El incesto era permitido en el Antiguo Testamento (casamiento entre hermanos) pero juzgado y prohibido en el Nuevo.
  • Juzga la homosexualidad masculina más no contempla la femenina.
  • Le daban importancia al pene, sobre todo en los juramentos solemnes y sagrados. Se contempla la exclusión de la comunidad religiosa el hombre que haya perdido su pene en la guerra.
  • El verbo “testificar” proviene de la palabra “testículo”.
  • El pecado de Onán fue el coitus interruptus mas no la masturbación.
  • “El cantar de los cantares”, libro del Antiguo Testamento ubicado entre Eclesiastés y Sabiduría, es un poema de amor conyugal con una gran carga erótica. Ha tenido varias interpretaciones pues, a pesar de enfocarse en una pareja conformada por un pastor y una sulamita, se ha extrapolado a la unión entre Israel y Judá, entre Salomón y la sabiduría, y hasta entre la Virgen María y la sabiduría.

 

Sitio web: http://tublogsexologo.blogspot.com

Twitter: @medsex

Facebook: Gerardo Giménez-Ramírez

Instagram: @tumedsex