Quinto Día Online

Huellas en casa

Erliquiosis: la enfermedad de las garrapatas

Erliquiosis: la enfermedad de las garrapatas

Tener una mascota implica una gran responsabilidad, especialmente si lo que queremos es mantenerla libre de pulgas y garrapatas

 

 

Yubreiler Sotomayor

sotomayoryandreina@gmail.com

 

 

Bambi es un collie hermoso. Alto, delgado y estilizado, con un porte que recuerda a su más famosa contraparte femenina: Lassie. Al cumplir los cinco años de edad, su dueña, una conocida mía de hace muchos años, recibió una noticia inquietante para cualquier amo, y es que su querido Bambi no podía recibir emociones fuertes, agitarse, correr mucho, mucho menos aparearse. La Erliquia había minado su salud, haciendo que su sangre perdiese densidad.

 

¿Qué es la Erliquiosis?

 

Es una enfermedad infecto-contagiosa transmitida por la mordedura de la garrapata y sus síntomas son similares a los de la influenza: fiebre, sangramiento por la nariz, anemia y edemas en las articulaciones. Su diagnóstico se basa en la combinación de signos clínicos y exámenes de laboratorio, por lo que será necesario que le pidas a tu veterinario que le saque una muestra de sangre a tu mascota. La primera prueba que se debe hacer es una hematología para determinar los valores y saber si hay anemia. El segundo examen es una prueba serológica para determinar si existe la presencia de la Erlichia canis. Identificar la enfermedad e iniciar el tratamiento a tiempo es muy importante, ya que de avanzar la enfermedad, podría atacar también la médula espinal y el sistema nervioso.

 

El siguiente paso es medicar a tu mascota. Generalmente se le receta un antibiótico para mitigar la infección. Es muy importante recordar que, al igual que los seres humanos, los perros no se llevan bien con las medicinas sin prescripción, por lo que lo mejor es que lo lleves a consulta con tu veterinario de confianza. El baño regular y las inyecciones contra las garrapatas, así como los collares especiales también complementan esta opción.