Quinto Día Online
24 de Septiembre del 2017

Destacada

Entre 2010 y 2017: 500 millones de dólares en pérdidas habría sufrido PDVSA por desvío de crudo

Entre 2010 y 2017: 500 millones de dólares en pérdidas habría sufrido PDVSA por desvío de crudo

Nueve gerentes fueron capturados por Contrainteligencia, incluyendo al presunto líder, Juan Carrillo, quien dirigía una organización delictiva de alto octanaje en la dirección de Occidente de la estatal petrolera

 

“Si se calcula una pérdida mínima del 1% de ese total por desvío de crudo, esto significaría unos 6 mil barriles diarios de crudo que se pierde, un total aproximado de unos 200 mil dólares diarios, superando los 70 millones de dólares al año”, se lee en el reporte que describe las actividades del grupo de gerentes petroleros

 

 

Oliver Parra

 

 

Tal como lo reseñó Quinto Día en nuestra edición anterior, la investigación iniciada a la alta gerencia de PDVSA Occidente por un multimillonario desvío de crudo a través de un complejo esquema de uso de emulsionantes y agua, comenzó a dar resultados esta semana, cuando fueron detenidos 9 gerentes de esta dirección de la petrolera estatal por las pérdidas generadas por este presunto desfalco, que estarían en más de 70 millones de dólares anuales, lo que entre 2010 y 2017 alcanzaría más de 500 millones de dólares en pérdidas para la empresa.

 

La Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) capturó a nueve gerentes de PDVSA Occidente en diversos lugares del estado Zulia, dando con el paradero de Gustavo Malavé, director ejecutivo de Exploración y Producción de Pdvsa Occidente; Juan Carrillo, subdirector adjunto; Juan Barreto, gerente de Oportunidades de Negocios; Adolfo Torres, gerente de la Dirección de Seguridad Integral Occidente; José Marín, gerente de la Dirección de Seguridad Integral Petrozamora, y Henry Sánchez, gerente de DSI Costa Oriental del Lago.

 

La orden fue presentarlos el pasado miércoles 6 en los tribunales de Cabimas para ser procesados por el presunto desvío de crudo antes nombrado, que era exportado por el Puerto Miranda, por donde salen 1 millón y medio de barriles diarios.

 

Las investigaciones apuntan al gerente Juan Carrillo como líder de un grupo de empleados petroleros que habrían saboteado la producción de firmas mixtas que trabajan con PDVSA e impone la compra de químicos a firmas no calificadas y sin licitación.

 

Los informes que se han filtrado señalan a Carrillo como uno que “ha desarrollado un poder fuera de control y supervisión corporativa dentro de PDVSA Occidente”, permitiéndole bloquear la participación de proveedores clásicos de productos químicos con suficiente calificación internacional, como la empresa española Nalco, para favorecer a empresas locales, especialmente a Tratamientos Químicos, C.A., constituida en 2010, justamente cuando comenzaron las irregularidades, logrando monopolizar la venta de emulsionante a PDVSA Occidente.

 

Tratamientos Químicos, C.A. no posee la experticia petrolera, según refiere el informe de inteligencia filtrado a este semanario, pero además llegó a vender químicos en dudosas condiciones que habrían sido pagados con 150% de sobreprecio.

 

Las investigaciones también se han enfocado en el modus operandi de esta empresa, que se muestra como el de una gran mafia organizada, que al parecer modifica las mezclas del crudo que es exportado desde Puerto Miranda, llegando a su destino barriles con más agua de lo establecido en las especificaciones. Tal como refiere el informe, esto indica que “parte del petróleo exportado de Puerto Miranda es sustituido por agua, quedando un remanente de crudo que se desvía para otros fines, generando pérdidas cuantiosas”.

 

“Si se calcula una pérdida mínima del 1% de ese total por desvío de crudo, esto significaría unos 6 mil barriles diarios de crudo que se pierde, un total aproximado de unos 200 mil dólares diarios, superando los 70 millones de dólares al año”, se lee en el reporte.

 

Se destaca en el reporte de inteligencia que “el objetivo de Carrillo es simplemente posicionar a la empresa Tratamientos Químicos, C.A. como el único proveedor autorizado de productos químicos para la División de Producción Occidente de PDVSA, debido a sus conexiones e intereses con los propietarios de esa empresa”.

 

Toda esta red delincuencial, presuntamente se movía con libertad gracias a la protección que le generaba el departamento de Prevención y Control de Pérdidas, dirigida por el también detenido Adolfo Torres, quien llevaría a cabo una fuerte presión a empresas mixtas, desde su papel equivalente a la policía de PDVSA.

 

El informe de inteligencia también confirma que las investigaciones están tras la pista de ciertas colocaciones de dinero producto de activos en cuentas dentro y fuera de Venezuela, además de investigar si Carrillo y su banda responden a intereses o actúan relacionados a otros gerentes de más alta posición dentro de la estructura de PDVSA Occidente.

 

El propio Presidente Maduro ordenó investigar esta red de extorsión y negocios que operaba en la petrolera venezolana.

 

Desde hace tiempo dijo el diputado Julio Chávez, del PSUV, que se venía investigando al grupo de gerentes que finalmente fueron destituidos y encarcelados.

 

El país, según el diputado Chávez, perdió millones de dólares por los desvíos multimillonarios de combustible desde PDVSA Occidente.

 

Los directores fueron detenidos por la Inteligencia Militar y ahora es cuando comienza el proceso. Hay también bajo investigación otros personajes que serán noticia.