Salud

Entérate de los beneficios que trae la ducha fría a la salud

12 marzo, 2018 | 12:05 pm

Muchos aseguran que darse a diario una ducha de agua fría puede tener beneficios para la salud: mejorar la circulación, aliviar el estrés y aumentar la vitalidad y la lucidez mental son algunas de las ventajas que más le atribuyen a este hábito.

De momento, lo que está claro es que el agua fría, al contacto con la piel, produce un shock en el organismo: el cuerpo reacciona desencadenando una respuesta masiva al estrés, que hace que suba el ritmo cardíaco, aumente la circulación sanguínea y se libere adrenalina.

Pero también se dice que puede ayudar a tratar la depresión y la ansiedad, reparar los músculos tras el ejercicio, quemar más grasa o incluso darle un impulso al sistema inmunológico.

Un estudio holandés sobre el efecto de las duchas frías en la salud y el trabajo publicado en 2016 en la revista PLOS One halló que una ducha diaria de agua fría resultó en una reducción del 29% en la autoevaluación de enfermedad de los participantes, durante los 90 días siguientes a haber adoptado ese hábito.

Durante al menos 30 días consecutivos los individuos debían ducharse con agua fría al final de sus duchas habituales con agua caliente, durante periodos de 30, 60 o 90 segundos, de acuerdo con el subgrupo de estudio.

Los investigadores comprobaron que la duración de la ducha fría no influyó los resultados, así que afortunadamente 30 segundos son suficientes.

El efecto beneficioso más destacado por los voluntarios fue un aumento del nivel percibido de energía, que muchos comparaban con el efecto de la cafeína. De hecho, algunos siguieron dándose una ducha final con agua fría más allá del período mínimo de 30 días para el experimento.